Tres comedias de zombies para que te pegues un maratón de muerte

Desde que George A. Romero reinventara y revolucionara la mitología y las películas de zombies en 1968 con la ya icónica «La noche de los muertos vivientes», el (sub)género nunca ha dejado de estar de moda.

Cientos de filmes, libros, cómics y series han salido desde entonces, cuyo segundo boom que acabó de establecerlo casi como una obsesión fue muy seguramente «The Walking Dead», primero con el genial cómic y segundo con la aceptable serie.

Y como todo subgénero que se precie (el género sería el terror), una vez establecido en todos los formatos de entretenimiento posibles, comienzan las variantes, porque se sabe que el público va a aceptarlas (lo que garantiza su éxito económico) y porque es el único modo que de que no muera por saturación.

Es de ahí de donde nacen las comedias zombies, y es que si se ha hecho humor, incluso del subgénero de exorcismos, ¿por qué no se iba a hacer con el de muertos que vuelven a la vida?

La cosa es que, vistas la mayoría de producciones que existen en un nicho tan concreto (que tampoco son muchas, dicho sea de paso), hemos de decir que funcionan a la perfección.

Muertos vivientes, violencia desmedida justificada, gore, metáforas y paralelismos con nuestra sociedad y cachondeo: parece que nada puede salir mal. Y es por ello que rescatar algunas de las cintas más destacadas del humor zombie puede arreglarte un fin de semana de lluvia -o de resaca, your call-, y aquí te dejamos con tres que no van a decepcionarte.

«Bienvenidos a Zombieland» (Ruben Fleischer, 2009)

Una comedia con un reparto hipercarismático y una química brutal que, por si fuese poco, incluye una apoteósica aparición estelar en su segundo tercio.

Una especie de road movie con zombies y risas que incluye además todo un listado de puntos clave para sobrevivir en el caso de que los muertos se levantaran de las tumbas. Todo funciona en este filme, aunque lo mejor: Woody Harrelson.

«Zombies Party» (Edgar Wright, 2004)

Edgar Wright y Simon Pegg pasarían a ser conocidos en todo el mundo por culpa (en gran parte) de esta película.

Las relaciones de pareja, amistades, la hipocresía, la zona de confort y las rutinas y comodidades en una comedia con zombies inferior a «Bienvenidos a Zombieland» pero muy notable.

La cinta es una comedia de zombies pura y dura pero juega con muchas más cosas que se agradecen, y el tándem director-Pegg sigue siendo una apuesta segura.

«Juan de los muertos» (Alejandro Brugués, 2011)

Imagínate que el Apocalipsis zombie llega a La Habana y uno de sus ciudadanos (algo habitual en la capital cubana) decide hacer un negocio de ello: «Juan de los muertos, matamos a sus seres queridos» y previo pago acaba con cualquier muerto viviente que te moleste.

Con esta premisa veremos cómo nuestros protagonistas destruyen muertos vivientes por toda La Habana vieja entre gags, críticas al bloqueo económico estadounidense, al gobierno de la isla y se ríe de la propia sociedad cubana y sus ritos y costumbres.

Todo un soplo de aire fresco y la mayor prueba de que los zombies son un género revolucionario.


Lo que también es de película es el último clip de Rick Ross con Swizz Beatz. Míralo aquí.

1 1564688870 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente #TBT90s: "J's & Baggies" y cuando el dinero lo controla todo
Anterior → Soto Asa pone el club patas arriba en el clip de 'Dolce'