¿Qué puede salir de un proyecto conjunto entre Kanye West y Dr. Dre?

A pesar de la nebulosa que puede difuminar la imagen que tenemos ahora mismo sobre el talento de Kanye West, la verdad es que durante muchos años fue uno de los mejores productores de rap del mundo. Y solo basta con repasar los beats que precedieron a los de ‘The Blueprint’ todos esos años para darnos cuenta.

Durante mucho tiempo, su especial habilidad para deconstruir samples (algunos desconocidos, y otros que parecía que no podían tener otra vuelta de tuerca) y sus añadidos entre sintetizadores, instrumentos reales, timbales, congas y muchos otros elementos salvaron el rap de morir del éxito más fácil y vacío del sonido club y del dirty south.

Pero, como artista en busca de nuevos lugares musicales (y casi de cualquier cuestión creativa, si vemos su agenda) y de su relación con una de las mujeres más populares del mundo, su imagen fue empeorando profesionalmente.

Al involucrarse emocionalmente con la reina de la prensa rosa mundial, West se fue abocando involuntariamente a ese mundo. Y ello, unido a su evolución musical entre la modernidad, el eclecticismo y la pérdida de rumbo, hicieron que perdiéramos la fe en él. Gran parte por lo musical, y gran parte porque inconscientemente tendemos a despreciar a los nombres y apellidos que copan cierto sector de la prensa.

Casi hemos llegado a olvidar el inmenso talento que un día tuvo West

Pero hace unos días veíamos una foto en su Twitter -ese que aparece, desaparece y es surrealista por momentos- junto a Dr. Dre, uno de los máximos pilares del sonido west coast, artífice del éxito de Snoop Doggy Dogg, Tupac (en parte), Tha Dogg Pound y, en resumidas cuentas, toda la plana mayor de la legendaria Death Row Records, y un halo de esperanza nos sobrevolaba.

Un halo incierto, pero motivador al fin y al cabo. Y como suele pasar con estas mega noticias: aquí puede pasar cualquier cosa.

Si bien Dr. Dre es un tipo que ha sido capaz de producir algunos de los mejores discos de todos los tiempos y de descubrir y levantar la carrera de muchos artistas, ya vimos con su esperadísimo ‘Compton’ (una especie de evolución nunca aclarada del todo de su álbum ‘Detox’, que nunca vio la luz) que, aunque sigue siendo muy bueno con los beats, está lejos de sus mejores trabajos para sí mismo y para terceros.

Dr. Dre y Kanye West: entre la esperanza y la incertidumbre

Un buen álbum pero indefinido y quizás sobreproducido que desdibuja el sonido característico del productor, quizás para empatizar con las nuevas generaciones, quedándose en tierra de nadie. Fue un buen disco para los que se agarran a cualquier cosa que suene a rap real, pero es un LP que no ha acabado de trascender.

Aún así, y a tenor de su inmensa trayectoria, Dr. Dre puede ser el que centre y encamine a West en un disco como los cinco primeros del de Chicago, porque supone la voz de la experiencia, del talento y también la visión alejada que puede dar una opinión objetiva sobre su carrera musical actual.

Sea como sea, y viendo los últimos trabajos del marido de Kim Kardashian, casi cualquier cosa puede ayudar a dar un empujón a su carrera y hacer que recordemos (y que no volvamos a obviar) que Kanye West es un tipo con un talento inmenso que quizás simplemente se ha perdido entre modernidades, flashes y titulares.


En otro orden de cosas que también están en el aire: el nuevo parque temático de Wu-Tang Clan podría hacerse realidad, ¿te has enterado ya?

1 1574358167 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Pouya muestra su imaginario con Rocci en el videoclip de 'life...? lol'
Anterior → Stunna 4 Vegas vuelve al juego con el videoclip de 'Long'