Un hombre armado asalta un banco exigiendo droga a cambio de liberar rehenes

Por un día, España se ha convertido en el escenario de la clásica película ‘Tarde de Perros’, que protagonizó Al Pacino, y en la que un atraco deriva en una serie de sucesos, a cada cual más lamentable. El pasado 8 de marzo un hombre armado, identificado como Pablo P. G., entró en una sucursal de Gijón llegando a tomar rehenes y a encañonar a los dos primeros policías que hicieron acto de presencia en el banco.

El protagonista de esta historia salió de prisión en enero de 2016, peso no parece haberse redimido de sus errores y ha vuelto a intentar hacerse con un preciado botín. Tras retener a cinco empleados y cuatro clientes -y producirse los primeros disparos de su arma simulada con detonación, pese a que esto lo desconocían los agentes- el negociador entró en acción y descubrió que lo que Pablo exigía era droga. Olé.

El atracador ya portaba hasta 6.000€ que había sustraído del mostrador e impuso como regla prioritaria el suministro de heroína y cocaína, además de agua y tabaco, para poder negociar. Según informan algunos medios, la policía procedió a falsear un paquete que posteriormente intercambió con él a cambio de la liberación de los rehenes. Cuando este procedió a agacharse para recoger el bulto que simulaba la droga, los agentes se abalanzaron sobre él para esposarlo.

Para alegría de todos, ninguna persona resultó herida durante el accidente, y ahora Pablo P.G. pasará a disposición del juzgado, quien decidirá la condena que se le debe aplicar por este curioso atraco.

Compartir
Tweet
Comentarios