fbpx

La Bibitches: originalidad, descaro y maquillajes inspirados en sneakers

Seguro que alguna vez, procrastinando por la densa red de Instagram, te has topado con los postsstories de una loca adicta al maquillaje y las zapas, acentazo madrileño y sin pelos en la lengua. Hablamos -sin lugar a dudas- de la Bibitches, una bad influencer de cabeza a pies que a día de hoy ha conseguido enamorar a casi 58 mil personas que le siguen por la red social de moda. Y no es para menos.

Bárbara es una girl de la capital a punto de cumplir los 23. Según contó en una entrevista para La Vanguardia, cuando creó el perfil que ahora siguen miles de personas, no tenía ninguna pretensión de hacerse popular y generar el hype que ha provocado. Vamos, que quién le iba a decir a Bibi, que se hizo Instagram para subir fotos con sus amigos y poder soltar la suya sin cortarse, que un día conocería a Rihanna gracias a su capacidad para cautivar a la gente. Como en casi todo lo relacionado con este mundillo en pleno 2018, el postureo es inevitable, pero cuando algo es auténtico y natural se ve de lejos, ¿no?

Labibi no es una influencer más haciendo propaganda de grandes marcas como Puma a cambio de unos cuantos billetes; es una tía con carácter e intereses artísticos, una mente creativa capaz de poner en común sus cosas favoritas en la vida -ejemplos: las sneakers, el maquillaje- y conseguir que miles de personas se contagien de esa misma creatividad. Y, además, sin intenciones de cortarse un pelo a la hora de opinar sobre lo que sea que le parezca necesario poner a debate. Eso es verdaderamente un influencer.

Ahora bien, ¿de dónde sale La Bibi? ¿Qué le inspira a ella, cómo consigue inspirar a los demás? Para resolver estas dudas y otras tantas que nos han surgido por el camino, hemos decidido planteárselas directamente y que nos las resuelva. Abróchense los cinturones, que vienen curvas.


Para empezar y para que nos entendamos todos, si tuvieras que describirle lo que haces a una señora de 80 años o a un niño de 10: ¿qué les dirías?

Pues a un niño de 10 años para que me entienda le diría que soy una chica a la que siguen porque les gusta cómo viste, cómo se maquilla, las zapatillas que lleva, la ropa, el carácter un poco también… Que se sienten identificados conmigo.

Y a una mujer de 80 años le diría que soy una folklórica moderna. Un poco, sí. (Risas) Al niño de 10 años también le diría que tengo mis propios proyectos, que hago maquillajes inspirados en zapatillas y luego los expongo, que me hacen fotos con ropa de ciertas marcas, zapatillas. Y poco más: así, fácil y sencillo.

Fácil y sencillo. ¿Es Labibitches un personaje, un alter ego de Bárbara o simplemente un seudónimo que has escogido para presentarte al público?

Yo, cuando me presento, no me presento como “la bibitches”, me presento como Bibi. Bárbara me llaman mis amigos de toda la vida, o mi madre cuando se cabrea. (Risas)

Es súper típico lo de la mama.

Es verdad. Pero sí que intento ser lo más fiel a Bárbara a la hora de ser Bibitches, porque pienso que también eso es lo que más le gusta a la gente de mí, el hecho de verse identificada con una persona normal, no con alguien que habla con voz de pito, y no sé, como no habla en su día a día. Siempre intento ser lo más fiel a mí, y si no me gusta algo lo digo.

Es muy difícil, también, porque soy una persona con mucho carácter y me cuesta bastante a veces ser políticamente correcta, que es lo que se supone que tienes que ser cuando eres influencer, ¿no?

¿Hasta qué punto te importa lo de ser “políticamente correcta”?

Me importa cuando influye en mi trabajo, pero cuando veo alguna injusticia o algo que me cabrea mucho, lo tengo que decir, si no, puedo reventar.

De todo lo que haces en tu día a día como “bad influencer”, ¿qué es lo que más disfrutas?

A ver, yo me defino “bad influencer” porque el concepto “influencer” me chirría un poco. No pretendo que nadie intente ser como yo, ni que vista como yo, ni tal, pero no puedo evitar el hecho de que haya gente a la que le guste. Eso es una de las cosas que más disfruto a lo mejor, el hecho de ir por la calle y que me pare alguien y se ponga a llorar, ¿sabes? De emoción, y que me dé un abrazo, que tú sientes el cariño, el amor… Sentir el cariño de alguien que no conoces y que se cree también que te conoce perfectamente, no sé, es algo muy extraño.

Disfruto mucho cuando me mandan mensajes diciendo que gracias a mí han aprendido a quererse tal y como son, que ya no les afecta cuando les hacen bullying en el instituto, que se levantan con una sonrisa, que se parten el culo con mis historias, mis vídeos, mi día a día… Eso me gusta mucho.

Yo antes de esto siempre me he sentido súper querida por mi madre, mi hermano, mis primos, mis tíos, mi familia en general, y mis amigos… Y el sentirte querido de otra forma también te enriquece como persona, porque hay muchos tipos de cariño, muchos tipos de amor, y el haber descubierto un tipo de amor que no sea el fraternal o el familiar, mola bastante, la verdad.

¿Qué dirías que es lo peor de estar en el punto de mira constantemente?

¿Lo peor? Mmm… Antes me afectaba bastante, porque yo siempre he tenido muchos haters, por suerte o por desgracia, porque si yo estoy aquí es por la gente que me ama y por la gente que me odia, eso lo tengo más que claro. Pero malo tampoco, porque he aprendido algo que tendría que haber aprendido hace mucho, y es el controlarme, el saber cuándo tengo y cuándo no tengo que decir las cosas, simplemente.

Iba a decir también el tener que medir mis palabras, pero eso tampoco es malo, lo hacemos constantemente con gente que queremos. Ahora lo estoy haciendo por alguien que es a la que más quiero, que soy yo. Entonces… Algo malo no sabría decirte, creo que hasta que no sea como John Lennon y tenga riesgo de que me maten por la calle no creo que haya algo malo, ¿no? (Risas)

¡Joder! ¡Esperemos que no!

No llegaré a ese nivel nunca. (Más risas)

Esta es corta pero personalmente me parece chunga: ¿qué te inspira?

Joder… Ya ves si es chunga. No sé a qué te refieres con “qué me inspira”, porque yo no pinto cuadros como para poder inspirarme en algo y decir “ay, estoy triste, la tristeza me inspira a pintar un cuadro negro”… No. ¿Sabes? Pienso que mi forma de inspirarme son las cosas que me gustan: la música que escucho, la familia que tengo, la gente que me rodea, las zapatillas que llevo… (Risas)

¿Cómo lo haces para inspirar/influenciar a los demás? ¿Tienes realmente esa intención, digámosle el “ser creadora de tendencias/ideas”, o simplemente expresas lo que eres y eso le gusta a la gente y, en consecuencia, les influye?

Yo creo que son ambas, aunque una pesa más que la otra, por supuesto, que es el hecho de ser tú mismo. O sea, yo empecé en Instagram subiendo vídeos de lo que me mosqueaba, insultando a mis exnovios, que eran unos hijos de puta y les decía de todo…

(Risas) Lo de los exnovios es la hostia.

No sé, un poco de todo. Es el hecho de ser tú.

Yo, por ejemplo, nunca me he formado a la hora de maquillar y tal, y la gente aún así me pide que haga tutoriales de maquillaje para ver cómo me maquillo porque les gusta cómo lo hago. Y luego también la otra parte, lo de ser creadora de tendencias, sí pero no, porque este mundillo tiene mucha competencia, hay gente muy buena y necesitas innovar bastante, ser original y hacer algo que no todo el mundo haga.

De ahí mi idea de los maquillajes inspirados en zapatillas -“sneakers inspired me“- que en realidad es mi primer proyecto personal y estoy bastante orgullosa de él, porque todavía sigue creciendo y tengo planes para el futuro para esto.

Hace más o menos un año tuviste una entrevista con La Vanguardia, y comentabas que precisamente las grandes marcas no te persiguen. A día de hoy has trabajado con PUMA, Fenty Beauty, conocido a Rihanna… Tengo un par de preguntas sobre esto.

La primera: ¿cómo ha cambiado tu relación con las marcas más reconocidas? ¿Cómo ha sido ese proceso de meterte en medio de todo el sarao?

Mi relación con las marcas no ha cambiado, simplemente ha empezado, esto está nada más que empezando… Yo soy un bebé en esto, con lo de las marcas, en Instagram no porque llevo bastantes años, prácticamente desde que empezó yo creo. Pero con las marcas acabo de empezar, y ha empezado precisamente porque como te he dicho antes ha cambiado mi forma de decir o hacer las cosas, me he tranquilizado, me he calmado (risas).

Y no me he metido, me han metido. Empecé con mi movida de las zapatillas, y a partir de ahí me empezaron a hablar todas las marcas con las que colaboro, y estoy bastante contenta. Ha sido un crecimiento personal, nunca he tenido que “meterme” a posta, ¿sabes?

Además, en este mundillo no me molaría nada ser El Padrino, porque en este mundillo tener que deberle un favor a alguien es muy jodido. Para eso prefiero ir despacito y con buena letra, que Roma no se construyó en un día. Lo que rápido sube, rápido baja, por eso prefiero ir despacito a ir deprisa y corriendo.

Vale… Esta es obligada: ¿cómo fue lo de conocer a RiRi?

Fíjate tú que yo nunca he sido seguidora de Rihanna, nunca. Nunca he seguido su música… Obviamente me sabía alguna canción, pero porque la ponen en todos los sitios. A día de hoy es imposible no saberse alguna canción de ella porque las escuchas en todos los lados, pero nunca me la he puesto en YouTube o en Spotify.

Me invitaron a su evento para conocer su maquillaje y, bueno, gracias a la ayuda de Puma fui entera vestida de su marca. Ya que me sponsorizan, pues fui con el total look de Fenty Puma. Y una amiga me peinó para llevar más el rollo Fenty, y no sé, estaba allí por el evento, ella iba a pasar por otro lado y se me acercó y me dijo que le encantaba como iba, que llevase su ropa y tal…

Me pidió el Instagram y me empezó a seguir. Y, no sé, flipé un poco, la verdad, porque no me lo esperaba, había gente con muchísimos más seguidores y más influyente que yo en ese evento, y a la única que siguió fue a mí.

Epic. Y una buenísima jugada por tu parte… ¡Es verdad que ibas muy Fenty!

Me siento agradecida en ese sentido de que haya valorado la originalidad en este caso, porque era la que más el cante daba en el evento, además iba enterita vestida con todo de Fenty, y yo creo que eso a ella le moló bastante. Yo hago eso en todos los eventos: siempre intento ir lo más adecuada al sitio e intentar destacar, porque también es mi trabajo ver que puedo ser bastante original en este mundillo, que es muy difícil serlo, la verdad.

Y a raíz de ahí, pues eso, nos seguimos en las redes y tal, y sin más, fue súper simpática conmigo, y las chicas que iban con ellas, creo que una era su hermana, no sé, eran todas muy simpáticas, la verdad. Y poco más… Gracias a eso cuento también con el support de Fenty Beauty, y es una oportunidad muy guay, la verdad.

¿Qué planes y proyectos tienes para este año? ¿Qué otras colaboraciones podemos esperar para el 2018?

Darle caña al YouTube, poder crecer un poco dentro de ahí, porque creo que es algo que me va a venir muy bien para mi carrera y mi futuro en este mundillo. Y también porque es algo que me gusta, y disfruto mucho cuando a alguien le mola lo que hago, poder compartirlo de esta forma es muchísimo más fácil.

También, por su puerto, mi proyecto de Sneakers Inspired Me, maquillajes inspirados en zapatillas, eso va a tope, a topísimo. Y bueno, mi línea de camisetas está en marcha también.

Colaboraciones con marcas no puedo decirte porque es secreto. O sea, cuando colaboro con alguna marca no puedo hasta el día en que lo saco no puedo desvelar prendas que voy a llevar, ni zapatillas, ni siquiera nombrar la marca… Es bastante difícil poder darte nombres, pero sí puedo decirte que voy a seguir siendo fiel a lo que estoy haciendo ahora mismo, al menos de momento.

Entiendo que estás bastante metida en el mundo de la moda y tal, ¿alguna previsión de tendencias que van a ir al alza las próximas temporadas? ¿Qué va a ser obligado tener en el armario?

Uf… ¡Es que yo soy fatal para las tendencias! Soy la anti-moda, la anti-tendencia en ese sentido. Para mí lo ideal es ir con un moño bajo, raya al lado y unos pendientes de aro. Y si vas con lunares, ya flipas. (Risas) Pero no sé, es que yo siempre he ido igual, la verdad. Siempre he sido muy pijilla en ese sentido.

Yo sigo yendo prácticamente con la misma ropa que cuando era peque… Ya me gustaría tener ahora alguna ropa que tenía entonces, en verdad. Pero no sé, como siempre voy en chándal, pues me da un poco igual la tendencia, sinceramente me la repampinfla. Me da igual que no esté de moda algo, lo voy a tener. Si me gusta, lo tengo.

Ahora porque está de moda ir en chándal y deportivas, pero si no estuviese de moda iría igual, me da igual. Las Kardashian han hecho mucho daño, y porque van a comprar el pan en chándal mola hacerlo, pero es que si fueran con vestidos de lentejuelas, también irían todas con vestidos de lentejuelas. Pero a mí, sinceramente, me da bastante igual. Encuentro esto un poco estúpido, la verdad: si se pusiera de moda llevar una mierda en la cabeza lo llevarían todos.

Entre azucenas y velas enrizás : @bertoblanco_ : @mariamagdalenastudio #samsungego18 @mbfwmadrid #mbfw2018

Una publicación compartida de LA BIBI (@labibitches) el

¿Qué me cuentas de tu faceta más musical? ¿Cómo tengo que buscarte en Google si quiero encontrar algo respecto a esto?

A mí desde pequeña me ha encantado la música, y siempre he querido ser actriz de musical. Para mí, los musicales son lo más top del mundo. Si le sumas que bailo flamenco desde los tres años, un poco de faceta musical tengo que tener por narices. Pero lo que he hecho han sido cosas súper esporádicas, porque estaba con mis amigos que hacen música, en su casa, bebiendo, de pedo, y “venga Bibi, grábate un cacho, que cantas de puta madre”… Y eso, lo pasamos guay. Cuando lo he hecho ha sido porque me apetecía, me divierte y creo que se me da guay.

¿Tienes pensado sacar algo en solitario? 

Bueno… Es algo que habría que hacer, porque por poder se puede. Pero requiere mucho tiempo y es algo de lo que ahora mismo estoy falta, de tiempo.

¿Con qué artista, si pudieras elegir a quien fuera, te gustaría colaborar para un tema?

Lo veo claro, con Dellafuente.

(Risas) Te pega totalmente. Ojalá un día un hit Bibi x Della.

Lloraré.

The last one. Teniendo en cuenta los planes y proyectos que tienes para este año: ¿llega la Bibi dispuesta a comerse el 2018?

De eso no hay duda. (Risas)


The Medizine #GuestList: La Bibitches

No tiene que ver ninguna cosa con la otra, pero es que no puedo elegir. Canciones favs, un Bibimix.

* Bibi seleccionó dos canciones de Dellafuente que no están en Spotify (#keepitindie): Corazón MíoAntonio Demonio. ¡No te olvides de checkearlas también!

1518121749 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios