3 películas que no dirías que están dirigidas por Spike Lee

Aunque hay y ha habido grandísimos directores afroamericanos en la historia de Hollywood, puede que Spike Lee sea el más conocido.

Y no es por su maravillosa habilidad tras la cámara (que la tiene), por sus actores fetiche (que los hay) ni por sus tics (tal vez hasta tiene demasiados), sino por su misión de contar la realidad de los negros en Estados Unidos desde un punto de vista crítico, sin pelos en la lengua y que remueva la mayor cantidad de conciencias posibles.

Y en ese amplio rango, Lee se ha movido como pez en el agua desde el drama, la comedia, el musical, el romance e incluso el terror, pero siempre dándonos que pensar e intentando que nos fijemos en actitudes censurables que -muy a menudo- hemos aceptado como normales.

Y es que ese racismo institucionalizado y que también impregna la mayoría de los estratos de la sociedad en USA son el leitmotiv de la mayoría de su filmografía, aunque también con gran cabida para criticar a los suyos, todo sea dicho.

Pero aunque el cineasta de Brooklyn es conocido pero una serie de temas generales que se suelen centrar en un problema concreto visto desde muchas perspectivas, su filmografía también tiene otro tipo de cine, y es asimismo sobresaliente. Aparte de los numerosos (y la mayoría de gran factura) de documentales, hay varias películas de Spike Lee en las cuales no vemos las caras ni los temas de -casi- siempre y que hoy desde The Medizine nos gustaría reseñar.

OldBoy (2013)

Aceptable e innecesario remake de la obra maestra de Park Chan-wook con unos siempre eficientes Josh Brolin, Elizabeth Olsen y Samuel L. Jackson. No hay nada malo en la cinta a ninguno de los niveles, excepto la razón propia de su existencia, y es que es un remake de una historia relativamente reciente a la que había poco que quitar y poco que poner más allá de occidentalizar las caras.

Por alguna razón, Lee fue el escogido para dirigir la cinta e hizo lo que sabe cuando se pone en plan mercenario: entregar un buen trabajo. Y poco más.

Plan oculto (2006)

Un buen thriller de encargo con un reparto estelar: Denzel Washington, Clive Owen, Jodie Foster, Willem Dafoe y Christopher Plummer, ahí es nada. Una buena película que funcionó en taquilla y en la que podemos ver algunos de los tics y manías más personales de Lee en la dirección y la edición.

Una film de atracos y policías que fue uno de los taquillazos del año y que -como toda la filmografía del neoyorkino- se sigue dejando ver. Nuevo trabajo de mercenario por parte de Lee, esta vez ejecutado aún con mayor virtuosismo.

La última noche (2002)

¿La mejor película de Spike Lee? El director se aleja completamente de sus temas habituales para ésta obra maestra sobre la redención, la aceptación, el arrepentimiento y el futuro en una película sin ningún actor negro (aparte de Rosario Dawson).

Un inolvidable Edward Norton junto al siempre magnífico Philip Seymour Hoffman (RIP) en un drama maravilloso en el que todo parece encajar a la perfección. Por si no fuese suficiente una película con casi todo virtudes, presten atención a la increíble banda sonora de Terence Blanchard. Si alguna vez dudaste del talento de Lee, ponte (o revisiona) esta película.


Spike Lee podría dirigir perfectamente una película sobre la vida de Craig Mack, porque tiene mucha tela.

1 1564520377 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Aquí tienes un adelanto de lo que serán las Air Jordan 1 "Satin Black Toe”
Anterior → GRMY apuesta por la "multiculturalidad cósmica" para este otoño-invierno