fbpx

«Makaveli» y aquel extraño y oscuro álbum póstumo de Tupac

A estas alturas de la película, todo el mundo sabe que Tupac Shakur fue uno de los mejores rappers de todos los tiempos. Su estilo para rimar, su característica voz, su perfecta pronunciación y su cultura general y mensaje social (mezclado con la glorificación del estilo de vida gangsta), lo convirtieron en un icono en su época y en un mártir después.

Por si fuese poco, Shakur fue un gran actor. Hay gente que sencillamente nace con talento.

La cosa es que, muerto y convertido en mito, cuando lo lógico era explotar el nombre de Tupac Shakur que había sonado hasta en Marte, el primer disco póstumo salió a la venta bajo el pseudónimo de ‘Makaveli’ (claramente inspirado en Nicolás Maquiavelo). El extraño nombre elegido, la portada con Tupac crucificado, el título de la teoría del séptimo día… Todo nos sonaba chocante e interesante a partes iguales.

Makaveli, alter ego de Tupac y ‘The Don Killuminati: The 7 Day Theory’

Aunque dos de los tres singles elegidos (‘Toss It Up’ y ‘To Live & Die in L.A.’) podían dar una imagen accesible, lo cierto es que ‘The Don Killuminati: The 7 Day Theory’ es un álbum sufrido, críptico y extraño en el que incluso podemos oír la frase «Suge shot me» de fondo en un tema.

Si ‘All Eyez On Me’ era una especie de celebración del estilo de vida más gangsta, ‘The Don Killuminati’ era un disco mucho más pesimista, fruto de las presiones y los demonios interiores (y exteriores) de Shakur.

La mayoría de producciones a cargo de QDIII (hijo del legendario Quincy Jones y cuñado de Pac en esa época) fueron justo lo que necesitaba el artista para recrear esos paisajes emocionales. Entre los que no faltan los insultos explícitos e implícitos a Biggie, Puff Daddy, Mobb Deep, JAY-Z y Nas (aunque con este último se arreglaron poco antes de su muerte).

‘The Don Killuminati’ ni siquiera es un disco póstumo de Tupac a decir verdad, si es cierto que salió solo tres meses después del asesinato del artista, pero fue grabado conscientemente como álbum completo en agosto del 96.

Y se nota claramente si oímos el disco entero y en orden, casi se trata de una experiencia o un álbum conceptual. Entre la desesperación, los gritos de atención, la oscuridad y el inmenso talento.

Como era de esperar, el disco se vendió como rosquillas (quizás menos que si hubiera llevado el nombre de Tupac en la portada), pero llegó arriba en las listas de Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Alemania o Suecia.

‘The Don Killuminati: The 7 Day Theory’ es el mensaje en forma de álbum de un artista con tanta valía como atormentado y angustiado, las horas más oscuras del «Live by the gun, die by the gun».


Hemos analizado ‘The Appetition’, el nuevo álbum de Raekwon de Wu-Tang Clan. Échale un ojo aquí.

1 1581510707 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente "Seasons": la vida de Justin Bieber vista desde dentro
Anterior → Nicki Minaj explica por qué nunca ha colaborado con Kendrick Lamar