Documental «Of Mics and Men»: el sueño de cualquier fan de Wu-Tang

Cuando hace meses se anunciaba un nuevo documental que prometía contar la historia de Wu-Tang Clan con pelos y señales no podíamos imaginar que acabaría siendo algo tan grande, serio, detallado y completo. No en vano, Mass Appeal (la productora audiovisual de Nas) sería la encargada de llevarlo a cabo junto al canal Showtime.

Y llegó el día del estreno y nuestros mejores augurios se hicieron realidad: la producción eran cuatro horas (en cuatro capítulos, no os asustéis) y un verdadero viaje personal, profesional, motivacional y casi filosófico por la historia de -muy probablemente- la banda más importante de la historia del hip hop.

Todo lo que siempre quisiste saber sobre Wu-Tang y en primera persona

A priori, no se echa en falta absolutamente ninguna respuesta sobre el gigantesco viaje de los miembros del grupo hasta la fama, el éxito y el dinero. La pobreza de los inicios, la violencia de las calles, las mudanzas, familias monoparentales con padres que desaparecen de un día a otro, trapicheos de drogas y un sueño: el del rap.

Gracias al inteligente y talentoso timón de RZA, el grupo acabó llegando a lo más alto y todos y cada uno de ellos (aunque en mayor o menos medida) acabó teniendo éxito y reconocimiento.

Y es que entre las numerosas virtudes del documental está que -aun contando una historia global- se centra en cada uno de sus miembros y narra sus batallas personales, familiares y profesionales hasta llegar al top, y algunas de esas batallas dejan a «El señor de los anillos» casi como una mera ancédota.

De la lucha por llegar a lo más alto y todos sus detalles (creaciones de canciones, producciones musicales, influencias del Kung-Fu…) a la primera gira, las firmas de discos, los clips musicales y el salto a la fama de la mano de Steve Rifkind (CEO de Loud Records), uno de los tipos que más apostó por la banda desde el principio, llegando a poner un millón de dólares para el videoclip de ‘Triumph’, que fue dirigido nada más y nada menos que por Bret Rattner.

Pero con el éxito desorbitado de la banda entre discos grupales y en solitario que se vendían como churros llegaron los problemas de ego y todo eso se narra en «Of Mics And Men».

Como se ha contado en numerosas entrevistas (e incluso en algunas de las autobiografías de miembros de la banda) muchos se preguntaban por qué RZA cobraba de absolutamente todo dentro de Wu-Tang -incluyendo los derechos del logo, creado por DJ Mathematics, discjockey habitual del grupo- y el resto no y eso alejó a unos miembros de otros.

También, y como era normal, se narra -y con muchísimos detalles, algunos escalofriantes- la vida, muerte y obra de Old Dirty Bastard, un torbellino de la naturaleza que acabó muerto por sobredosis tras firmar un dudoso contrato con Roc-A-Fella, la discográfica de Jay-Z.

También está la historia sobre la venta a Martin Shkreli (una auténtica basura de persona) de la venta de ‘Once upon a time in Shaolin’, el disco vendido por más dinero en la historia de la música y mucho, mucho más.

Imprescindible para cualquier fan de Wu-Tang

Pero a pesar de las diferencias económicas, de ego y el fallecimiento de ODB, «Of Mics And Men» es un documental que deja un poso alegre y positivo.

De cómo nueve tipos de Nueva York se propusieron hacer la banda más grande de la historia del rap y lo consiguieron partiendo de la base de la pobreza más absoluta y rompiendo todos los moldes y esquemas. Y es que este documental es un sueño para cualquier fan del grupo, narrando todos los detalles y rellenando todos los huecos y dudas que teníamos sobre la banda.

Si tienes cuatro horas libres y te gusta Wu-Tang Clan, «Of Mics And Men» es una producción ineludible y una clase sobre música, escritura de letras, producción, marketing y una obra más motivacional que cualquier libro de los emprendedores vende humos. Wu-Tang Forever and ever.


Después de ver «Of Mics and Men», que no se te olvide pasarte por TheMedizineTV a echarle un vistazo a nuestra entrevista a Neo Pistea.

1 1561842861 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Cardi B no pudo registrar su famosa expresión "okurrr"
Anterior → Zetazen y Naes Beats vuelven a brillar con luz propia gracias al EP 'Supernova'