¿Ha llegado la hora de enterrar definitivamente a «Los Simpson»?

Cuando en 1989 se estrenaron «Los Simpson» , con ellos llegó toda una revolución en la televisión a nivel mundial. Y, aunque desde dos años antes ya se habían lanzado como cortos en «El show de Tracey Ullman», fue la serie tal como hoy la conocemos la que significó un antes y un después a muchos niveles.

En realidad, no inventaba nada nuevo. La animación para adultos era un hecho desde décadas antes en Japón. Además, lo de la familia disfuncional también existía en las sitcoms en modo y forma muy parecidas. Fue la mezcla de todo ello: las referencias culturales, la mala leche que destilaba -hablo en pasado- y la sensación de que, por fin, un producto comercial y accesible nos trataba como a seres inteligentes lo que acabó convirtiendo a la serie en un éxito histórico.

Un cóctel de cameos y cultura pop

Los cameos en las voces y como personajes en la serie, las menciones a la cultura pop, el humor más gamberro y un entorno familiar en que -con sus más y sus menos- todos nos podíamos identificar convirtieron el experimento de Matt Groening en un fenómeno no sólo de audiencias, sino también en ventas de licencias y similares.

De hecho, hasta el vídeo de ‘Black Or White’ de Michael Jackson -el vídeo musical más visto simultáneamente de la historia de la televisión- terminaba con Bart Simpson en pantalla. «Los Simpson» estuvieron durante años, décadas en todas partes y sirvieron como estímulo a que muchos otros creadores pudieran dar luz verde a sus proyectos de animación.

De esa manera, series como «Padre de familia», «Bojack Horseman», «Rick y Morty», «South Park», «Big Mouth», «King of the Hill», «F is for Family» o «Bob’s Burger» pudieron ver la luz. «Los Simpson» no solo fueron un incentivo creativo, sino también la prueba de que la animación para adultos era viable económicamente. En ese momento, ya estaba muy lejos de ser algo así como un experimento creativo en Estados Unidos o Europa.

¿Han sido ‘Los Simpson’ superados demasiadas veces?

Sin embargo, con la llegada de todas esas series que cogieron sus virtudes y le dieron una vuelta de tuerca, vimos como muchos de esos productos que se inspiraban directa o indirectamente en ‘Los Simpson’ superaban a la propia obra en que se basaban.

El descaro, lo imprevisible y la influencia pop de «Padre de familia», la parodia de lo más icónico de la sci-fi de «Rick & Morty’ o la ironía y la sensación agridulce de «Bojack Horseman» hace años que superaron la calidad -a cualquier nivel- de «Los Simpson». Pero no solo por la superior disposición de las otras series mencionadas, sino también por el bajón de calidad de la creación de Groening desde hace demasiadas temporadas.

bojack - ¿Ha llegado la hora de enterrar definitivamente a "Los Simpson"?

No deja de ser curioso que series nacidas como inspiración pura y dura de «Los Simpson» como «Padre de familia» -y un poco en menor medida «F Is for Family»- hayan acabando adelantando por la derecha y dejando a años luz al producto que les motivó a nacer.

En las últimas temporadas de nuestros amigos amarillos denotamos demasiada pereza, demasiada previsibilidad, demasiado ir a lo seguro -la eliminación de Apu de la serie fue muy dolorosa- y demasiada fórmula agotada.

Quizá hace años que llegó el momento de decir adiós a «Los Simpson», una serie a la que seguimos viendo por comodidad, como a una novia cuando la relación ha muerto. Sí, quizás es hora de no volver a pisar Springfield.


¿Queréis saber todo lo que ocurrió en la final nacional de la Red Bull Batalla de los Gallos? No os lo perdáis. 

1 1563231352 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente A$AP Ferg, MadeinTYO y su 'Wam' apoyan la nueva campaña de Revlon
Anterior → Reivindiquemos hoy, mañana y siempre "El Principe de Zamunda"