‘Harry Potter y el niño maldito’: shut up and take my money

Mi primera impresión fue qué puta mierda es esta.

No os voy a mentir, me enteré del libro por las noticias de Antena 3 (permíteme que insista).

Había oído vagos rumores, que si un nuevo libro, que si una obra de teatro, pero tampoco les presté excesiva atención hasta que el día de la presentación apareció en todas las pantallas. Tardé 3 minutos aproximadamente en entrar en Amazon y comprarlo, los 23€ y pico que me costó no me parecieron ninguna exageración dado que soy un fan de Harry Potter (el anterior me costó 18 libras, por ahí andaba la cosa).

Empecemos por ahí ya que es importante, no puede decirse que sea un devorador de libros ni mucho menos, leo poco -rozando nada. En palabras del bueno de Joaquín sería algo así como “No he cogío un libro en mi vida Julio”

Sin embargo Harry Potter siempre ha sido una saga que me ha entusiasmado (si, soy fan, fan, fan). Una auténtica máquina de hacer billetes: libros, películas, videojuegos, merchandising y ahora… Obras de teatro.

LIBROS

Si que soy fan, si

Si tienes pensado comprar, leer, o que te resuman en Forocoches el libro, antes debes tener algo en cuenta muy importante: ES EL GUIÓN DE UNA OBRA DE TEATRO. Parece obvio (ya sabemos que es un guión), pero merece la pena volver a remarcarlo para que nadie se lleve un disgusto: ES EL GUIÓN DE UNA OBRA DE TEATRO (o ni siquiera eso, ya que es parte de un guión).

Por eso olvídate de las largas y minuciosas descripciones de las situaciones, paisajes, sentimientos etc, de los anteriores libros, y es que la tónica de Harry Potter y el niño maldito es siempre la misma: división en actos y escenas, breve descripción de la localización (para el decorado) y diálogo.

Harry Potter dice:
Hermione dice:
Rajoy dice:

Así es el libro, ni más ni menos. Pero lo peor de todo no es esto, lo peor de todo es que en la representación, la actriz que ejerce de Hermione Granger (o /Jermaioni/ si nos estás leyendo desde latinoamérica) es negra.

Puedes matar a Harry, puedes terminar diciendo que todo era un sueño tipo el final de los Serrano, pero NUNCA oses hacerle eso a la diosa.

(…) la actriz que ejerce de Hermione Granger es negra. (…) Hermione es Emma Watson y punto pelota.

Creo que ha quedado clara mi opinión al respecto, y considero que es un tema lógico, en todos los libros en ningún momento se dice que Hermione sea negra, es más, aunque los que apoyan esto argumentan que tampoco se dice que sea blanca, existen descripciones tales como el momento en el que tras las vacaciones vuelve morena… Y qué narices, que Hermione es Emma Watson y punto pelota.

Una vez asimilado esto podemos proceder a continuar.

Nada más que me llegó el libro me dispuse a empezar a leerlo como loco, aunque hubo algo que acaparó mi atención.

PAYPAL

Osea, ponte en contacto con harrypotter.com para que te pasemos el paypal si quieres recitar los poemas que exponemos a continuación. Me pareció bastante impensable lo que estaba leyendo, la sutileza brilla por su ausencia. Una vez sobrepasado este inicio, no pude resistirme a leer los dos primeros actos, escenas, capítulos o como queráis llamarlo. Mi primera impresión fue, qué puta mierda es esta.

Tardé la frioleara de 3 minutos en leerme las 2 escenas, y es que entre tanto Harry dice, doble espacio y una frase, el libro parece que está escrito para niños de 3 años que están aprendiendo a leer, ya que encontrar más de 100 palabras en una hoja se antoja realmente difícil.

Tuve que seguir leyendo (ya que había pagado más de 20€ por el libro), y lo cierto es que acabó enganchándome sin duda alguna. Es una forma distinta a lo que estamos acostumbrados (¿se pondrán ahora de moda los libros de guiones de teatro?), muy fácil de leer (a 5 frases por hoja…) y que te va atrapando poco a poco, dado que los actos pasan volando y las situaciones cambian realmente rápido.

Podríamos compararlo con un café del Starbucks. Es molón, vale un pastizal (para su duración) y seguro que los hay mejores

El libro se hace corto, muy corto (podemos decir que se anda ahí ahí con la duración de un piedra/papel/tijeras), y ese es uno de los mayores problemas que tiene. Podríamos compararlo con un café del Starbucks. Es molón, vale un pastizal (para su duración) y seguro que los hay mejores (¡pero puedes sacarte una foto para insta con él!)

No es mi intención entrar en spoilers ni mucho menos (¡el asesino es Harry!), dejaré de vuestra mano que descubráis las aventuras de la nueva generación Potter y sus amigos, aunque estarán rodeados de caras conocidas.

Tardaremos en ver Harry Potter 8 en el cine (y más con el estreno de Animales fantásticos y dónde encontrarlos), y aunque Rowling ha negado que vaya a llevarse a la gran pantalla, sabemos de sobra que el dinero lo compra todo, y no sería de extrañar que en unos años acabe adaptándose tras haber sableado todo lo posible en obras de teatro y libros.

Como conclusión el libro es entretenido y diferente, pero corto. Te encantará si eres fan de Harry Potter, y si no te han gustado los libros anteriores… mejor ni lo intentes. Mi recomendación es que si vais a haceros con él intentéis comprarlo de segunda mano, en crowdfunding, entre varios o pidiendo en la calle para comprarlo ya que no merece más de 15€, sabemos que estamos pagando la marca pero al menos los anteriores tenían 800 páginas enteras escritas, no 300 garabateadas.

Pero oye, que me ha encantado.

Compartir
Tweet
Comentarios