El conmovedor discurso de Al Sharpton tras la muerte de Michael Jackson

A pesar del daño que haya podido hacer a las personas más ignorantes el documental «Leaving Neverland», en que dos tipos se inventan una historia (tumbada por la justicia) sobre abusos, para la mayoría del mundo Michael Jackson es mucho más que el artista más talentoso y completo de las últimas décadas.

La manera de componer, la característica voz (que curiosamente mejoró con el cambio a la pubertad, al contrario de lo que suele ocurrir), una inmejorable, ecléctica y a la vez personal manera de bailar, un talento audiovisual a años luz del resto y una obsesión por ayudar a los más necesitados convirtieron a aquel niño de Gary (Indiana) en el tipo más admirado y querido del planeta.

Al Sharpton agradeció a Michael Jackson su increíble legado

Es por ello que cuando se le paró el corazón a Michael Jackson fue todo un shock para una grandísima parte del mundo. No solo para los fans, sino para todos los que de momento recordaron media vida disfrutando de sus canciones, sus conciertos, sus ropas y sus increíbles vídeos musicales. No había fallecido cualquier persona, se acababa de ir la fuente de inspiración de millones de artistas de todas las disciplinas en todo el mundo, y nos dábamos cuenta de que ya no había vuelta atrás.

Así que, cuando se hizo el macrofuneral en el Staples Center, cientos de miles de personas se quedaron fuera, hubo pantallas en todo el globo retransmitiendo en directo, y el mundo se paró para decir adiós al rey, pero hubo uno de los invitados a hablar que destacó por encima de todos.

Fue el reverendo Al Sharpton (Brooklyn, 1954) el que dio con la tecla emocional y consiguió transmitir lo que la mayoría tenían en sus corazones pero eran incapaces de expresar con palabras.

Y ahora, con la nitidez que da el paso del tiempo, podemos decir que no solo se trató del mejor speech de aquella triste tarde, sino de uno de los mejores discursos de la historia. Una reflexión motivacional con tanta verdad, tanta energía y tanta pasión que no podíamos sino transcribirla y hacer un artículo sobre ella. Aquí la tienen:

Hoy en el mundo entero la gente se reúne para celebrar en torno a la amor la vida de un hombre que enseñó al mundo a amar.

Algunos se preguntarán por qué este despliegue de emociones, pero para ello deben comprender el camino de Michael y entender lo que significó para tantos de nosotros. Para ello, hay que ir al principio: a la familia Jackson, un padre y una madre de clase baja con nueve hijos en Gary (Indiana) y que no tenían nada, solo sus sueños. Nadie creía en aquellos duros momentos que los sueños se hacían realidad, pero ellos siguieron creyendo, y Michael nunca dejó que el mundo lo desviara de sus propios sueños.

Conocí al pequeño Michael en 1970 en la Black Expo en Chicago (Illinois), y desde aquellos momentos como un guapo niño hasta hoy, Michael nunca renunció a sus sueños. Un sueño que cambió las culturas en el mundo, porque cuando Michael comenzó era otro mundo, pero gracias a que él siguió adelante y no aceptó que la gente le dijera sus límites, y se abrió al mundo entero. Hoy el mundo es diferente.

Michael se puso un guante, se puso sus pantalones y rompió toda la censura y todos los límites: donde no ponían vídeos musicales de negros o en las revistas que no ponían a negros en portada, tuvieron que rendirse y poner a Michael. Fue Michael Jackson el que llevó a los negros, a los blancos, a los latinos y a los asiáticos juntos. Fue Michael el que nos hizo cantar ‘We are the world’ y nos dijo que alimentáramos a los hambrientos y cuidáramos la naturaleza mucho antes de que se pusiera de moda.

El famoso discurso de Al Sharpton tras la muerte de Michael Jackson

Y continuaba:

Debido a que Michael siempre siguió su camino, creó una zona de confort en que personas que estaban separadas se sentían cómodas unas con otras al estar interconectadas con su música. Y fue ese nivel de confort en que los niños de Japón, de Ghana, de Francia, de Iowa o de Pennsylvania se sintieron cómodos unos con otros, por lo que para ellos era confortable ver a Oprah en televisión o ver a Tiger Woods jugar al golf. Esos chicos crecieron y pasaron de ser niños fans de Michael a tener cuarenta años y sentirse igualmente cómodos de votar a una persona negra como primer presidente de los Estados Unidos de América.

Michael logró eso. Michael nos hizo amarnos los unos a los otros, Michael nos enseñó a ayudarnos unos a otros. Cuando uno sube por una montaña escarpada, en algún momento te puedes dañar la rodilla, en algún momento te cortas la piel; sin embargo, Michael no se centró en las heridas, se centró en el viaje.

Michael les venció, Michael llegó a la más alta cima, él superó a los escépticos y superó a los pesimistas. Cada vez que fue derribado él conseguía levantarse, cada vez que lo dábamos por caído él volvía de regreso. Michael nunca se rindió, Michael nunca se rindió, Michael nunca se rindió.

Me gustaría agradecer a la señora Jackson y a Joe Jackson, y también a sus hermanos y hermanas. Les damos las gracias por darnos a alguien que nos enseñó a amar, alguien que nos dio esperanza. Quiero darles las gracias porque sabemos que también fue vuestro sueño.

Sabemos que su corazón está roto y sé que tienen un poco de consuelo con las cartas del presidente de los Estados Unidos o de Nelson Mandela, pero para vosotros él simplemente era vuestro hijo, él simplemente era vuestro hermano o vuestro primo. Nada va a llenar la pérdida en sus corazones, pero espero que que el amor que la gente de todo el mundo está mostrando os haga saber que su vida no fue en vano.

Para rematar con una tanda de agradecimientos esenciales:

Quiero que sus tres hijos sepan una cosa: no hubo nada extraño en vuestro padre, lo extraño fue todo con lo que vuestro padre tuvo que tratar, pero él se encargó de todo. Él se ocupó de todos modos, él se ocupó por nosotros.

De esa manera, así como muchos vinieron a decir adiós a Michael, yo vine a darle las gracias.

Gracias por que nunca se detuvo.

Gracias porque nunca se dio por vencido.

Gracias porque nunca dejó de trabajar.

Gracias porque rompiste todas nuestras barreras. Gracias porque nos diste esperanza.

Gracias, Michael. Gracias, Michael. Gracias, Michael.

Siempre recordaremos al Rey del Pop en todo lo alto, pero este tipo de homenajes ayudan a que su figura nunca se pierda en el olvido. RIP Michael Jackson.


¿Aún no has visto «Leaving Neverland»? En realidad, no hace mucha falta: te contamos aquí el listado de mentiras y contradicciones que se explican en él, para que te ahorres la angustia de tener que verlo entero.

1 1573149298 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente El Alfa "El Jefe" y Lil Pump te harán enloquecer con 'Coronao Now'
Anterior → Valoran un Iphone 7 en 50.000 dólares gracias a un vídeo de Drake