fbpx

Cómo enfrentar a tus demonios con música: hablamos con Binnie

A veces pasa que nos acostumbramos tanto a los delirios y excentricidades que vemos de los artistas a través de la pantalla, que parece que al público se le olvida un poco que también son personas.

Si bien es cierto que lo normal es juzgar a los artistas por su obra, acercarse a su vida e intereses personales siempre ayuda a hacerse una imagen mental más nítida sobre los mismos. Sucede igual con grandes como JAY-Z que con artistas incipientes como Binnie: siempre es interesante escuchar lo que tienen que decir más allá de lo que se refleja en sus letras.

Conociendo a Binnie un poco más a fondo

Si buscáis una entrevista que profundice en la cabeza de JAY-Z, debéis echarle un ojo a su aparición en el programa de David Letterman; mientras tanto, nosotros nos hemos sentado un rato a hablar con el talento emergente de Galicia buscando comprender todo aquello que lo conforma como un artista con mucho potencial.

Es curioso preguntarle a un músico cuál es su primer recuerdo relacionado con este arte, porque las respuestas pueden venir de cualquier lado. El caso de Binnie es enternecedor y potentísimo, ciertamente:

Mi primer recuerdo musical es sin duda alguna la canción de Dragon Ball. Me recuerdo de pequeño cantando la intro, a todas horas; desayuno, colegio, coche, casa. Siempre quise ser como Goku.

Binnie se ha bañado en las influencias de muchos artistas, desde PNL a Rapsusklei, pero cuando le preguntamos sobre sus referentes nos dejaba claro ese pequeño matiz que existe entre adorardisfrutar la música de alguien:

Adoré a muchos artistas en su momento, Rapsusklei, Alborosie, Lauryn Hill, Lechowsky, PNL… Pero al final te das cuenta de que tienes que disfrutar de su música, no adorarla, que es un punto de vista, no una verdad absoluta y que las personas tenemos que buscar referentes en las personas que queremos, no en los artistas. Por muy bien que hagan las cosas, es un papel.

Está claro que uno no tiene la misma perspectiva de la música y la industria que la rodea conforme más va buceando en ella. No solo en lo que respecta a la visión personal sobre este arte y todo lo que conlleva, también en la manera en que uno afronta su carrera:

Diría que empecé a tomarme la música totalmente en serio en el momento en que me dejó de dar vergüenza decir que soy artista. Ese es el punto crucial para todos creo, cuando empiezas a valorar y a respetar lo que haces, cuando empiezas a transmitir y ves que la gente responde. Para mí, al menos, fue así. Mi mayor y única ambición respecto a esto es poder hacer lo que quiero, cuando quiero (siempre musicalmente hablando), y creo que realmente ya lo tengo.

La meta del dinero parece bonita, es el atractivo quizá de todo esto, pero realmente quien ha tenido independencia y ha llevado las cosas como ha querido es quien se ha mantenido en el futuro, porque se gana de una manera real a la gente.

Binnie desgrana ‘La música de Erich Zann’

Los últimos meses le hemos seguido la pista a este gallego con pasión por lo que hace, y es que ha presentado diversos singles que demuestran su gran versatilidad. Le enfrentamos a la complicada pregunta de definirle el disco a alguien que no lo ha escuchado todavía:

Este trabajo puede ser como interrogarme durante todo un día. Si escuchas el disco con atención, al final sabrás tanto de mí como yo mismo. Aunque también puede montarse cada uno su película y simplemente escuchar trap.

Ante un proyecto así y con un título tan curioso, es normal que surja la pregunta inevitable: ¿qué inspiración hay detrás de la obra?

Me inspiró un relato de H.P Lovecraft, que tiene el mismo título. Erich Zann (y aquí viene el spoiler) es un violinista que se ve obligado a tocar noche tras noche para que no le lleven los demonios. Yo analice los míos, les hice canciones y las grabé para mantenerlos a raya, después lo subí a Internet.

Y ojo a esto último, porque frente a la oleada de música medio vacía que no para de golpear los últimos años, encontrar nuevos artistas que usen sus creaciones como propia terapia para analizarse y comprenderse mejor, es un paso hacia una escena más consciente y comprometida con el mundo y consigo misma.

Como le pasa a cualquier músico, a Binnie le implica un mínimo esfuerzo discernir por cuál de todos sus temas siente predilección, pero finalmente consigue darnos una respuesta:

Escogería ‘Me Llama el Mejor’. Porque es un temazo y porque es el primer tema que escribí cuando decidí que quería tomarme esto en serio. Para mí fue como un: «Mamá quiero ser artista», además de que a raíz de ese tema tomé contacto con mucha gente con la que sigo trabajando hoy en día.

Sobre la inspiración y el futuro de Binnie

Para cualquier artista nacido en la era digital, es más que normal acompañar los lanzamientos musicales de material visual. Más que nada, porque parece que sino es imposible llamar la atención de las masas.

El caso de Binnie es el de alguien que tiene esto muy claro, y se nota por el cuidado que le pone a sus clips y todo el trabajo que hay detrás de cada uno de ellos. Pero, ¿de dónde surgen todas esas ideas?

De las canciones. Sin duda alguna. Si hay una imagen que se puede mostrar es porque hay una frase que lo requiere y yo muchas veces estoy escribiendo una canción pensando ya en las imágenes que me gustaría que la acompañaran. Obviamente muchas personas me ayudan a pulir
detalles, encajar las piezas o a bajarme de la moto, pero el hecho es que sin canción, no hay videoclip y que este mismo no deja de ser un
vehículo para hacer llegar el mensaje del tema.

Pasión, esfuerzo y una visión clara para seguir remando hacia sus sueños de forma incansable. Por lo menos, nos queda claro que los está cumpliendo, porque tiene todo el foco puesto en superarse día a día como músico.

Nos cuenta que no tiene en mente ahora mismo ninguna colaboración, pero le encantaría trabajar con muchos artistas:

Me gusta hacer música y disfruto con todo el proceso de lo que es hacer una canción, así que en cierto modo sería capaz de colaborar con cualquier otro artista, siempre y cuando haya respeto mutuo de por medio.

Las claves son el talento y la constancia, y tener un plan de ataque listo. Binnie sabe lo que hará este 2020:

Este año música. Música buena, música real, independiente, para la gente, que haga pensar, bien alta y con dos hielos…

Se vienen buenos tiempos para la escena siempre que tengamos artistas dispuestos a sacar lo mejor de sí. Es todo un alivio.


En otro orden de cosas nada tranquilizadoras, el padrastro de Swae Lee y Slim Jxmmy de Rae Sremmurd ha muerto en un tiroteo.

1 1578504703 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Young Dolph se decanta por los efectos especiales en el vídeo de 'Juicy'
Anterior → ¿Cuándo van a salir al mercado las nuevas Air Jordan 6 "DPM"?