¿Qué diferencias hay entre el rap east coast y el west coast?

Cuando uno intenta analizar las diferencias sonoras entre el rap que denominamos “clásico” de las dos costas de Estados Unidos, tenemos que empezar subrayando la distancia de más de cuatro mil kilómetros entre una punta y la otra. Y, a partir de ahí, se nos hacen más que lógicas las diferencias de producción musical entre un lugar y el otro.

Pero aún así, hay un nexo en común que une el género rap en ambas costas: la pobreza. Tanto en los proyectos (viviendas de protección oficial) de Brooklyn, Queens o Harlem como en los de Compton o Inglewood (por citar algunos puntos neurálgicos), la histórica falta de oportunidades, el acinamiento en viviendas protegidas y la subsistencia a base de cupones de comida y trapicheos, hacen que la autenticidad del género se mantuviera en las dos costas con tantos puntos en común como diferenciadores.

Y la mayor diferencia que afecta en lo musical es la del clima y la estructura de los hogares.

El clima y las viviendas: la semilla de todo

En California el tiempo es bueno prácticamente todo el año y los artistas de rap solían vivir en casas unifamiliares, mientras que en la mayoría de la costa este (especialmente en la gran manzana) hace muchísimo frío gran parte del año -aunque en verano no es así- y en el ghetto se vive en edificios altos de viviendas monótonos y con esa sensación de estar unos encima de otros.

De ahí la primera diferencia sonora básica: en la costa oeste la gente salía mucho más a bailar debido al carácter más festivo que marca el clima. En la otra costa, el frío y esa sensación de cárcel de muchos de los barrios neoyorkinos acabaron desembocando en un sonido mucho más monótono y oscuro.

beast coast - ¿Qué diferencias hay entre el rap east coast y el west coast?

De ese modo -y aunque en las dos costas el sonido se suele basar en una muestra o sample (ya saben, un trozo de una canción antigua repetida formando un loop)-, las partes elegidas en la costa oeste solían ser un poco más funk, accesibles y aderezadas con sintetizadores.

Mientras tanto, en la costa este prácticamente todo el montaje de la producción se hacía tradicionalmente en base a muestras y más muestras sonoras.

Representantes de la West y East Coast

Pongamos dos ejemplos representativos de cada costa y opuestos en el sonido: Dr. Dre y RZA.

El primero producía sampleando a bandas como Funkadelik (con cierto tono festivo), que luego aliñaba tocando encima y en ocasiones oscureciendo levemente el resultado. El segundo tomaba numerosas muestras de soul triste y agridulce (como Al Green) y montaba más samples encima intentando un resultado mucho más depresivo y envolvente.

Si ponemos de ejemplo artistas y grupos como Snoop Dogg, Tha Dogg Pound, Tupac o Ice Cube y los comparamos con los discos referencia de Mobb Deep, Nas o Capone and Noreaga, podemos ver unas diferencias claras musicales aunque también el nexo en común de la pobreza y la violencia.

Si bien el género Gangsta casi pertenece a la costa oeste por ciertos parámetros líricos y musicales, podemos ver cómo se repiten las mismas ideas, vivencias y conceptos en un lugar y el otro.

Diferencias líricas de estilo

También encontramos diferencias claras a la hora de rimar. En la costa oeste se gesticula y se alza el tono un poco más mientras que en la este son más lineales y -quizás- más centrados en la complejidad de las letras y los recursos estilísticos empleados.

A pesar de la pobreza y la violencia existentes, hay más luz y melodía en la costa oeste mientras que en la este es todo más gris y repetitivo. Si uno oye canciones como ‘Survival of the fittest’ de Mobb Deep y cierra los ojos casi puede ver esos bloques de ladrillos, los parques desaliñados y los trapicheos menores en las calles.

Pero también hay ejemplos de grupos de una costa con sonido de la otra, caso del magnífico ‘Temples of Boom’ de Cypress Hill.

El disco -salido a la venta en 1995- y producido casi enteramente por un DJ Muggs en estado de gracia es uno de los mayores ejemplos: samples oscuros, baterías que imitan a las reales, loops repetitivos y suciedad imitando al vinilo en un álbum que es una obra maestra y suena justo al lado contrario precisamente cuando la guerra entre costas comenzaba a ser algo realmente preocupante. 

Como máximos referentes de la costa oeste podemos encontrar los siguientes álbumes: ‘Doggystyle’ de Snoop Doggy Dogg, ‘The Chronic’ de Dr. Dre, ‘All Eyez On Me’ de Tupac, ‘Straight Outta Compton’ de NWA, ‘Regulate… G-Funk Era’ de Warren G o ‘Dogg food’ de Tha Dogg pound.

En la costa este el ‘Illmatic’ de Nas, ‘Enter The Wu Tang’ de Wu-Tang Clan, ‘Ready to Die’ de Notorious BIG, ‘The Infamous’ de Mobb Deep, ‘Only Built 4 Cuban Linx’ de Raekwon o ‘The Low End Theory’ de A Tribe Called Quest.

Entre los mejores productores de la costa oeste podríamos citar a Daz Dillinger, Dr. Dre, DJ Muggs, Madlib, The Alchemist o DJ Quick y de la este a Havoc, Large professor, Prince Paul, RZA, DJ Premier, Marley Marl o Pete Rock, aunque los listados tanto de álbumes como de productores de ambas costas podríamos alargarlos muchísimo.

Preferencias por una costa u otra

Hay mucha gente que tiene predilección por una de las dos costas y desde hace bastante hemos visto cómo raperos de un lugar piden producciones al del otro para hacer los discos más dinámicos.

No en vano artistas como Nas o JAY-Z (NYC) tienen producciones de Dr. Dre y grupos como Cypress Hill (Los Ángeles) las tienen de RZA.

Según el estado de ánimo a uno le apetecen discos musicalmente más accesibles (a pesar del lenguaje violento) como el ‘Doggystyle’ de Snoop Dogg (entonces Snoop Doggy Dogg). En un día lluvioso quizás uno quiera ponerse el ‘Hold it Down’ de Das Efx, ‘The War Report’ de Capone n’ Noreaga o ‘The infamous’ de Mobb Deep.

Sea como sea, que Dios bendiga al rap de todas las costas, lugares y rincones.


Seas de la costa que seas, ¡participa ya para ganar un abono doble VIP para el Riverland Festival!

1 1549279353 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente A$AP Rocky muestra un teaser de "Injured Generation", la peli de su gira
Anterior → #LoMejorDeLaSemana: Lil Trappers y mucha escena nacional