¿Y si «CB4» fuera el verdadero primer biopic de N.W.A.?

En 1993 el rap era ya un género completamente asentado en la sociedad estadounidense y en gran parte del mundo y eso comenzó a dar lugar a la creación de películas que lo tomaban como base para sus guiones.

Del mismo modo, Chris Rock era ya una estrella instaurada en el star-system y probablemente el cómico negro con mayor futuro de la industria, con apariciones en Saturday Night Live (junto a otros comediantes como Adam Sandler) e incluso había aparecido en películas como la genial «New Jack Swing».

(Nota: este vídeo es de una época posterior a la que nos referimos aquí, pero es genial anyway).

Una comedia hilarante

Con un respeto como cómico ya conseguido y con la autoconfianza que ello le generaba, Chris Rock escribió el guión de «CB4» y no pudo estar más acertado.

Rock (con un pie en la calle y otro en Hollywood) supo aprovechar todas las características y las posibilidades que el gangsta rap (el género de moda en aquella época) para crear una historia hilarante entre violencia, comportamientos ghetto, obsesión por el oro, el camino al éxito… Y todo ello claramente inspirado (aunque nunca de modo oficial) en la banda más peligrosa de aquel momento: N.W.A..

Protagonizada -entre otros- por el propio Rock, la película narra el día a día en la vida de los miembros del grupo de gangsta rap más peligroso y deslenguado del mundo.

Entre armas, lenguaje explícito y una vida completamente desordenada acabarán llamando (para mal) la atención del alcalde de la ciudad, que intentará hacerles la vida un poco más difícil.

«CB4» recrea los tics del género gangsta en una comedia hilarante

La película funciona perfectamente como comedia puesto que es ampliamente conocedora de la historia y los detalles de aquello que narra.

Y es que todas las polémicas que rodearon a N.W.A. (y muchos otros grupos y Mcs gangsta de la época) son aquí aprovechadas para contar una historia divertidísima, llena de tics y claramente inspirada en situaciones reales.

Y es que aquellos más old school recordarán muchas de las cuestiones (aquí en clave de parodia) que eran habituales en el boom del gangsta rap, una época creativa y muy real pero también con unos protagonistas absolutamente desatados.

Una parodia del gangsta pero que dispara indirectas (muy directas) para todos, del rap concienciado a los artistas comerciales, «CB4» tiene para todos y es ahí en donde radica su éxito.

Un film hilarante por sí mismo pero cuya diversión se amplifica completamente si eres fan del rap de la primera mitad de los 90s y de los comediantes negros, especialmente del más fresco y deslenguado: Chris Rock.

La cinta es hija de su tiempo y esa distancia la hace aún más divertida, y es que a día de hoy casi parece una versión humorística de «Straight Outta Compton», ese biopic tardío de N.W.A..

Ice Cube, Eazy-E o Ice-T tienen sus cameos en el film y es que, a pesar de ser una producción de humor de sal gorda, todo parece cuadrar y estar en su sitio, quizás por eso aguanta el paso del tiempo.

Todo está hecho con mimo, con conocimiento de causa y lo más importante: no da lugar al aburrimiento.

Ice Cube, Eazy-E o Ice-T tienen cameos en el film

Si ya viste este clásico llamado «CB4» (que, by the way, corresponde a las siglas de: «Cell Block Four»/»Celda Bloque 4»), nunca está de más revisitarlo y echar unas risas recordando una época que quizás no ha quedado tan lejos (recuerden hace poco la muerte de Nipssey Hussle) aunque estética y musicalmente sí lo parezca.

Si nunca la has visto, estás de enhorabuena, y es que aparte de ser una película divertida es una radiografía de un momento específico de la historia del rap.

Y aparte, ¿cuándo ha estado de más reírse con Chris Rock?

chris rock oscars - ¿Y si "CB4" fuera el verdadero primer biopic de N.W.A.?


Da igual si antes o después de ponerte a ver «CB4», ¿a qué esperas para echarle un ojo al primer programa de TheMedizineTV?

1 1558297165 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Meek Mill declara que está tramando algo importante con Eminem y JAY-Z
Anterior → #LoMejorDeLaSemana: DJ Khaled aterriza con fuerza en la playlist