¿Cuál es de entre todos el mejor disco de Michael Jackson?

Decía Beyoncé en el documental «The One», que ‘Off The Wall’ (1978) era su disco favoríto, y del mismo modo por muchos críticos está considerado el mejor disco de Rythm and Blues de la historia, la cosa es que Michael Jackson evolucionó tanto musicalmente hasta encontrarse a sí mismo que cada uno tiene una respuesta diferente.

El álbum que mencionaba la diva del pop y esposa de JAY-Z fue el primero de tres discos producidos por el legendario e histórico Quincy Jones junto a Jackson (si oímos las demos, vemos que el rey del pop lo hacía casi todo). Luego se fueron moviendo a lugares musicales más complejos, personales e interesantes. Y mucho más cuando el pequeño de los Jackson Five también se desligó de Jones para ir más allá, mucho más allá.

Ya en ‘Thriller’ (su siguiente disco), aumentaba el número de canciones escritas por Jackson, y curiosamente esos temas eran los mejores y más recordados del disco. Hablamos de ‘Billie Jean’, ‘Beat it’ o «Wanna be Startin’ Something», absolutos clásicos históricos de la música popular que fueron compuestos, escritos y coproducidos por un jovencísimo Jackson en estado de gracia.

Difícil elegir entre una discografía así

Aun con la producción de Quincy Jones salió a la venta ‘Bad’ en 1987, Jackson ya estaba absolutamente seguro de sí mismo (ya en ese punto era el artista más admirado del mundo) y con una piel mucho más blanca el disco fue aun mejor de lo -mucho- que se esperaba. En Bad encontramos todo lo que nos gustó de ‘Thriller’ y mucho más. Melodías en bloque, estribillos pegadizos y todos los tics de Jackson en un disco tan maravilloso como accesible y completo.

Cuatro años después (y la espera se hizo eterna) veía la luz ‘Dangerous’, ya sin Quincy Jones y con la producción principal de Teddy Riley (el genio del New Jack Swing y lider de BlackStreet), entre otros.

El disco era mucho más complejo, oscuro, recargado y completo que los anteriores del artista y vimos claramente cómo debía deshacerse de un conservador Jones si Jackson quería ir más lejos, descubrirse a sí mismo, ir por delante del tiempo y dar lo mejor como músico. El disco está tan sobreproducido (en el buen sentido) y es tan sobresaliente, que casi deja sin aliento.

En 1995 salía ‘History’, el álbum más político, social y personal de Jackson. No en vano acababa de pasar por las falsas acusaciones de pederastia y el de Gary había pasado de ser un idealista a estar mucho más enfadado con el mundo. El resultado fue uno de sus discos más interesantes y maduros, no sólo musicalmente, sino porque exploraba en su letras lugares mucho más sociales, subversivos y críticos con la basura de mundo en que le tocó vivir.

Y en 2001 salió el último disco que el rey del pop (aunque Jackson manejaba tantos géneros que ese título le viene corto) que editó en vida. Invincible es una especie de recorrido de lo mejor de Jackson, aunque probablemente demasiado centrado en contentar a las nuevas generaciones y tocar los sonidos del momento. En temas como ‘Unbreakable’ o ‘Speechless’ vemos su brillantez, aunque nos hubiera gustado ver más al Jackson puro que canciones compuestas por hasta cinco personas.

Es difícil y subjetivo elegir el mejor disco de Michael Jackson, y suponemos que cada uno tiene el suyo, pero lo importante es la increíble y maravillosa evolución de un artista al que se le prohibía escribir sus propias canciones en Motown y que acabó por ser uno de los mejores escritores, compositores, bailarines y productores de la música popular. El álbum favorito de Jackson de un servidor es ‘Dangerous’, pero ¿cuál es el vuestro?


Lejos de Michael Jackson queda Tekashi 6ix9ine, que sigue encontrándose problemas a cada paso que da.

1 1579462514 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente #LoMejorDeLaSemana: Mac Miller cierra el círculo
Anterior → Una chica de 14 años se salva de un secuestro gracias a Snapchat