‘IronMan’: el increíble álbum debut de Ghostface Killah

Cuando Wu-Tang Clan cambió el panorama a finales del 93 con ‘Enter the Wu-Tang’ con esa revolución mezcla de un sonido completamente novedoso y nada más y nada menos que nueve miembros (a los que luego se uniría Cappadonna), Ghostface Killah no era ni de lejos el más llamativo de la banda.

Pero al contrario que otros como Method Man, que se fueron relajando proporcionalmente mientras su status de leyenda iba creciendo (tanto en la forma de rimar como sobre todo en la elección de las instrumentales para sus discos en solitario), Ghost fue trabajando cada vez más duro por varios frentes: en la escritura, en el desarrollo de un mundo propio hiperreconocible y en la selección musical para sus LP’s en solitario.

Eso, unido a un flow, que parecía cada vez más fresco y natural, acabó convirtiendo a Ghost en uno de los mejores MCs del mundo, superando a la inmensa mayoría de su propio grupo, si no a todos.

La llegada del ‘IronMan’ que lo cambió todo

Pero fue en el debut de Raekwon con su maravilloso ‘Only Built 4 Cuban Linx’ cuando descubrimos todos los ases que Ghostface Killah (cuyo nombre real es Dennis Coles) tenía bajo la manga. Y con su primer disco en solitario ‘IronMan’ no hizo sino dejar claro que no había venido al negocio a ser uno más y que tenía todo lo que buscamos en un rapper de máximo nivel.

‘IronMan’ incluye todas o casi todas las virtudes que Ghost fue desarrollando posteriormente: su habilidad para rimar, los sonidos de RZA con otros más estrictamente souleros, sus colaboraciones con Raekwon en temas hardcore y baladas ghetto y un universo propio que no haría sino crecer y enriquecerse en posteriores discos y colaboraciones.

La estética auténtica y exagerada del rapero (con joyas gigantes, ropa colorida, albornoces sobre ropa de sport) no hizo sino sumar a todo el halo de talento y actitud que Ghostface siempre ha desprendido.

En ‘IronMan’, Ghost bucea en lo que mejor se le da: ‘Iron Maiden’, ‘Assasination Day’, ‘Poisonous Darts’, ‘Winter Warz’, ‘Fish’, ‘Camay’, ‘Daytona 500’, ‘Motherless Child’, ‘Black Jesus, ‘After the smoke is clear’ o la legendaria ‘All That I got is you’ son sólo algunos de los recordadísimos y personales temas de un álbum que sigue sonando tan propio como actual.

Es agridulce, casi experimental y nos entrega a un Ghostface Killah en estado de gracia rimando con una soltura que sigue pareciéndonos increíble.

El de Wu-Tang se puso en el mapa de veras como ‘Only Built 4 Cuban Linx’ y se consagró con ‘IronMan’ y el resto ya lo conocemos: ‘Supreme Clientele’, ‘The Pretty Toney Album’, ‘Fishscale’, ‘Twelve Reasons To Die’…

Discos sobresalientes, híper personales y arriesgados. Y es que Ghost nunca ha sido de venderse en exceso (algunas colaboraciones con terceros aparte) y, cuando acudimos a él ,ya sabemos lo que vamos a encontrarnos. ‘IronMan’ nos daba al mejor Ghostface Killah y el rapero ocupó para siempre su lugar en la historia.


Hemos estado reflexionando sobre si Lauryn Hill volverá a sacar disco algún día… Échale un ojo aquí.

1 1553449511 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Kevin Gates se inspira en las calles para el videoclip de 'RGWN'
Anterior → ¿Por qué la legendaria Lauryn Hill no ha vuelto a sacar un disco?