fbpx

¿Por qué tanto hype por la película de Ol’ Dirty Bastard?

Cuando hablamos de los legendarios Wu-Tang Clan (algo así como los Rolling Stones del hip hop) una cosa queda clara: el miembro de la banda que vivió más al límite fue Ol’ Dirty Bastard, cuyo nombre real es Russell Tyrone Jones. No en vano, es el único miembro del clan que falleció mientras el resto siguen vivos, coleando y bastante activos en actividades que van desde la música al cine o la moda.

ODB fue uno de esos tipos en los que la expresión “talento nato” cobra su máximo significado: una persona sin formación, sin grandes hábitos culturales (por no decir ninguno) y que sin embargo era una esponja natural que absorbía de modo ecléctico no sólo lo mejor de muchos de sus compañeros del gremio, sino también de otros géneros como el soul o el cine blaixploitation.

Si concebimos a Wu-Tang Clan Como un grupo que funciona por muchas cosas (sobre todo por la creación de un sonido propio absolutamente definido y revolucionario), una de las principales cuestiones son los diferentes estilos y personalidades de sus integrantes, cada uno una especie de universo propio, estilo de rapear y de construir narrativas. Y aún asi, Ol’ Dirty Bastard destacaba por ser el más personal, alocado e imprevisible miembro, y el que musical y estéticamente más se salía de las lineas que mentalmente asociamos al clan, con permiso de ese genio llamado Dennis Coles aka Ghostface Killah.

La vida de Ol’ Dirty Bastard llegará a la gran pantalla

Y volviendo a la vida de ODB, podemos decir que da para una película y para toda una serie con cinco temporadas: tiroteos, la liada en los Grammy con su famosa frase “Wu-tang is for the children” cuando otros artistas se llevaron el galardón (Kanye no fue pionero en esto), invitado a irse de un hotel en Alemania por tomar el sol desnudo, fuga de las autoridades por evasión de impuestos y un larguísimo etcétera.

De esa manera, no es de extrañar que en Columbia Pictures (Sony) hayan visto el filón sabiendo el éxito de películas como “Straight Outta Compton” -al fin y al cabo Wu-Tang Clan es un grupo con mucho mayor impacto, seguimiento y fans que NWA (banda a la que no quitamos ningún mérito, ojo)- y hayan decidido hacerse con los derechos de su biografía.

Aún no se sabe director, guionista, ni los interpretes de la cinta, pero sin duda -obviamente si hacen bien el trabajo- será un caramelíto para este icono del género, muerto por sobredosis (aunque los otros miembros del clan lo negaron en su día) en 2004. Un tipo con un talento natural tan grande como excéntrico: era capaz de acompañar a sus hijos en limousina a recoger los cupones de comida de la beneficiencia. Al igual que muchos otros talentos de la música (y su carrera está llena de hitazos como ‘Brooklyn Zoo’, ‘Shimmy Shimmy Ya’ o ‘Got Your Money’) fue incapaz de tener una vida medianamente ordenada, lo que acabó llevándoselo por delante.

Sin duda estaremos expectantes al resto de datos que se vayan sabiendo sobre esta producción, llevada a cabo por una de las mayores productoras del mundo, lo que -aún no siendo seguro de nada- nos hace estar un poco relajados en cuanto a los profesionales elegidos, casting y el resto del grupo que se encargará del proyecto. Dicen que los artistas nunca mueren porque quedan en la mente y los corazones de la gente y ODB quedará también en nuestras retinas en forma de largometraje. A esperar.


Quien también llegará a la gran pantalla es Lil Yachty, que será uno de los protas de ‘How High 2’.

1 1538956712 1519776000
Compartir
Tweet