Un repaso a la increíble trayectoria de Dellafuente en #ElTiempoVuela by Vogel

Reconocer a un genio a simple vista no es tarea fácil. Normalmente hay que fijarse mucho, ver cómo actúa, cómo resalta sus virtudes y minimiza sus fallos… Ya sabéis, cuesta bastante dar con esa clase de aura que llevan pegada a sus cabezas y que les diferencia del resto.

Suele requerir tiempo y esfuerzo distinguirlos de los mortales… Salvo que lleven por nombre artístico Dellafuente. Si hace unas semanas analizábamos la trayectoria de Recyled J en #ElTiempoVuela by Vogel, esta vez viajamos hasta el sur para hablar del rey de los quejíos con auto-tune.

View this post on Instagram

A post shared by ۞ (@dellafuente) on

¿Es la persona más granaína sobre la faz de la tierra? Puede que sí, puede que no. Lo que no está abierto a debate es que hay poca gente en el mundo que haya defendido con tanto tesón su tierra como él. Tan solo hay que echarle un vistazo a su obra para darse cuenta de que hay más Granada de lo que parece en su música.

El papá de la música folklórica atemporal tiene una de las trayectorias más impresionantes de toda la escena nacional. A lo largo de los años le hemos visto evolucionar su sonido desde las dedicatorias a la Mae West hasta los despliegues artísticos en los que se han convertido temas como ‘Me Pelea’ o, más reciente, ‘Tenamoras’ junto a Mala Rodríguez.

Por eso, en The Medizine nos hemos decidido a recopilar las mejores etapas de una fuente inagotable de talento que ha traído al panorama español ese puntito extra de identidad propia que tan necesario era. Siempre manteniendo los pies sobre la tierra pero, a la vez, levitando por encima del resto con la naturalidad que solo una persona normal y corriente tiene derecho a hacer.

De Granada hasta la médula

Podríamos estar horas y horas tratando de encasillar a Dellafuente dentro de un género musical pero, por desgracia -o por suerte-, es imposible. La grandeza del Della reside en que es un género en sí mismo. La gracia está en darle al play a un tema cualquiera de toda su trayectoria y saber, antes de oír su voz, a quién pertenece.

Antes de empezar su andadura en el universo de los álbumes y trabajos compactos, el artista de Granada era un hombre hecho por y para el single. Los primeros años de su carrera están marcados por temas en los que el humor y las referencias a su tierra eran una constante.

Esta primera etapa, pese a ser poco valorada por aquellos que no le conocen desde sus inicios, es vital a la hora de reconocer su música, pues constituyen los primeros pasos en la creación de la identidad del baluarte que es hoy en día. ‘A Ca El Borja’, ‘Jose Fernando’, ‘Enamorao De Una Emo’ o ‘Mae West’ son claros ejemplos de ello.

De esta orgía de estilos musicales en la que vivía 24/7 surgieron varios de sus primeros pequeños bangers. Tanta alegría y jolgorio colapsan repentinamente con ‘Devuélveme La Vida’, un tema producido por Shockbeats en el que aparece una versión mucho más oscura del Della. Ese positivismo rebosante se convierte en una pequeña oda a la tristeza durante unos minutos.

Estoy despierto, y son las 4:40
Fumándome uno de esos de menta
Mami a mí no me renta que te pongas violenta
Cuando discutimos no paro de darle vueltas

‘Consentía’ y otros himnos

Sin embargo, tal y como comentábamos, esta no es la tónica habitual que sigue a la hora de elaborar los hits de esta época -en la música actual, cinco años de antigüedad se pueden considerar fácilmente una época-. De hecho, si hay un tema que podemos destacar por encima del resto en esta etapa -además de ‘Gitana’, por supuesto- es, sin lugar a dudas, ‘Consentía’.

Lo bueno que tiene este sencillo es que cumple con el término de música folklórica atemporal. Y es que, a pesar de todo el tiempo que ha pasado, ‘Consentía’ sigue sonando con la misma frescura que el primer día. Todavía tenemos el cerebro haciendo palomitas en 2019. Y lo tendremos en 2030.

‘Consentía’ es su salto definitivo a la escena nacional. Dellafuente se convierte en ese momento en un escaparate musical gigante que mantiene a una cada vez más inmensa masa de fans en vilo observando su canal de YouTube. Eso sí, no podemos olvidar que, previamente, ya había puesto a los chavales a corear con fuerza el estribillo de ‘AMG-Coco’. Desde ese preciso instante, Della se transformó en un deportivo de lujo.

Todo lo que vino después ya lo sabéis. Los años que van desde la presentación de ‘Consentía’ hasta el lanzamiento de ‘Azulejos de Corales’ muestran a un Dellafuente completamente desinhibido y con los niveles de creatividad disparados.

View this post on Instagram

A post shared by ۞ (@dellafuente) on

‘MD MD’, ‘Tú Pa Mí’ y ‘Bailaora’ son sus temas más destacados en solitario en ese periodo de tiempo. Sin embargo, lo que verdaderamente hizo crecer al artista granadino y mantener ese dominio que ya había establecido con ‘Consentía’ fue la compañía de Maka.

Con ese estilo tan peculiar a caballo de varios estilos, Della y Maka proporcionaron a su público una fusión musical de un nivel de calidad envidiable. ‘Sobran las Palabras’ es un banger. ‘Olvídame’ es un banger. Y, bueno, que ‘Se Me Pone Violenta’ lo hemos perreado más de una vez, lo sabe todo el mundo.

El salto al formato álbum

Llegamos a 2015 -joder, lo que ha costado- con un Dellafuente consagrado ya en la escena nacional como uno de sus máximos representantes. Encima, por si fuera poco, contaba con esa confianza que solo tienen los artistas que convierten en oro todo lo que tocan.

En mitad de todo este ‘Jaleo’ -se nos ha colado, esto es posterior-, aparece la noticia de su primer álbum. De repente, el artista de los singles se pasa al terrible mundo de los proyectos compactos. Lo bueno es que contaba con una ventaja: su sello era él mismo.

Pese a no tener el éxito rotundo con el que sí contaban sus temas sueltos, ‘Azulejos de Corales’ obtuvo una gran acogida por parte del panorama. El primer contacto de El Chino con el formato álbum nos dejó dieciocho cortes entre los que, quizá, se echaba en falta algún himno.

La influencia del flamenco se hacía todavía más notoria a medida que el tracklist avanzaba. Una fiesta con tintes trágicos en la que se mezclaba la triste historia de ‘Al Vacío’ y el maravilloso ambiente de palmas y quejíos en ‘Muchas Caricias’, el corte con el que cerraba el proyecto y que tenía como acompañantes a Nano Cortés y, cómo no, Maka.

Segundo periodo entre álbumes

El transcurso entre ‘Azulejos de Corales’ y ‘Ansia Viva’ nos devuelve al Dellafuente de los singles durante un tiempo. Ya con la presión de sacar un álbum eliminada por completo de su cabeza, el siguiente año es una auténtica maravilla para cualquiera que se declare fan suyo.

Si bien podríamos recurrir a auténticos temazos como ‘Corazón Mío’, ‘Demasiao’ o ‘Los Millones Que No Tengo’ para desglosar poco a poco la trayectoria del Della durante este periodo de tiempo, queremos destacar el tema de ‘Dile’ por un simple motivo: el videoclip.

El visual de ‘Dile’ contó con el valor añadido de ser una de las primeras veces que se le veía en plena acción. A la hora de componer la identidad de un artista -más aún en la actualidad-, lo que dice su estética es casi tan importante como lo que dice su música. Aunque su música ya contaba bastante.

Yo, nunca en mi vida había pensao’ en ser cantante
Queríamos ser tos’ narcotraficantes

Entre todas esas tomas oscuras o con gafas de sol con las que Della jugaba para mantener todavía un poco el secreto de su rostro completo, aparecen una gorra oscura, una cadena de oro con su logo y unas gafas de sol. A día de hoy, lo primero que pensamos al escuchar su nombre es en esos tres objetos.

‘Ansia Viva’, la perfección hecha álbum

La perfección hecha álbum. Podríamos cerrar el capítulo de ‘Ansia Viva’ con esta frase, la verdad. Lo que supuso el segundo álbum de estudio de Dellafuente para la música en general y, por supuesto, para él mismo… No se puede explicar con palabras lo que ocurrió aquel mes de septiembre de 2016.

Estamos ante un trabajo medido al milímetro, en el cual se comenzaba a ver esa profesionalización musical que se atisbaba poco a poco en el transcurso del primer al segundo proyecto. Todo en su medida justa. Ni excesivamente melancólico, ni excesivamente festivo.

Definir el concepto del álbum es una labor bastante compleja, pero podríamos sintetizarlo más o menos diciendo que es el recorrido de una relación amorosa real, sin ningún tipo de floritura. Todo esto envuelto en esa ya clásica influencia con el flamenco y el arte andaluz que tanto utiliza Della.

Sería un insulto destacar algo por encima del resto en este álbum, la verdad. Cada corte tiene un significado especial y debe ser tratado como tal. Por eso, en lugar de hacer highlights, vamos a pediros amablemente que escuchéis una vez más ‘Ansia Viva’ al completo.

Los tres grandes del panorama nacional

Ahora hablaremos un ratito de su firma con Sony y de cómo se redujo drásticamente el flujo de publicación de material del Della, pero primero tenemos que mencionar rápidamente dos hechos clave para la historia reciente del panorama urbano musical: Dellafuente feat Yung Beef y, por supuesto, Dellafuente feat C. Tangana.

Tal y como reza algún comentario de YouTube en uno de los singles, la unión entre Della y Beef era como juntar a Cristiano Ronaldo y Messi en el mismo equipo. Dos artistas que contaban -y cuentan- con el respeto absoluto de la calle y que recurren a ella a la hora de elaborar su contenido musical.

¿Con cuál os quedáis? Si bien el tema de ‘Marketing’ tuvo, quizá, una mayor acogida por parte del público -eso o que, al menos, se ha mantenido en YouTube desde el día que salió-, el tema que más representa el rollo de ambos es, sin duda, ‘Mercedes Mclaren SLR’. Todo el mundo ha coreado ese estribillo de Fernando alguna vez en los últimos tiempos.

Ponlo en el Mercedes, por el barrio vendiendo la nieve
Yo no soy tu amigo, hijo de puta, no jodo contigo
Fajos en los bolsillos, comemierda, estamos bendecidos
Sabes cuando vengo la calle siempre viene conmigo

Y, vaya, el destino quiso que, casi un año exacto después de su colaboración con Yung Beef, el camino de Dellafuente se cruzase con el de C. Tangana. ¿Alguien ha oído ‘Guerrera’? Bueno, mejor dicho, ¿Alguien no ha oído ‘Guerrera’? La unión entre Antón y Della supuso una verdadera revolución dentro de la escena nacional.

Lo bueno que tiene el granadino es que su música funciona igual de bien en la calle y en la radio, eso es lo que le permite colaborar con la noche y el día -o C. Tangana y Yung Beef, llamadles como queráis-.

‘Guerrera’ es un sencillo completamente hecho por y para la radio generalista. Esta característica de radio friendly provocó que una colaboración ya de por sí golosa se convirtiera en un auténtico fenómeno que supera hoy día las 26 millones de reproducciones solo en YouTube.

Entre los feats con Yung Beef y C. Tangana vemos el transcurso del Dellafuente que mantenía su carrera musical bajo su propio sello, al Dellafuente que firmó su contrato con Sony. En ese transcurso de tiempo -que dura alrededor de un año- tenemos varios trabajos sensacionales como los descartes de ‘Ansia Viva’, y sencillos de cierta repercusión como ‘Pret-à-Porter’, ‘Lo Quiero Ver’ y ‘Romea y Julieto’.

La etapa previa al primer lanzamiento junto a Sony se cierra con dos temas que guardan más significado del que parece. Tanto ’13/18′ -subtitulado, por cierto, con un «Fin de temporada 2013-2018»– como ‘En Mi Hambre Mando Yo’, Della habla de que los cambios en la dirección de su carrera no implicarían necesariamente que dejara de ser el mismo tipo que fue siempre.

Ambos temas representan una especie de despedida de la vida de siempre y a una apertura total de puertas hacia un futuro lleno de éxitos. Además, la campaña del lanzamiento del chándal oficial de Dellafuente F.C. y su precio no dejó buen sabor de boca a sus seguidores.

No necesito que me apruebes
No estamos en la escuela
Ni voy a da’ explicaciones
Del precio ‘e una camiseta

Música folklórica atemporal a cuentagotas

El pasado 13 de julio hizo un año del lanzamiento de ‘Me Pelea’. Este single representa muchísimo más que ese despliegue de arte que, ya de por sí, lleva impreso en la superficie. Por dentro, marca un antes y un después en la carrera de Dellafuente, puesto que es el primer single que presenta desde su firma con Sony.

El último año ha sido un vaivén de emociones para Della y sus seguidores, representado perfectamente en dos cosas: alguna que otra colaboración que no caló demasiado hondo entre sus fans –‘Cowboy’ junto a Cazzu-, y el largo periodo de tiempo entre releaserelease. Es jodido ver a un artista acostumbrado a sacar material sin parar dos meses quieto.

Sin embargo, no todo va a ser negativo, por supuesto. Las colaboraciones con artistas de la talla de Lin Cortés o Novedades Carminha nos han demostrado que todavía sigue existiendo la posibilidad de seguir creciendo musicalmente. Puede que parezca que ha llegado a su techo, pero decir eso sería menospreciar a un artista de tanto talento.

De hecho, estos meses de verano hemos visto un maravilloso renacer de la actividad de Dellafuente, hasta el punto de presentar ‘Tenamoras’ con Mala Rodríguez, ‘Dineros’ con Morad y ‘Amigo?’ en solitario en cuestión de un mes. ¿Vuelve el Della de los sencillos? Mejor dicho: ¿alguna vez se fue?

Mientras sus fans siguen acostumbrándose a esta nueva etapa en su carrera, Della sigue forjando poco a poco una de las carreras más. Él sigue muy tranquilo, a su bola, siendo el tipo normal que siempre fue pero, al mismo tiempo, moviendo el juego como Brahimi.


¡Cómo vuela el tiempo!, ¿eh? Ha pasado tan rápido que ya ha terminado el sorteo de dos Vogel que teníamos vigente. ¿Te han tocado a ti?

1 1564665011 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Cardi B cancela un concierto en Indianapolis por una amenaza
Anterior → Don Dee se une a GranKhan para subir la temperatura con 'Ay Ay Ay'