Se cumplen 40 años desde que Hulk Hogan debutó en la WWE

Cuando un jovencísimo Vince McMahon hijo heredó la WWE (antes WWF y antes WWWF), la lucha libre o wrestling profesional distaba mucho de lo que es a día de hoy a todos los niveles. Y era de todo menos un espectáculo mundial que factura cientos de millones en contratos de televisión o merchandising.

Había una serie de leyes, como que las compañías no podían salirse de su propio estado para promocionarse y organizar eventos, y eso hacía que todos tuvieran su nicho, su estrellas y su mercado. Esas eran las reglas, hasta que llegó Vince McMahon junior y decidió cambiar todas esas leyes no escritas y una por una.

McMahon comenzó desde abajo en la empresa familiar, primero de anunciador de luchadores y luego de comentarista durante casi una década, hasta que había adquirido todo el conocimiento suficiente como para dar el salto y realizar todos los cambios que había estado planeando.

Sin estudios de marketing ni empresariales, Vince McMahon fue capaz de convertir un negocio estatal en una de las empresas de entretenimiento más importantes del mundo en relativo poco tiempo.

Vince McMahon y Hulk Hogan convirtieron el wrestling en un negocio mundial

Y lo hizo sin perder el tiempo: rompió la reglas de los estados para convertirse en una compañía primero nacional y luego internacional.

Hizo que los luchadores entraran al ring con canciones de rock (y cada uno la suya propia), amplificó la estética o «gimmick» de cada personaje, se alió con cadenas de televisión, puso a estrellas del rock y la televisión en sus shows, mejoró las historias y guiones… Y, sobre todo, fue capaz de contratar al luchador más carismático de la competencia: un tipo llamado Hulk Hogan.

A lo largo de los años y desde su debut el 13 de noviembre de 1979, Vince McMahon fue llevando a su compañía a todos los hogares del mundo y lo hizo de la mano de Hogan. Solo un detalle: únicamente en 1991 se vendieron más de 50 millones de figuras de acción de la WWE (aunque aun se llamara WWF), con ello podemos hacernos una idea de las dimensiones que había cobrado la empresa en sólo una década y del mérito de éstos dos hombres.

Hogan, su carisma, su impresionante físico y sus característicos gestos fueron los cimientos que hicieron de la WWE una empresa absolutamente gigantesca y lo curioso es que el luchador nunca fue realmente bueno en lo suyo. Hulk Hogan tenía tres-cuatro movimientos característicos y un carisma impresionante, pero ni de lejos tenia el talento de otros como Bret «The Hitman» Hart, Shawn Michaels o Ricky Steamboat, por citar sólo a algunos.

Hogan, como decimos sin llegar a ser un luchador muy técnico, fue capaz de ser la imagen de una compañía durante décadas y ser el escaparate para exportar a la empresa a todo el mundo y hacer de los McMahon pasar de pudientes a multimillonarios.

Un luchador con limitaciones que fue capaz de llevar a la empresa a todo el mundo

De hecho, el personaje de Hulk Hogan es tan grande, tan mítico, tan legendario y tan bien creado que ha superado con creces a la persona.

Cuando lo vemos en televisión (ahora mismo ha vuelto a ser recontratado por la WWE para dar vidilla a una serie de combates) vemos un icono y casi un meme tan gigantesco que se nos hace difícil pensar que al final es una persona de carne y hueso con sus problemas (algunos como los de su ex mujer fueron mundialmente conocidos) de un humano relativamente medio.

Se cumplen cuarenta años desde que Hulk Hogan debutó en la WWE y de cómo cambió la infancia de millones de personas en todo el mundo que desayunaban sus cereales los sábados por la mañana frente a la televisión.

Su bigote, el pañuelo en la cabeza, su melena rubia con calvicie incluída, la camiseta de Hulk Rules y la canción de ‘Real American’ con la que hace su entrada forman ya parte de las vidas de más gente de la que incluso pudo imaginar, y esa empresa estatal en la que entró factura más que Los Angeles Lakers, los Chicago Bulls y los Knicks de Nueva York juntos. Ahí es nada.


Puede que también te gusten las nuevas adidas x Star Wars.

1 1574206598 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente "Fiambre": o cómo normalizamos lo grotesco mediante el costumbrismo
Anterior → Las adidas Nite Jogger "Stormtrooper" ya tienen fecha de lanzamiento