Celebramos los 28 años de ‘Dangerous’ de Michael Jackson

Si somos honestos a las reacciones cuando salió ‘Dangerous’ (un 26 de noviembre de 1991), hemos de reconocer que fue como dar un puñetazo en el estómago a la industria de la música en general.

El artista más conocido del mundo había pasado del pop melódico y de sus excesivos tics en ‘Bad’ (1987) a un disco con enormes influencias de rap, New Jack Swing, funk setentero, rock contemporáneo, intros de ópera y absolutamente todos los efectos de sonido, samples y experimentos sonoros de estudio que se pudieran imaginar.

De esa manera, el joven prodigio del pop-soul evolucionaba a algo mucho más urbano, pero también mucho más oscuro, enrevesado y laberíntico musicalmente y daba rienda suelta a ese eclecticismo que ya intuíamos.

A pesar de que el trabajo de Quincy Jones fue maravilloso en ‘Off the Wall’, ‘Thriller’ y ‘Bad’ (aunque Jackson se lo daba prácticamente todo hecho en las demos, dicho sea de paso), que el cantante buscara nuevos productores -especialmente el trabajo de Teddy Riley en su apogeo- nos dio probablemente al mejor artista, o al menos a uno mucho más rico en matices.

Jackson buscó nuevos caminos y el resultado fue una obra maestra

‘Dangerous’ en la fecha de su salida (incluso a día de hoy) era tan moderno y rompedor que uno se sentía abrumado. Casi la obra maestra de un científico loco de la música esperando su momento para tomar de aquí y allí todas las influencias musicales de las que había mamado desde su nacimiento y poder utilizarlas para enriquecer cada canción, o mejor dicho cada segundo de cada canción.

Es por eso que para mucha gente ‘Dangerous’ es el mejor disco de Michael Jackson. Un LP en el que perderse musicalmente entre miles de detalles, influjos y géneros para desarrollar un disco tan inclasificable como inmejorable.

Si antes de este trabajo pensábamos que Michael era un genio, después de él esa idea quedaba confirmada: no sólo había bailes y clips rompedores, también había un tipo extraño capaz de beber de prácticamente todos los géneros y casi construirse uno propio.

Influencias de todos los géneros que juntas sonaban coherentes

Jackson fue capaz de tener la valentía y la seguridad de deshacerse del productor más afamado de todos los tiempos y encima mejorar y superar sus anteriores trabajos con gente nueva de distintos estilos. Solo con echar un vistazo a la extraña portada, uno intuye lo que hay dentro: una amalgama que va desde Guns and Roses a Heavy D, pasando por James Brown, el gospel o la música clásica y todo mezclado dando un resultado sorprendentemente logrado y coherente.

Se cumplen 28 años de ‘Dangerous’ y su escucha sigue siendo apasionante. Y es así porque a pesar de todos los tics y detalles inyectados en la obra, sus bases son las de Jackie Wilson, Curtis Mayfield, Diana Ross y un sinfín de influencias mucho más profundas que los simples efectos de las gigantescas mesas de mezclas y cajas de ritmos y los músicos con los que se trabajó.

En ‘Dangerous’ está gran parte de la historia de la música negra, y también del pop, del rock, del gospel y ahí reside su grandeza: hay de todo y nada es impostado, todo estaba interiorizado y solo había que sacarlo.


Y volvemos a los lanzamientos recientes para presentaros lo último de SAINt JHN, que podéis checkear aquí.

1 1575304109 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente El tiroteo que sufrió Lil Reese puede afectar a su voz
Anterior → Lopes juega bien sus cartas y presenta su nuevo proyecto con 'Shangay'