¿Es ‘Another Level’ de Blackstreet el mejor disco de R&B de los noventa?

Por alguna razón que el ser humano desconoce, los grupos de rythm and blues han desaparecido casi en su totalidad. Pero en los 90s y comienzos del 2000s eran toda una tendencia que nos brindaba bastantes alegrías musicales.

Boyz 2 Men, TLC, Jodeci, New Edition, SWV, 112, Dru Hill o K-Ci & Jojo son algunos de los grupos masculinos y femeninos que pusieron una banda sonora un poco más suave (entre tanto rap hardcore noventero) a nuestras vidas en aquella época.

Y entre todas aquellas bandas había una que probablemente destacó por encima: Blackstreet. Con diferentes miembros a lo largo de su andadura pero con Teddy Riley como eje central, el grupo fue el que mejor supo captar y comprimir la sensibilidad del soul, la elegancia del jazz, la pasión del gospel y las percusiones del hip hop de modo más exitoso musicalmente. 

Teddy Riley, el eje de Blackstreet

Pero para entender este resultado debemos remontarnos brevemente y conocer quien era el líder de la banda: Teddy Riley.

Considerado el padre de todo un género llamado New Jack Swing que fusionaba el rap con el funk y el soul con la característica de unos bombos y cajas mucho más acentuados y con la inclusión de raps de modo mucho más habitual. No en vano, Riley acabó destacando tanto que produjo canciones a Michael Jackson, Bobby Brown, Keith Sweat, Doug-E. Fresh o Heavy D.

De su primer grupo llamado Guy también salió el legendario Aaron Hall, aunque fue con Blackstreet cuando tuvo verdadero éxito y reconocimiento internacional.

De algún modo, el talento natural de Riley siempre ha estado encima de la media; escribía y componía, producía, tocaba instrumentos, cantaba bien y era capaz de trabajar para otros. El primer disco de Blackstreet de nombre homónimo fue notable pero con el segundo (titulado ‘Another level’) tocaron el cielo musical brindándonos un disco maravilloso a todos los niveles.

‘Another level’: el cielo musical de Blackstreet

Editado en 1996 y con más de cuatro millones de discos vendidos, el primer single -junto a Dr. Dre y Queen Penn– llamado ‘No Diggity’ era tan rompedor y subversivo musicalmente que aun hoy día sigue sonando fresco.

Pero esa canción sólo dejaba entrever las joyas con que contaba el álbum: ‘Fix’, ‘Good Lovin’, ‘Let’s Stay In Love’, ‘I Can’t Get You (Out Of My Mind)’, ‘Don’t leave me’ o ‘Happy Song’ son algunas de las piezas que remarcables que encontramos dentro del tracklist.

Las producciones (aún con el abuso del Vocoder) eran adelantadas a su tiempo y sonaban frescas aun con todas las influencias clásicas y las voces de los cuatro integrantes casaban a la perfección en unas letras en las que el tema principal era el amor.

Y es que ‘Another Level’ fue un soplo de aire tan fresco que incluso aquellos fans del rap que se negaban a oír rythm and blues acabaron sucumbiendo.

‘Another Level’ es (junto a la producción del ‘Dangerous’ de Michael Jackson) la obra maestra de Teddy Riley, un talento desbordante muy popular entre los profesionales del gremio cuyo nombre debería estar a la altura de genios de la producción como Dr. Dre, The Neptunes o Just Blaze y que quizás está un poco más olvidado.

‘Another Level’ fue y es un orgasmo sonoro para los amantes de la música negra y el tiempo no podrá sino dejar al disco en su lugar. Regálate una escucha si no lo has hecho nunca y entenderás el porqué.


No habrá mucho R&B en el Riverland Festival pero sí muy buena música.¡Participa aquí en nuestro sorteo para hacerte con un abono doble VIP!

1 1549297876 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente El legendario Grandmaster Flash llega en febrero a Razzmatazz
Anterior → James Blake y Travis Scott le ponen imágenes a 'Mile High'