fbpx

Los mejores momentos del All-Star Weekend 2017 de la NBA

Uno de los fines de semana más esperados en el mundo deportivo ha finalizado apenas hace unas horas en Nueva Orleans, donde se celebró el All-Star Weekend de la NBA. Los mejores  jugadores de baloncesto del planeta, un buen puñado de las celebrities más famosas de Norteamérica, y montones de fans de todos los rincones del mundo formaron el cóctel, un año más, de un fin de semana que siempre deja cosas que contar.

La fiesta empezó el viernes cuando la élite de la NBA aterrizó en el estado de Louisiana. Un día que normalmente da poco de sí, pero que en esta ocasión dejó para el recuerdo momentos como la entrevista de Kyrie Irving en la que defendió firmemente su creencia de que la Tierra es plana. Más allá de eso, se disputó el partido de celebrities del que fue elegido MVP Brandon Armstrong, el célebre imitador de jugadores en las redes sociales, gracias a 22 puntos y 11 rebotes.

https://twitter.com/ESPNNBA/status/832766811095470080?ref_src=twsrc%5Etfw

Este encuentro dejó una de los momentos de la jornada. En medio del partido, los participantes se detuvieron para hacer su propia versión -algo mejorable, para qué nos vamos a engañar- del famoso Mannequin Challenge, contando también con la participación de algunos de los espectadores presentes en el pabellón.

https://youtu.be/5n2XPj2n7s4

Se cerró el primer día con el Rising Stars Challenge, el partido que junta a las mayores promesas de la liga en un encuentro en el que se enfrentan los nacidos en Estados Unidos contra los que provienen de otras partes del mundo. El equipo Resto del mundo fue el que se llevó la victoria esta vez con un marcador de 150-141, liderados por el canadiense Jamal Murray que anotó 36 puntos y repartió 11 asistencias.

Prosiguió el All-Star Weekend el sábado con la noche de los concursos, que este año venía cargada de ciertas expectativas por la gran edición que se vivió en 2016. Empezó la jornada con el concurso de habilidades, que tuvo un ganador de lo más inesperado: Kristaps Porzingis. Con su 2,21 metros de altura se impuso a los otros siete participantes entre los que se encontraban estrellas como Isaiah Thomas, base de los Boston Celtics, o Gordon Hayward, alero de Utah Jazz.

La noche de los retos en el All-Star Weekend también aguardó uno para el dos veces MVP Stephen Curry. En concreto, su desafío consintió en intentar meter un triple desde el centro del campo que tendría como premio la donación de 500,000 dólares a la fundación Sager Strong para ayudar en su lucha contra el cáncer. Sin embargo, Curry no estuvo inspirado y no pudo meter el lanzamiento a pesar de tener hasta nueve intentos, lo que provocó ciertas burlas en las redes sociales entre los menos fans del base de Golden State.

No obstante, el dinero sí acabó llegando a la fundación, pues el hijo del fallecido periodista Craig Sager -en honor a quien está creada- metió la canasta en lugar de Curry gracias a la ayuda de Shaquille O’Neal.

Lo siguiente fue el concurso de triples, donde también se vivió otra sorpresa, pues el gran favorito y ganador en 2016 Klay Thompson perdió en la primera ronda. Quien acabó llevándose la victoria fue Eric Gordon, escolta de Houston Rockets y jugador con mayor acierto en lanzamiento de tres este año en la liga, tras ganar a Kyrie Irving en la final por 21 a 18 triples anotados.

Llegaba el momento más esperado, el turno del concurso de mates. Las expectativas de los aficionados estaban por las nubes tras vivir en el All-Star Weekend de 2016 una de las mejores ediciones de la historia del concurso, y eso hizo que la noche acabara con cierto sabor de amargura por el discreto nivel de esta ocasión. El campeón del año pasado Zach Lavine, lesionado con una rotura del ligamento cruzado anterior, no pudo defender su título. Y el que fue el otro gran foco de atención en 2016, Eric Gordon, fue eliminado en la primera ronda del concurso después de tres intentos de mate fallidos. Así, Glen Robinson III de Indiana Pacers -a la postre, ganador– y Derrick Jones Jr de Phoenix Suns se disputaron la final de un torneo en el que, a pesar de que se vio algún mate de buen nivel, dejó la sensación de que tendría que haber dado mucho más de sí.

https://twitter.com/ESPNNBA/status/833156317678166016

El plato fuerte, como siempre, llegó el domingo con el All-Star Game. Los mejores jugadores del planeta representando a su respectiva Conferencia en un partido sin igual. En esta ocasión los ojos estaban puestos sobre Russell Westbrook que aspiraba a conseguir su tercer premio consecutivo como MVP de este partido, pero fue Anthony Davis el que se convirtió en gran protagonista de la noche. El interior de los Pelicans, equipo local, anotó hasta 52 puntos pulverizando el récord de anotación en el All-Star que poseía Wilt Chamberlain con 42 puntos anotados en el año 1962. La victoria, cómo no, se la apuntó el Oeste con un 192-182 que dejó a Davis pletórico al acabar y recibir su premio como mejor jugador del encuentro.

Nunca he tenido una noche como esta, sobre todo en mi propia cancha donde salgo tantas veces a jugar. La próxima intentaré batir el récord de los 100 puntos.

El show del descanso esta vez corrió a cargo de John Legend, cuya música congenió a la perfección con la ciudad de Nueva Orleans. El diez veces galardonado en los Grammys cantó su canción más exitosa ‘All of Me’, junto a otros temas como ‘Glory’, ‘Start a Fire’, ‘Tonight (Best You Ever Had)’, ‘Love Now’, ‘Green Light’ e incluso se atrevió con su primer single ‘Used to Love U’.

Estos fueron los momentos más destacados de un All-Star Weekend que bien dejó algunas historias que recordaremos durante un tiempo. Esperamos que la edición de 2018, que se celebrará en Los Ángeles, sea igual o mejor que la que acabamos de dejar atrás.

1487600063 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente One Path vuelve para ponerle la 'Guinda' al pastel en su último vídeo
Anterior → 'Bang' es el nuevo disparo de BLOCKA con Smoke City