3 discos imprescindibles para una tarde con Raekwon

El caso de Raekwon (nacido como Corey Woods en Brooklyn en 1970) es curioso. Se le daban tan bien los trapicheos con droga que se nos hace raro que acabara apostando finalmente por el rap, cuando el dinero ya lo tenía seguro y lo otro era como jugárselo todo a la lotería.

Su inteligencia nata, sus habilidades, el sentido común y el saber tener la boca cerrada hicieron de él un tipo respetado cuando se trataba vender la mercancía, además de estar siempre bien visto por los de arriba.

Pero por suerte supo jugar la baza correcta y hoy es un símbolo.

Miembro destacado del grupo de rap más popular de la historia y un artista con una trayectoria individual envidiable, eso por no hablar de los numerosos featurings para los que es requerido. Su estilo lineal, su habilidad para el storytelling y su conexión directa con la calle le han creado una imagen impoluta y bien merecida.

A pesar de que también ha tenido álbumes de los que casi no nos acordamos, como la mayoría de artistas de longeva trayectoria. Por ello no es de extrañar que hoy destaquemos tres discos de Raekwon, un artista tan respetado que ha trascendido su ciudad, la costa este y el mundo entero. Ha sido difícil seleccionar tres álbumes del de Brooklyn, pero lo hemos logrado.

Era complicado, porque uno destaca sobre todos y hay varios de calidad notable pero similar, pero sea como sea, aquí está el resultado. Coge tu abrigo Snow Beach de Ralph Lauren y vamos a Shaolin para una tarde con Raekwon.

‘Only Built 4 Cuban Linx’ (1995)

Raekwon adaptaba el álter ego de un mafioso italoamericano para narrarnos las historias del ghetto mejor que nadie antes. Y de camino (junto a la inestimable ayuda de Ghostface Killah) construía uno de los mejores álbumes de la historia del rap.

Un RZA en estado de gracia supo producirle algunos de los mejores beats de su vida y el resultado es tan histórico como indispensable.

‘Only Built 4 Cuban Linx…Part II’ (2009)

Tras unos años divagando entre diferentes sonidos levemente diferentes a lo que sus fans queríamos (las cosas de querer hacer caso a la industria), el de Brooklyn volvía con todo lo que esperábamos de él.

Y para hacerlo nada mejor que entregar directamente la segunda parte de su primer (y más aclamado) disco. Un álbum fantástico -cuando ya habíamos perdido la esperanza- que se mueve entre el sonido clásico del LP al que homenajea y otros más actuales pero sin perder ni aun ápice de autenticidad, honestidad, talento y calle.

‘Shaolin vs. Wu-Tang’ (2011)

Una vez Raekwon conectó de nuevo con su legión de fans en base a hacer lo que todos querían y esperaban, siguió con esa línea.

Y con canciones como ‘Silver Rings’, ‘Butter Knives’, ‘Rich and Black’ (junto a Nas) o ‘Molasses’ nos hizo saber de nuevo que status de leyenda no iba a borrarse y que aún tenía mucho que decir (y de camino nos dio una grandísima ración de rap del que empezábamos a echar en falta).


Aquí te dejamos algunas canciones de Rakim imprescindibles para los amantes del rap más puro.

1 1579969696 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Recordamos cuando "Padre de familia" se fundió con "Star Wars"
Anterior → Películas de Hitchcok para un finde lleno de suspense