Boosie Badazz se enfrenta a dos delitos por posesión de drogas

En el mes de abril nos enteramos de que la policía había registrado a Boosie Badazz después de conducir de forma algo temeraria y casi chocar contra otro coche, percance que pasó a segundo plano en el momento en el que los agentes encontraron 20.000 dólares en efectivo, marihuana y un arma, entre otras cosas.

Ante tal descubrimiento, los cuerpos de seguridad de Georgia arrestaron a Boosie y la persona que lo acompañaba por la posesión de aproximadamente 11 gramos de «hierba», una pistola de 9 mm cargada, una pipa con THC y la gran cantidad de dinero en metálico que hemos mencionado anteriormente.

Boosie Badazz podría enfrentarse a una pena de cárcel

Cuatro meses después de este suceso, la justicia del Estado de Georgia se ha pronunciado sobre lo ocurrido y ha decidido imputar al artista y a su compañero con dos delitos relacionados con la posesión de drogas, ya que se ha descartado incluir la posesión de armas en este asunto.

Puede que de primeras pueda parecer un asunto sin mayor importancia, pero lo cierto es que Boosie Badazz ya ha estado en prisión anteriormente. Lil Boosie estuvo 5 años en la cárcel en Louisiana también por cargos relacionados con las drogas, así que esta nueva imputación oscurece el futuro del artista una vez más.

Cuando se resuelva el caso, si él y su colega son finalmente declarados culpables, podrían enfrentarse a una condena de un año en prisión. Según informan, todo dependerá de la cantidad exacta de droga que les sustrajeran en ese inesperado y fortuito registro que acabó de la peor forma posible.

Veremos en qué termina esta historia que comenzó por temas de conducción y que ha desencadenado un problema bastante grave para Boosie Badazz.


A$AP Rocky tampoco está pasando su mejor momento, ya que la sentencia de la justicia sueca no ha sido de su agrado.

1 1566142570 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Snoop Dogg habla sobre cómo es envejecer en el mundo del hip hop
Anterior → #LoMejorDeLaSemana: Swae Lee llega tarde, pero llega