Siempre es un buen momento para leer los cómics de «Hellboy»

La concepción que se tenía de los cómics y de sus lectores ha cambiado diametralmente en la última década.

Si (en Europa, no así en Estados Unidos) solíamos pensar que las personas que seguían estas historias en viñetas eran nerds poco populares y no muy integrados socialmente, al cambiar completamente el valor que le damos a los cómics e historias gráficas y el apoyo de series como «The Big Bang Theory» lo han convertido en todo lo contrario: algo mainstream.

nerd - Siempre es un buen momento para leer los cómics de "Hellboy"

Y era cuestión de tiempo: artistas y autores de la talla de Jack Kirby, Will Eisner, Alan Moore, Frank Miller, Jim Lee, Neal Adams, John Romita JR, Todd McFarlane, Tim Sale, John Byrne, Brian Michael Bendis, Roger Stern o Walter Simonson acabaron siendo descubiertos por el mundo en general (más allá de fans del género), y de momento todo el globo leía cómics o al menos conocía a gran parte de los personajes más populares y sus historias.

Tampoco ha venido mal que el plan más ambicioso de la historia del cine (ya saben, un sinfín de películas que acaban formando y completando una sola historia) venga de parte de Marvel; la editorial de cómics más popular.

Los cómics han pasado a ser algo popular y mainstream

Dicho esto, seleccionar un solo personaje destacable es tan injusto como limitado, pero por algo hay que empezar.

Y de esa manera, hoy nos gustaría hablar sobre un (anti) héroe cuyas historias son tan ricas en matices como carismáticos sus personajes y entretenidas sus fábulas (llamarlas sólo aventuras sería infravaloraras): hablamos de «Hellboy». Personaje que conoceréis por sus exitosas películas (al menos las dos primeras, dirigidas por Guillermo del Toro) y por -espero- alguno de sus libros más conocidos.

El personaje fue creado por Mike Mignola de manera casual en una Comic-Con y acabó gustando tanto que terminó con su propia serie de cómics, por cierto que fue rechazado nada más y nada menos que por la gigante DC Comics.

Y la historia (muy a grandes rasgos) cuenta como tras una invocación fallida en la tierra por los nazis, un bebé demonio acabó saliendo del portal que habían abierto y encontrado por soldados norteamericanos. Tras el hallazgo, fue criado por el asesor paranormal del gobierno Trevor Bruttenholm y acabó convirtiéndose en un adulto conocido como Hellboy y trabajando para la B.P.R.D. (Agencia de investigación y defensa paranormal) junto a otros personajes curiosos similares.

Pero lo importante y lo interesante de «Hellboy» no es el qué (que también) sino el cómo. Los cómics del personaje (y las historias satélites) son una mezcla ecléctica de religión, sucesos paranormales, mitología, Lovecraft, el pulp, costumbres locales y folclore de todo el mundo y eso es lo que lo hace fascinante, adictivo y ha conseguido millones de fans de todo el mundo.

En cada cómic (mayor o menor), Hellboy va conociendo más historias terroríficas e interesantísimas mientras conoce más sobre su propia historia y orígenes junto a sus compañeros «Abe» Sapien, «Liz» Sherman, Johann Krauss o «Lobster» Johnson entre muchos otros.

Una amalgama de influencias lo convierten en un cómic fascinante

Otra de las cuestiones geniales acerca de la serie de cómics de Mignola es el característico dibujo. Los espacios, las sombras, los detalles, los colores utilizados (y la falta de ellos), las imágenes abstractas… El artista californiano coge lo mejor de muchos de los dibujantes clásicos y lo reinventa, dando lugar a que el estilo de «Hellboy» sea tan personal como híper reconocible.

Las historias del personaje son cautivadoras y suponemos que conoces al menos las más populares, pero si no es así te recomendamos «Semilla de destrucción», «Despierta al demonio», «Los lobos de San Augusto», «La llamada de la oscuridad» o «La novia del infierno», aunque todo lo publicado del personaje se mueve entre la obra maestra y el notable alto, todo sea dicho.

Y si ya eres fan del personaje no podemos sino decirte que eches una partida a «Hellboy: el juego de tablero», recién editado en español: las mismas aventuras de los primeros cómics en primera persona. Acerquémonos al demonio.


Si pasas de los cómics y prefieres una buena película, te dejamos aquí nuestras razones para ver «New Jack City». Te flipará.

1 1567273022 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente "Sextillizos": la última ¿película? de Marlon Wayans y Netflix
Anterior → Nike y Supreme presentan las nuevas zapatillas SB Dunk Low