«Lo mejor de tocar con Daddy Yankee fue la barbacoa», entrevistamos a Dellafuente y Maka

Dellafuente no es un rapero como los demás, pero… ¿Acaso podríamos definir su música como rap?

La semana pasada tuvimos la oportunidad de sentarnos a hablar con Chino, más conocido como Dellafuente, y con su mentor, amigo y compañero de tarima Maka. En un panorama en el que la mayor parte de los artistas presumen de ser reales, y con un público acostumbrado a valorar más la apariencia que el trasfondo, no hace falta más que intercambiar unas frases con Dellafuente o con Maka para entender lo que es ser real de verdad.

Dos artistas que se preocupan de crear su música lo mejor posible y de llevar el pan a la mesa, en lugar de estar en el objetivo de las cámaras o en la portada de las revistas. La fotografía sobre estas líneas, que podría hasta parecer un robado, es un claro ejemplo: Dellafuente y Maka quieren estar en tus oídos, no en tus ojos. Ahora entendemos la motivación de incluir este sample de una antigua entrevista a Juan Moneo El Torta en su tema ‘Dile’:

– A ti te daba, me han contado, hasta vergüenza cantar.
– Por supuesto
– ¿Es curioso eso, no?
– Yo cuando voy a cantar me parezco un mono de atracción, y no me gusta eso.

Los objetivos bien altos pero los pies en el suelo; preocupándose por su música y sin salpicar al resto. No es sorpresa, ya lo dijo Dellafuente en su tema «Pasa Página»:

Yo me iba pa’l estudio calladito. Así es como he subido, calladito.

ENTREVISTADOR: No podíamos sentarnos a hablar contigo sin preguntarte sobre tu peculiar sonido, que defines como Música Folklórica Atemporal… 

DELLAFUENTE: (Risas)

E: … en el futuro, ¿vas a seguir alternando rap, trap, reggaeton y flamenco, o te gustaría centrarte en algún estilo en concreto?

D: Por gustar, me gustaría centrarme en cosas más flamencas. “Flamenco” entre lo que yo puedo llegar a hacer. Me gustaría tener una banda, a lo mejor. Pero… Desde un punto de vista económico, no sé, es muy costoso: grabar un disco con una banda, hacer una gira con una banda… Y el tipo de música que sería no sé a qué tipo de público podría llegar. Entonces, por gustarme, ojalá pudiera hacer y vivir de eso, pero… Quizá lo que siga haciendo mientras pueda, es lo que estoy haciendo ahora: mezclar el trap con… Lo que hago (risas). Y… Yo creo que sí que iría por ahí.

Dentro de lo que hay se busca más lo diferente. Antes se buscaba un tipo específico de producto que era el rap español. Ahora el que lo haga más diferente más va a… [triunfar]

E: Haze lleva muchos años mezclando rap y sonidos flamencos, aunque fue muy criticado por ello entre el público del rap. Ahora tu música tiene un gran alcance, y podemos ver gente que en su día se quejaba de esta mezcla disfrutando con ella. ¿Qué creéis que ha cambiado en el panorama nacional de rap para que esto suceda? ¿Creéis que la gente es más abierta de mente, y menos purista del bombo y caja?

D: A ver, yo creo que han sido varias cosas. Yo creo que Haze empezó muy radical, desde el principio empezó a mezclar el rap con el flamenco, que a mí me ha flipado de siempre, pero la gente que antes escuchaba rap quizás era más cerrada. Más cerrada desde el punto de vista de público más cerrado. Ahora escucha rap… No cualquier persona, pero lo escucha muchísima gente, ¿sabes? Eso por un lado, que ahora esta música tiene un abanico de gente mucho más grande, y le puede llegar a gustar a gente que antes no le gustaba; pero también, yo no empecé así de radical. Yo no empecé a hacer rap con estribillo flamencos. Yo empecé haciendo rap, rap; a mí me escuchaban raperos principalmente. Entonces, digamos que ese público lo sigo arrastrando y ha aceptado que yo esté haciendo lo que yo quiero hacer. Yo creo que es algo que le pasó a Haze, que empezó muy radical en una época en la que había un público de rap muy cerrado.

MAKA: Han cambiado mucho los tiempos. Ahora el público es más joven y está más acostumbrados a la fusión, a juguetear más con lo nuevo, no son tan cerradamente como los puretas.

D: Yo creo que ahora se busca más lo diferente, ¿no? Dentro de lo que hay se busca más lo diferente. Antes se buscaba un tipo específico de producto, que era el rap español. Ahora el que lo haga más diferente más va a… [triunfar]. Más diferente y personal.

M: Hay más variación, antes era más cuadriculado todo, no llevaba tonos, era como más… cuadrado, siempre ha sido así. Y ahora se atreve la gente a entonar, a cantar, a meter autotune, también les va mucho eso.

D: Antes era rap español. Ahora yo creo que ya no es rap español. Ya el que hace rap está haciendo reggaeton y el que hace trap está haciendo electrolatino, está haciendo salsa si puede. Está haciendo cualquier cosa.

E: Tal vez, como en latinoamérica que no existe esa distinción entre reggaeton y rap, hay artistas que pueden hacer ambas cosas. Y aquí estaba mal visto, se clasificaba a la gente.

D: Correcto. Aún así, aún habiéndose abierto mucho la música, todavía es poco, poco, yo creo. Y creo que se va a abrir muchísimo más.

M: Sí, queda todavía camino.

E: Has comentado varias veces cómo Maka y Haze han sido dos de tus referencias a seguir, y que las mayores influencias en tu música vienen de fuera del rap. Dentro de él, ¿hay algún artista internacional que te haya influido? ¿Y en el panorama nacional?

D: ¿Internacional? (Piensa unos segundos) Yo creo que no; o al menos no conscientemente, porque tampoco he escuchado mucho. ¿Nacional? Maka, Haze… La Mala Rodriguez puede ser que también, inconscientemente. ¿De ahora? Yung Beef, y… poco más, ¿sabes? Poco más. Pero internacional, qué va, es que no escucho na’ tampoco.

E: Aunque formas parte del panorama del rap nacional, si te tuviésemos que clasificar en algún panorama, ¿no?…

D: Sí, sí. (Risas).

E: …tu humildad y temática te diferencian de la mayoría. ¿Cómo es tu relación con el resto de artistas?

D: Con los que he tratado, bien. Con los que he conocido en persona, bien. De todo he aprendido. No me llevo mal con nadie, al menos que yo sepa (risas). Hablando de tú a tú no he tenido problemas con nadie, y buen rollo con todo el mundo. Por más competencia que me puedan ver, al final nos beneficia a todos que yo suba, o que este hombre suba (señalando a Maka) o que, si tú te pones a hacer música, subas. Es un bien común para todos, ¿sabes?

E: Últimamente hay muchos beefs, como C. Tangana y Nega, el Cubano y Perla, Pxxr Gvng contra Pimp Flaco y Kinder Malo, etc. ¿Qué opinas de estas situaciones? ¿Crees que son una estrategia de marketing?

D: No creo que sea una estrategia de marketing, pero claro que sirve para eso. Hombre, supongo que serán reales, no sé (risas). Tampoco les he preguntado ni me interesa mucho saber eso, pero yo supongo que serán reales, sus motivos tendrán… Yo no entro mucho a esas cosas pero… Que cada uno haga lo que quiera con su vida, ¿sabes? (risas) Yo qué sé, a todos les ha venido bien tener un beef o una tiradera. Hasta al que ha salido perdiendo le ha venido bien. No sé si será una estrategia de marketing, pero funcionar, funciona, vamos.

M: Claro, tú sabes que eso vende.

D: Lo mismo nos tiramos mañana (refiriéndose a Maka, ambos se ríen).

M: La polémica de siempre se ha utilizado, hasta en los mismos periódicos.

D: En el Sálvame, hermano, todo el puto día se están peleando unos con otros y ahí están, número uno en España durante no sé cuántos años.

M: Quieras que no, en España eso llama la atención y se sigue.

E: Respecto al de El Cubano y El Perla, conocidos tuyos: salió el otro día Are Chacal diciendo que él creía que era todo mentira, que olé por ellos, que era todo una estrategia.

M: Como bien ha dicho él [Dellafuente] claro que sirve. Pero, claro, nosotros tampoco sabemos si eso es cierto o no. Y tampoco nos interesa, vamos (risas). Son sus problemas. Pero sí que sirve para que hablen de ellos, porque quieras que no, que hablen mal de ti es publicidad. Mala o buena.

Es un disco de invierno, por eso tenía que lanzarlo en septiembre.

E: Te has referido varias veces a ‘Azulejos de Corales’ como tu carta de presentación, más que como un disco que sigue un hilo conductor. Hace poco terminaste el crowdfunding para financiar tu nuevo disco, y el lanzamiento se va acercando. ¿Qué podremos encontrar en este trabajo que no haya en ‘Azulejos de Corales’? ¿Algo que nos puedas adelantar?

D: Para empezar, muchísimo más trabajo. ‘Azulejos de Corales’ lo escribí y lo grabé en un mes; fue como: ‘necesito grabar un disco’, ¿sabes? Como a contra pie. Este disco me lo he tomado como: «tenemos un mes para grabar instrumentos, otro mes para grabar voz tranquilamente, vamos a mezclarlo y masterizarlo tranquilamente, vamos a enfocarlo todo más profesionalmente…». En cuanto al sonido, yo creo que es más personal, más yo. Dentro de lo que puedo llegar a hacer, no es lo que me gustaría completamente hacer, más que nada por el tema económico; porque me gustaría meter muchos instrumentos y rollos, [pero es] mucho dinero, pero sí que es como un acercamiento a lo que me gustaría hacer el día de mañana si pudiera. Hemos mezclado instrumentales de trap así ambientales con instrumentos reales como puede ser una guitarra flamenca o una flauta; tenemos temas que son solo de instrumentos reales, con su batería, su caja, su guitarra eléctrica también. Y es un sonido por lo menos personal, yo creo. También está el típico tema trapero que se escuchan ahora, tiene su tema de reggaeton, pero el conjunto tiene un hilo conductor que suena más… Oscuro, a lo mejor, más personal. Y es un disco de invierno, por eso tenía que lanzarlo en septiembre. ¿Sabes? No quiero que te lo pongas para salir de fiesta, es un disco para escucharlo y que está currado, que tiene trabajo. No sé luego qué reconocimiento tendrá, [a veces] te haces un tema en media hora, lo subes y tiene más reconocimiento; pero trabajado está. Que no me quede a mí la espina de decir: «coño, podíamos haber metido una flauta travesera a esto», no. Todo lo que he podido tener en mi mano, lo estoy haciendo.

E: ¿Como habéis trabajado para grabar los instrumentos? ¿Conocíais ya a gente, habéis tenido que buscarla…?

D: Sí, de todo un poco. De guitarra, cajón, todas esas cosillas del mundo del flamenco sí que tenia a mi alcance gente que conocía; pero, por ejemplo, flauta travesera no conocía yo a nadie que tocara, y hemos tenido que buscar gente. Gente de conservatorio, gente profesional, vamos. También una trompeta, vamos a meter muchas cosas curiosas. Y eso, yo sigo grabando en el estudio que estaba grabando, en el armario (risas). Estamos grabando un disco que se se va a grabar en un armario, pero que suena de puta madre.

M: Dejar claro también que lo que graba [Dellafuente] en el armario, también la voz que eso tiene mucho curro.

D: Hombre, claro, cohóne (risas).

M: Que suena así como que no (risas).

D: Sí, claro, tiene su trabajazo: su mezcla por pistas, veinte pistas más la guitarra, más las voces…

M: Y el máster se va a hacer fuera. Y vamos, que tiene su curro detrás…

D:’ Azulejos de Corales’ fue como: «ya, toma».

E: En el pasado dijiste que tu música le resultaba extraña a la gente de tu entorno, y que eso te ayudaba a mantener los pies en la tierra. ¿Se ha notado algún cambio ahora que tu repercusión se ha visto multiplicada, que te escucha más gente?

D: Sí, hay algunos que se creen que soy rico (risas). No sé… Lo que vienen siendo mis amigos de toda la vida y eso me dicen: «¿Qué? Estoy viendo que vas de gira y todo eso, lo veo por Facebook»… Pero que sin más, ¿sabes? Que no se paran a escucharme.

M: Sí, que no se interesan.

D: Pero que lo he superado ya eso. Eso era algo que estaba yo luchando contra ello pero que lo he superado, he conocido gente nueva a la que sí le gusta mi música y todo eso, pero que [el resto], como antes.

E: Son amigos pero no son fans.

M: Claro, a veces lo prefieres así.

D: Sí, claro, eso es bueno, ¿sabes? Yo eso lo agradezco muchísimo. Que le pongas un tema a un colega y te diga «eres el mejor» y no se qué…

M: Que te coma la oreja… No, no.

D: Pues [con mis amigos] yo al revés: «bleh…» (risas).

 Lo mejor del festival fue que estuvo Diego el Cigala entre el publico al lado mía y que había barbacoa gratis y barra libre.

E: El año pasado actuasteis en Málaga junto a nombres como Daddy Yankee, Ñengo Flow, Cosculluela… ¿Qué sentisteis al subir al escenario compartiendo cartel con los máximos exponentes de la música urbana Latina?

D: Me siento mejor aquí, la verdad. Porque allí la gente no va a verte actuar a ti, la gente está deseando que tú termines. Hay gente que sí disfruta haciendo eso: hay gente que no conocía y cantar en festivales de esos lo disfruta… Yo no lo disfruto. Yo disfruto sintiendo el calor del público, sintiendo que se saben mis canciones, sintiendo de que están contentos de que yo esté ahí y yo estoy contento de que estén ellos ahí. En un festival en el que tú eres la última mierda… Lo mejor del festival fue que estuvo Diego el Cigala entre el publico al lado mía (risas) y que había barbacoa gratis y barra libre (risas). Por lo demás, que es una experiencia bonita que te sube el caché, el tener a Daddy Yankee al lado de tu nombre. Por lo demás… No volvería.

M: Esa gente, claro, no aprecia tu trabajo como lo puede apreciar un fan tuyo.

D: También porque a lo mejor es según el tipo de música que hagas. Si haces reggaeton puro, a lo mejor si le podrías llegar a gustar al publico más general. Pero al ser una música más personal, a la gente no termina de encajarle. La gente que va a ver a Ñengo Flow o a Daddy Yankee, lo que hacemos nosotros pues a lo mejor no termina de encajarle… Por ahora. A lo mejor el día de mañana sí, pero yo disfruto más en salas que la gente viene a verme a mí na’ más.

E: Apuntamos como posible título de la entrevista: ‘Lo mejor del festival fue la barbacoa’ (risas).

D: (Risas) Y el cigala, ¿cómo iba el Cigala? Con un traje blanco, y encima viendo a Daddy Yankee. Vamos, eso es lo mejor que me ha podido pasar en la vida (risas).

E: Desde fuera, Maka es como tu apoyo, tu arma secreta… Un poco como 40 para Drake. ¿Cómo es la influencia de Maka como amigo, y como artista?

M: A ver qué dices (risas).

D: (Risas) La influencia, a parte de clara, es muchísima. Pero desde el punto de vista de darme a conocer yo al público, digamos que la gente ve lo que yo hago diferente, en gran medida es por lo que aporta él. Pero ya no solo eso, sino que yo he aprendido muchísimo de él. Pero muchísimo, vamos, de que yo no haría lo que hago, ni parecido, si no fuera por él. De enseñarme, me ha enseñado muchísimo; y yo he aprendido mucho de él sin que tenga que enseñarme.

M: Y ahora es él el que me enseña a mí… (Risas) Hemos acabado así. Yo, ahora, las mezclas y lo que hace [Dellafuente] es que me deja asombrado. Me ha sobrepasado, vamos, increíblemente. Porque él, aunque no sepa cantar, porque no sabe cantar (risas)…

D: No es que no sepa cantar, es que canto fatal (risas).

M: … tiene mucha musicalidad todo lo que dice. Cuida mucho los detalles, vamos, eso es impensable en gente del mismo mundo en el que estamos [del rap], es impensable que sea así de esa manera. Tan meticuloso, y tan natural, y que salga bien. Y que transmita de esa manera… Porque lo que habla transmite, y es muy difícil alguien que te hable, que te diga cosas, y que te llegue, que no sea cantando como antes.. Él hace una especie de cante hablado, que es difícil también. Le ayuda el autotune, pero qué va, cualquiera no usa el autotune como él lo utiliza y eso lo sabe todo Dios.

D: Creo que te debo 50 euros… (Risas)

M: No, yo lo digo de corazón.

D: A día de hoy no me vería actuando [sin él]… Grabar un disco, me podría grabar un disco perfectamente sin él, aunque me da orgullo como que esté presente. Pero encima de un escenario a día de hoy no me vería sin él. Nos peleamos todos los días, discutimos… Pero bueno (risas). Y que sean muchos años más.

Que es una putada ser legal, pero que a todo el mundo creo que le gustaría poder permitirse ser legal.

E: Compartes con varios artistas el orgullo por dónde vienes, y de la situación que se vive en los barrios. Sin embargo, en tus canciones apoyas y respetas el trabajo honrado, y la gente que se parte la espalda trabajando de forma honrada; y no sólo el hustleo, delinquir y vender droga como defienden otros artistas. Por ejemplo, en tu tema ‘Demasiao’ dices: “Prometo llevarte a la guarde y que tus estudios no sean en balde”. Para finalizar este encuentro… ¿Te gustaría dar algún consejo para las generaciones mas jóvenes que te escuchan?

D: A ver, es que yo me he dado cuenta de una cosa: que lo que yo puedo llegar a decir, o lo que puede llegar a decir cualquier artista que tenga medianamente repercusión, afecta realmente a los chavales que te puedan escuchar. Aunque tu creas que te están escuchando gente que es madura, también hay gente que no asimila muy bien y que te copian desde la ropa, a los gestos, hasta lo que tú dices. Si tú dices que estás «moviendo toneladas», el chaval, a parte de que se lo cree (risas), es lo que quiere hacer. Y yo en ese aspecto he madurado mucho, no querer dar un ejemplo tampoco de… Lo que es una mierda en realidad en la vida, ¿sabes? El tener que buscarte la vida al margen de la legalidad. Yo creo que a todo el mundo en realidad le gustaría poder vivir legalmente y poder pagar sus impuestos, tener su dinero y vivir honradamente, y dormir tranquilo, tío. Y dormir tranquilo, sin tener rollos en la cabeza de mierdas. Que es una putada ser legal, pero que a todo el mundo creo que le gustaría poder permitirse ser legal. Lo que hay malo en la calle yo creo que todo el mundo lo sabe, no sé cuantos años ha habido Callejeros, hemos visto todos los putos barrios, y sabemos cómo es España. Y lo malo lo cuenta hasta los que no lo han vivido: se lo inventan. Pero también hay cosas buenas.

M: También es la realidad de cada persona… Eso es así. Que por ese camino no vayan, pero a veces los caminos… Solo tienen ese camino. Ejemplo no podemos dar a nadie. Sino que sean ellos mismos; yo que sé, es el mejor ejemplo que se puede dar.

D: A mí no me gustaría que mi niño vendiera marihuana, ni que se metiera coca, ni que a mi niña la dijeran puta. A mí no me gustaría. Habrá gente a la que sí le guste, porque hay de todo en este mundo, pero a mí no me gustaría que pasara. Ni que a mi hermano le dijeran cosas que no tienen que decirle. Pues… Hay que dar ejemplo, ¿no?

1465394088 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios (3)
← Siguiente El nuevo merchandising de 'Rodeo' de Travis Scott es lo más
Anterior → Snoop Dogg - Kush Ups (feat. Wiz Khalifa)