Analizamos «9», el nuevo y esperado álbum de la leyenda Lil Kim

Cuando Notorious BIG introdujo a una jovencísima Lil Kim en Bad Boy (tras conocerla porque tenían una relación sentimental… o más bien sexual), quizás nadie se esperaba que acabara calando tanto y convirtiéndose en todo un icono de la época.

Su descaro, cierta habilidad rimando, su característica voz y unas letras explícitas y muy sexuales, pronto la convirtieron en famosa y también en una artista muy imitada.

lil kim diosa - Analizamos "9", el nuevo y esperado álbum de la leyenda Lil Kim

Iconic.

Aunque sus tres primeros álbumes fueron un éxito de ventas, es el primero (‘Hard Core’, que salió a finales del ’96) el que se convirtió en icónico, siendo relevante comercialmente y también con cierto reconocimiento en las calles. No obstante, en el disco colaboraban nombres de pesos pesados como JAY-Z, Missy Elliot, Jermaine Dupri, Da Brat y, cómo no: Puff Daddy.

Luego su éxito fue mucho más mainstream, pero musicalmente nos quedamos con ese primer trabajo.

Lil Kim vuelve con fuerza en su nuevo álbum ‘9’

La vida de Kim dio un completo vuelco tras la salida del álbum (aunque más concretamente un año antes, cuando fue incluída en el grupo Junior M.A.F.I.A.), puesto que tras la separación de sus padres y graves problema económicos, Kim se vio abocada a dormir un tiempo en la calle.

Pero volviendo al día de hoy, tras varios años de prácticamente silencio musical y, al igual que otras leyendas como DMX, Lil Kim ya convertida en icono de su época decide volver al juego: un poco por volver a tener reconocimiento, otro poco por tener más dinero y otro poco porque es la distancia del tiempo el que te hace pasar de artista consagrada a leyenda.

Además, de camino deja de dar que hablar sobre disputas, peleas y líos judiciales que la han tenido en titulares durante años. El tema de las operaciones de estética es asunto suyo y de nadie más.

Y de ese modo, Lil Kim volvía a la carga en un álbum llamado ‘9’ y nos picaba tanto la curiosidad que no podíamos sino reproducirlo y ver de qué modo había vuelto la diva de Bad Boy Records, ahora bajo otros sellos. Con una estética actual, quizás imaginábamos un sonido más clásico con el que contentar a sus fans de toda la vida, pero parece que la de Brooklyn ha estado al día musicalmente y ofrece un disco bastante contemporáneo.

Sintetizadores, sonidos ambientales y líquidos, baterías digitalizadas y poco agresivas y raps y canturreos. Lo curioso no es solo que Kim haya salido con un sonido tan de ahora, sino que haya conseguido que suene tan bien. Al empaque del álbum ayudan las colaboraciones de Rich the Kid, Rick Ross y Musiq Souldchild, entre otros. No parece este el trabajo de alguien que ha estado descentrada de la música o desubicada en cuanto a influencias.

Nueve canciones para el quinto álbum de Lil Kim y el primero en casi quince años.  Un larga duración en que destacamos ‘Pray For Me’, pero que recomendamos oír entero y en orden, porque funciona bien como un todo.

Lil Kim ha querido recuperar su trono con estos nueve cortes (dice que luego vendrá la segunda parte con otros nueve) intentando acercarse musicalmente a la gente más joven, y ya veremos si lo consigue o no.

El disco está logrado en esos términos, sus raps siguen siendo buenos aunque nos hubiera gustado algún guiño a sus orígenes para tener contento a todo el mundo. Quien tuvo, retuvo.


Para estar al día de todas las novedades musicales, no te pierdas en Spotify nuestra playlist #LoMejorDeLaSemana.

1 1571592116 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente "Nosotros" (Us): lo que pudo ser y no fue, al ritmo del 'I got 5 on it' de Luniz
Anterior → The Game deberá pagar 7 millones por una apelación de abuso sexual