¿La mejor película de la historia? 5 razones para volver a ver «El Padrino»

Quién le iba a decir a los directivos de Paramount (que intentaron despedir a Francis Ford Coppola varias veces durante el rodaje) que aquel jovencito de raíces italianas acabaría entregando una de las mejores películas -si no la mejor- de la historia del cine. Por muy exagerado que pueda sonar es la pura realidad.

Basándose en la novela homónima de Mario Puzo, Coppola reunión a una serie de actores con una proyección gigantesca (aunque empezando por un ya respetado Marlon Brando) para realizar una cinta que se convertiría en obra magna.

Y es que ni siquiera el propio director sería capaz de superarse a sí mismo, lastre que acabaría llevando toda su carrera.

Coppola: de casi ser despedido a realizar la mejor película de la historia

Y es que «El Padrino» (cuya segunda parte también es una obra de calibre) es una de esas películas en que todo parece perfecto: dirección, actuaciones, fotografía, vestuario, música, localizaciones… y de ahí su máximo status cuando se habla de grandes ejemplos de la historia del cine.

Así que si ya la has visto hoy te damos cinco razones para volver a verla, redescubrirla y perderte por cada segundo de una obra maestra. Y si nunca has disfrutado de ella aquí tienes cinco justificaciones de peso para cambiar la película que habías pensado ver esta noche por esta joya atemporal y máximo exponente de lo que el cine puede dar de sí.

Te haremos una oferta que no podrás rechazar.

1. La dirección de Francis Ford Coppola

No hace falta decir que Francis Ford Coppola (Detroit, 1939) es uno de los mejores directores de cine de la historia, y en «El padrino» lo demostró al mundo (aunque también en cintas posteriores como «Apocalipse Now»). Cada plano, cada encuadre o cada movimiento de cámara convierten el largometraje en una maravillosa obra maestra en la que podemos darle al play cuando queramos y quedarnos a disfrutar de todo lo que vemos en pantalla.

Ver «El Padrino» es casi un cursillo acelerado de dirección cinematográfica.

2. La historia más compleja sobre la mafia

Aunque el género ya había tenido numerosas incursiones, fue sobre todo tras esta cinta cuando empezó a tener un boom en cuanto a cantidad.

Aun así, la complejidad y realismo de la historia (mérito de Mario Puzo, ya saben) es mucho mayor que la inmensa mayoría de adaptaciones sobre prácticas mafiosas que se llevan a la gran pantalla.

3. Las actuaciones y los personajes

Cada personaje de «El padrino» (incluso los secundarios) está tan bien perfilado y desarrollado que había que mencionar esta cuestión en este listado.

Por si fuese poco, las actuaciones de Marlon Brando, Al Pacino, James Caan, Robert Duvall, Diane Keaton o Talia Shire amplificaron aun más esos perfiles tan maravillosos y convirtieron a esos personajes en pura historia del cine.

4. La banda sonora

Del maravilloso vals que todos conocemos a cada pequeña nota que suena en el largometraje, la banda sonora que realizó Nino Rota para la película fue (y es) una completa genialidad.

Tanto es así que casi acabó definiendo lo que debían ser los máximos estándares para el género.

5. La impresionante puesta en escena

Las mansiones, los callejones, los coches, los abrigos, los peinados y la fotografía de Gordon Willis.

«El padrino» es una película, pero también es una experiencia cinematográfica del máximo nivel (¿estamos ante el mejor film de la historia del séptimo arte?) cuya puesta en escena sigue siendo -y eso que se estrenó en 1972– apabullante e inmersiva.


Posiblemente las películas de Batman no pasarán a la historia de la misma forma que «El Padrino», pero repasamos aquí qué podemos esperar de la próxima.

1 1582538501 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Drake desvela nuevos detalles sobre su próximo trabajo
Anterior → The Weeknd habla de su relación con las drogas en su última entrevista