«Menace II Society»: bienvenidos a Los Angeles de los 90’s

Los noventa fueron el caldo de cultivo perfecto para las películas de pandilleros en Estados Unidos. El auge (o más bien el establecimiento) de la cultura hip hop en el país -y en todo el mundo-, unido a unas diferencias sociales que se proyectaban mediante rimas y una estética aceptada como cool en Europa, hacían que fueran un gran negocio, envuelto como crítica social.

Las producciones funcionaban económicamente en Estados Unidos y eran compradas en el resto del mundo, algunas para cine, alquiler y televisión, y la mayoría para sólo lo segundo y tercero.

Si somos sinceros, más allá de la realidad nada fácil que plantean y por lo tanto su labor social, sólo algunas de esos filmes son rescatables a día de hoy como buenos ejercicios cinematográficos, y una de esas películas es «Menace II Society».

Una pequeña película que el tiempo ha dejado en su lugar

Los hermanos Albert y Allen Hughes (que posteriormente han tenido una decente carrera en la industria) dirígían con un saber hacer impresionante para una ópera prima una película que nos impactaba en su día y que sigue siendo recordada por los amantes del género.

«Menace II Society» cuenta una historia que nos suena a ya vista: un joven negro de un suburbio de Los Angeles vive con sus abuelos porque sus padres son un traficante y una drogadicta respectivamente. Mientras es educado en valores morales y éticos, la vida al bajar a la calle es todo lo contrario, y el joven no dudará en aprovechar una oportunidad para salir del ghetto, aunque eso suponga que todo salte por los aires.

Una historia común de este tipo de películas (en la que he intentado ni rozar los spoilers) y que sin embargo está dirigida con brío y seriedad e interpretada correctamente por Tyrin Turner, Larenz Tate y Jada Pinkett (antes de ser Jada Pinkett Smith).

Con cameo del legendario MC Eiht y la breve aparición de un entonces casi desconocido Samuel L. Jackson, «Menace II Society» es una dignísima película que por momentos casi mejora a «Los chicos del barrio» de John Singleton (RIP).

Y es que, si este filme no supera a su más directo competidor, es por ciertas carencias fruto de su bajo presupuesto, insuficiencias que son compensadas con el gran trabajo de los directores y los detalles de una historia fácil grosso modo y más rica en el detalle.

Una película dura y sobria fruto de un tiempo en la que encontramos ciertos elementos de parodia para hacerla más dinámica. La típica historia del ghetto que hemos visto una y otra vez pero con un poco más de talento a sus espaldas. Una cinta que pasó sin pena ni gloria por algunos países y que, sin embargo, el tiempo ha acabado dejando en el lugar que se merece.

Si lo tuyos son las ghetto movies, la habrás visto mil veces. Si te estás adentrando ahora en subgénero, estamos seguros de que no va ser una hora y media perdida. Bienvenidos al ghetto de Los Ángeles. Bienvenidos a «Menace II Society».


Si te quedas con ganas de más, te damos aquí algunos motivos para ver «In The House», la serie de LL Cool J.

1 1566500032 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente ¿Cómo se crea un sello?: entrevistamos a David Patrón, CEO de DirtyBusinessTrap
Anterior → Entérate de todos los detalles de los próximos MTV VMAs 2019