Continúan los problemas legales de 21 Savage: no puede salir de EEUU

En febrero de este año 21 Savage vivió la peor experiencia de su vida después de ser arrestado por ser un inmigrante ilegal. A todos nos cogió por sorpresa la nacionalidad británica del artista, pero nadie dudó en apoyarlo durante su arresto de 10 días.

Después de su liberación, Savage aseguró que «Atlanta era su casa» y que «no se iba a mover de ahí sin luchar hasta el final«, pero según informan, parece que la pelea por conseguir el permiso de residencia, o la nacionalidad estadounidense, todavía se alargará más tiempo.

Los problemas de 21 Savage pueden acabar con su deportación

El tribunal que está investigando y llevando su caso todavía no ha puesto una fecha para que 21 Savage comparezca, lo que significa que seguramente el conflicto se va a alargar unos meses como poco.

Según informan, los juzgados de Atlanta están saturados de trabajo en estos momentos y que algunas personas de otros casos están recibiendo citas para declarar en 2022.

Lo cierto es que el artista ha conseguido el permiso de trabajo después de meses, por lo que de momento tiene asegurada su estancia en Estados Unidos, aunque no todo es positivo porque no podrá abandonar el país hasta que se aclare su situación.

Esto implica una gran pérdida de dinero para Savage porque no puede actuar fuera del país hasta nuevo aviso. Algo irónico si tenemos en cuenta que el artista se está jugando la deportación.

En cualquier caso, el artista está muy implicado con su comunidad y organiza eventos para mejorar la situación de las familias de su barrio. Además de condenar las políticas estadounidenses en materia de inmigración.

Pero dado que no se sabe ni la fecha del juicio, no podemos afirmar nada sobre el futuro de 21 Savage con seguridad. Solo esperamos que de momento siga teniendo ganas de luchar por su permanencia en su Atlanta natal.


Famous Dex en cambio está teniendo problemas de salud, por eso le dio un ataque epiléptico en medio de un concierto.

1 1572975040 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Así es "Terminator: Destino Oscuro": acción física y nostalgia
Anterior → "Cristal oscuro: La era de la resistencia", ¿estamos ante la obra maestra del año?