Cierran oficialmente el caso de la pelea de A$AP Rocky en Suecia

A principios del mes de julio nos enteramos de que A$AP Rocky había tenido una brutal pelea callejera en Suecia. Este altercado desencadenó el encarcelamiento del artista, que terminó pasando 1 mes en prisión, igual que sus guardaespaldas.

El apoyo de sus compañeros de profesión, fans e incluso de Donald Trump consiguieron que Rocky y su equipo pudiera volver a Estados Unidos después de que se celebrara el juicio por la pelea, pero el veredicto del juez no gustó al artista, así que pensamos que el asunto tardaría más en acabar.

La Fiscalía no va a apelar la sentencia de A$AP Rocky

Aunque él defendió su inocencia en todo momento, asegurar que «todo lo había hecho en defensa propia» no fue suficiente para salir airoso del conflicto. El jurado decidió declarar culpable de asalto a A$AP pero bajo una condena condicional de dos años.

De esta forma, el artista estaría 2 años bajo la atenta mirada de la justicia sueca y tendría que pagar por daños y perjuicios a la víctima, siempre y cuando no se apelara la sentencia.

Acepté la evaluación de la evidencia realizada por el Tribunal de Distrito, en la medida en que no se ha probado el uso de botellas enteras o rotas durante el asalto. Después de la debida consideración, he decidido no apelar el veredicto.

Según informan, la BBC ha difundido un comunicado en el que se detalla la decisión del fiscal Daniel Sunesonde de no apelar los cargos a A$AP Rocky, lo que significa que la sentencia ya es firme y no habrá cambios en el caso, que se da por finalizado.

Por fin A$AP Rocky podrá dormir tranquilo y continuar con su exitosa carrera. Eso sí, tendrá que portarse bien y no meterse en líos, al menos en los próximos 24 meses.


Meek Mill también está de celebración porque  la batalla legal que lo ha tenido luchando 10 años ha finalizado.

1 1567087207 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Pusha T publica 'Coming Home', su último single con Lauryn Hill
Anterior → La hija de Lil Wayne revoluciona el DMX Challenge con sus looks