3 cómics de Iron Man para conocer mejor a Tony Stark

Más allá de sus cameos en las películas Marvel y de su imagen accesible y casi icónica, no podemos olvidar que Stan Lee era un genio. Y hay muchas razones para pensarlo, pero hoy nos referimos a lo relacionado con la creación de Tony Stark e Iron Man, concretamente.

Y lo decimos porque tras la guerra de Vietnam y con Estados Unidos y todo relacionado a los conflictos bélicos con una imagen por los suelos, Stan Lee (cuyo nombre real era Stanley Martin Lieber) quiso probar su propio talento y su propia fuerza como creador.

Y lo hizo con la presentación de un héroe que representara todo lo que la sociedad odiaba en ese momento: un hombre blanco, millonario y heredero de la mayor empresa armamentística del mundo.

ironman 360x500 - 3 cómics de Iron Man para conocer mejor a Tony Stark

Mood as fuck

 ¿Quiso Stan Lee probarse a sí mismo con la creación de Iron Man?

Y de ese modo nació Tony Stark y su alter ego Iron Man. Pero no nos engeñemos, Stan Lee fue uno de los primeros en crear un superhéroe negro, de reivindicar ciertas mejoras sociales mediante el cómic y de ser concienciado en un medio tan accesible como juvenil y potente.

De modo que creemos que lo de Stark fue más un modo de medirse a sí mismo que un símbolo conservador o belicista, aunque sólo él lo sabe y parece que el secreto se lo ha llevado a la tumba.

Sea como sea, Iron Man ha sido siempre un héroe/antihéroe fascinante entre sus problemas con el alcohol, sus disyuntivas morales y el propio traje, que en su evolución desde una bombona de butano a la nanotecnología nos ha dado aventuras fascinantes. Es por ello que hoy desde The Medizine (y más allá de sus incursiones cinematográficas) te recomendamos tres cómics de Iron Man que debes leer sí o sí.

«El diablo en la botella» (1979)

El personaje pudo renacer comercialmente (al igual que Daredevil con Frank Miller ese mismo año) gracias a este cómic. Más allá de las aventuras y el contexto, David Micheline, Bob Layton y un primerizo John Romita Jr llevaron al personaje mucho más allá dándole debilidades e inseguridades que se tradujeron en problemas con el alcohol, entre otras muchas cosas.

No sólo fueron capaces de relanzar al personaje, sino que acabaron ganando premios por la obra. Gran parte del Tony Stark que conocemos hoy se lo debemos a esta saga de finales de los setenta.

«Extremis» (2005)

De la mente (y la mano) de Warren Ellis y Adi Granov nació una de las mejores y más efectivas historias del hombre de hierro. Con una especie de reinvención del personaje, utiliza la actualización de la misma para la reconstrucción de su armadura y darle un toque actual.

Terrorismo, mafias tecnológicas y un Stark ciertamente vulnerable en una de las mejores historias del personaje. El -casi- siempre efectivo Ellis volvía a poner su nombre en un pedestal, ahora de la mano de Iron Man.

«La guerra de las armaduras» (1987)

De nuevo el tándem formado por David Micheline y Bob Layton entregaba una de las mejores historias de la vida del personaje, casi diez años después de la icónica «El diablo en botella».

Un cómic más extenso de lo normal en aquel tiempo en que se mezclan política, ciertas críticas sociales e incluso una lucha contra el Capitán América. Histórica e imprescindible.


Si te gustan los cómics, te contamos aquí por qué te flipará «Hellboy».

1 1579204851 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente La nueva colaboración de BAPE y Pusha-T está a punto de salir
Anterior → Celebramos el cumpleaños de Martin Luther King recordando su legado