fbpx

Las mejores pelis para un finde de risas con Dave Chappelle

Aunque en el resto del mundo lo hemos conocido (sobre todo) por sus papeles en el cine, lo cierto es que Dave Chappelle (Washington, 1973) se subió por primera vez a un escenario con solo catorce años.

Por supuesto, se subió para hacer comedia, cosa que no ha dejado de hacer (a excepción de aquel parón profesional que tuvo) hasta hoy. De hecho ahora mismo va de la mano de Netflix, con lo que no tenemos excusa para no disfrutar de sus monólogos.

Como era de esperar (al igual que pasó con Richard Pryor, Eddie Murphy, Chris Rock y tantos otros), Hollywood no tardó en reclamar a Chappelle para el cine. Mayormente como secundario, pero también como protagonista. Su cara y su apellido ya eran conocidos y se convertía en el reclamo cómico perfecto.

Y vaya si empezó por la puerta grande y de la mano del genio del humor en el cine: Mel Brooks. Ahí se subió a un tren del que nunca se ha bajado, aunque ha devaneado por el documental y algunos otros géneros interesantes que demuestran el inmenso talento de Chappelle más allá del humor.

Como suponemos que os cae en gracia Dave Chappelle, hoy en The Medizine hemos seleccionado algunas de sus mejores películas. Y es que no se nos ocurre ningún plan mejor que un finde de humor de la mano de uno de sus mayores genios.

«Las locas, locas aventuras de Robin Hood» (Mel Brooks, 1993)

Parodia de la leyenda de Robin Hood, dirigida nada más y nada menos que por el icono Mel Brooks. Robin Hood vuelve tras pasar un tiempo en la cárcel y descubre que su castillo ha sido confiscado por el rey, con lo que deberá ir a reclamar lo que es suyo.

Original comedia (de esas que se daban en los noventa y que tanto echamos de menos) paródica que sigue funcionando tan bien ahora como en 1993.

«Medio flipado» (Tamra Davis, 1998)

Una de las mejores comedias de fumetas de todos los tiempos, protagonizada por el propio Chappelle junto a Jim Breuer y Harland Williams.

Cuatro amigos intentarán conseguir el dinero suficiente para sacar a un colega de la cárcel, y no se les ocurrirá otro modo que vendiendo marihuana robada del laboratorio farmacéutico en el que trabaja uno de ellos.

A diferencia de la mayoría de películas sobre colegas fumados, «Medio flipado» es un poco más decente cinematográficamente. Pero no se engañen: es lo que es y da (de sobra) lo que promete.

«De ladrón a policía» (Les Mayfield, 1999)

Chappelle hace de secundario en esta exitosa (en su día) comedia con Martin Lawrence de protagonista.

Un ladrón esconde una preciosa gema en un edificio en obras, es arrestado y encarcelado y cuando sale descubre que ese sitio es ahora una comisaría de policía. Como pueden imaginar, al protagonista no se le ocurrirá otra cosa que hacerse pasar por agente.

Comercial y decente comedia hecha a la medida de Martin Lawrence y Dave Chappelle. Debía estar en esta lista.

«El hermano secreto» (Malcolm D. Lee, 2002)

Una comedia tan original como desvergonzada y la mejor película de este listado. Injustamente infravalorada, «El hermano secreto» cuenta como un tipo de la calles es reclutado para formar parte de una especie de agencia secreta para afroamericanos.

Esta alocada premisa da lugar a un sinfín de detalles, chistes, homenajes y gags inmejorables, disfrutables sobre todo si eres fan del género ghetto.

Chappelle hace de secundario en esta película que no llegó a cuajar, aun cuando es una comedia absolutamente solvente. Si deben elegir por una del listado, quédense con esta.


Cuando termines de verte estas pelis, deberías echarle un ojo a «Belly», obra de Hype Williams con la ayuda de Nas, DMX y Method Man.

1 1584214165 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente #LoMejorDeLaSemana: Don Toliver presenta su candidatura
Anterior → ¿Es el hijo de Ice Cube uno de los actores más prometedores de Hollywood?