Así vivimos la Final Internacional de la Red Bull Batalla de los Gallos

Ayer en Madrid pudimos vivir uno de los eventos del año en lo que a hip hop se refiere. Después de diez años, la Final Internacional de la Red Bull Batalla de los Gallos volvía a la capital de España, aunque ahora lo hacía con un nivel mucho mayor y en un entorno mucho más grande, el Wizink Center.

Unas 17.000 almas abarrotaban el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, 17.000 almas que vieron cómo su representante, Bnet, se hacía con el cinturón. En contra de la mayoría de los pronósticos que auguraban que el mexicano Aczino se convertiría en el primer bicampeón internacional en la historia de la competición.

Pero entrados en competición da, igual los favoritos, dan igual los palmarés y dan igual los nombres: esto son batallas de gallos y aquí la mayoría de las veces, como ocurrió anoche, solo gana el rap.

Un resumen de la Final de la Red Bull Batalla de los Gallos

La emoción empezó antes incluso de que diese inicio el evento, con el sorteo, en el que Wos, que llegaba como vigente campeón, elegía al que había sido su rival en la final del año anterior -Aczino-.

Por lo que tuvimos así la reedición de la última final en primera ronda, que acabó con el argentino fuera en octavos. Algo por lo que desde The Medizine le pudimos preguntar en rueda de prensa:

No me arrepiento de haberle cogido, si no le hubiera cogido en la primera me hubiera tenido que enfrentar a él más adelante.

Esa fue la gran sorpresa de la primera ronda, la única aparte de la derrota del peruano Jaze, a manos de SNK, que para muchos fue la gran revelación de la noche.

Resaltar también la batalla de Jokker y Litzen, que fue uno de los mejores enfrentamientos de octavos con ambos contestándose continuamente con temática futbolera.

Llegaron los cuartos, y aquí se comenzaban a ver más duelos interesantes.

Quizá el que más esperaba la gente era el de Aczino contra Trueno, ya que ambos habían sido los freestylers que más cariño habían recibido por parte del Wizink. Fue el mexicano quien se llevó el gato al agua, acabando con la representación argentina en dos rondas.

Por su parte, el costarricense SNK acabó con el nacional Zasko, en una decisión que fue criticada por algunos de los asistentes, aunque ambos dieron un gran nivel. Bnet acabó con Yartzi, que había sido uno de los mejores en octavos, y el colombiano Valles-T hizo de Batman dejando en cuartos a Jokker.

La semifinales se presentaban con un Bnet vs SNK por un lado y un Aczino vs Valles-T por el otro. En la primera de las batallas, se avecinaba otra exhibición de habilidades en lugar de un punchline tras otro, y así fue, al menos en la ronda de palabras, donde vimos al español muy suelto.

Sin embargo, en la ronda con objetos todo cambió: el madrileño tiró abajo el recinto con dos rimas usando la peluca y el teléfono que le salieron en el cajón, ganándose así Bnet un pase a la final que nadie discutió.

Donde sí hubo más polémica fue en la batalla de la segunda semifinal. Y es que fuimos todos los que sentimos que el colombiano Valles-T fue mejor en las dos rondas, pero le dieron una réplica contra el gran favorito. Sin embargo todos volvimos a sentir que fue mejor en esta fase, pero el jurado dio una segunda réplica, lo que desató los pitos y abucheos de todo el Wizink. Al final, el colombiano pudo con todo eso y se hizo con un hueco en la final.

Tenemos que hablar de Valles-T

Si hay alguien que se ganó el cariño del público anoche a base de rimas ese fue Valles-T. Su estilo cómico y sus punchlines provocaron que le gritasen cada vez más. Y es que tenemos que hablar del colombiano, porque fue de lo mejor de la noche sin duda. A excepción de la final, fue el mejor en todos sus enfrentamientos. Y no es la primera vez que esto es así: son dos años en los que está dando un nivel a la altura de los más grandes del freestyle.

Pese a demostrar un nivel sublime, se encontró con un Bnet crecidísimo al que incluso le sacó una réplica. Ambos nos dieron una final épica, que difícilmente olvidaremos los 17 mil que estuvimos allí anoche.

Ganó Bnet, ganó el rap

No fue el rapero más aplaudido, no fue el mejor en las rondas anteriores, ni siquiera se había clasificado, fue como invitado tras dos bajas por problemas de visado, pero supo sacar su todo potencial en el momento idóneo.

Y es que el madrileño Bnet nos dio toda una cátedra de habilidades en el micro, jugó con las palabras con las métricas y con su rival. Su estilo calmado, prefiriendo las métricas elaboradas al punch -que muchos decían que no era acorde al formato de Red Bull- y su tranquilidad en el escenario, le sirvieron para demostrar que, al contrario de lo que se venía viendo, no todo es presencia y frases agresivas, sino que se pueden hacer frases complejas y estructuras cuidadas y llevarse el título.

Por todo esto anoche Bnet, de nuevo, vino como reserva y se fueron como campeones. Él y el rap.


Seguro que has oído el nombre de Lil Baby mil veces, ¿pero sabes quién es realmente?

1 1575213978 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente 3 películas ideales para un finde lleno de testosterona
Anterior → #LoMejorDeLaSemana: The Weeknd vuelve a brillar con luz propia