El día que Michael Jackson cambió (por primera vez) la historia de la música

En pleno 1983 la discográfica Motown había pasado de ser la gallina de los huevos de oro comercializando una música negra de calidad pero accesible a nivel mundial a un plantel de viejas glorias con el status de leyendas absolutas.

De esa manera, cuando el jefazo Berry Gordy quiso juntar a sus mayores iconos para el especial de televisión de los 25 años de historia, estarían ni más ni menos que los Temptations, los Four Tops, Marvin Gaye o Diana Ross y las Supremes. Pero no podía faltar alguien que, unos años atrás, había cambiado de discográfica a Sony -precisamente por la libertad de poder escribir y producir sus propias canciones-.

Hablamos ni más ni menos que de Michael Jackson.

Michael Jackson, ese genio creativo

El pequeño de los Jackson había pasado de ser una genial promesa de Motown a la estrella más prometedora del mundo. Y, aunque ya ni siquiera perteneciera a la discográfica originaria de Detroit, (el propio nombre viene de «Motor Town»), Gordy sabía que, si quería tener los ojos del mundo sobre su especial de televisión y sobre sus nombres propios, debía convencer a Michael Jackson (ya un muchacho de veinticinco años) de que actuara en su gala, que emitiría la NBC.

El magnate llamó al que una vez fuese su artista y le dijo que le gustaría que se juntara de nuevo con sus hermanos y cantaran un medley de los hits de los Jackson 5.

Michael se negó, principalmente por querer estar mucho más centrado en su figura como estrella adulta que en su pasado como niño prodigio.

Gordy insistió e insistió hasta que a Michael se le encendió (una vez más) la bombilla: si ese especial iba a ser uno de los programas más vistos del año, podía apuntarse un tanto. El rey del pop le dijo al dueño de Motown que actuaría con sus hermanos de nuevo (incluido Jermaine, que no se había ido a Sony con el resto porque estaba casado con la hija de Gordy), a cambio de que al final le dejara interpretar una de sus canciones nuevas.

Y llegado el 25 de marzo del ’83, los Jacksons se subieron al escenario e interpretaron ‘The Love You Save’, ‘Abc’, ‘I Want You Back’, ‘One Day In Your Life’ y la preciosa y atemporal «I’ll Be There».

La jugada de MJ para el 25º aniversario de Motown Records

La actuación fue espléndida, y Michael destacó por encima de todos de una manera absolutamente llamativa con su voz, sus bailes y su carisma especial.

Terminado el repertorio de los Jacksons, los hermanos salieron del escenario y Michael dijo las siguientes palabras a un público excitado:

Esos fueron los buenos viejos tiempos, me encantan esas canciones y fueron momentos mágicos con todos mis hermanos incluyendo a Jermaine. Me encantan esas canciones, pero especialmente me gustan las nuevas.

Michael se situó en el centro del escenario, se puso el sombrero negro, comenzó el bombo y la caja de ‘Billie Jean’. Y tal como el de los Jackson empezaba a moverse, el mundo entero se dio cuenta de quién sería el amo y señor de la industria de la música.

Nunca se había visto a un artista bailar de ese modo, fundirse con los instrumentos en una canción que él mismo había escrito, compuesto y coproducido. Pero el momento álgido estaba por llegar: en un respiro de la letra, Michael se puso en posición e hizo el ‘Moonwalk’ y el público no podía creérselo.

Jackson estaba andando hacia adelante pero se movía hacia atrás y al terminar daba varias vueltas sobre sí mismo y se ponía de puntillas sobre sus mocasines negros. Acababa de nacer el mito.

Comentaban todas las leyendas de la música negra (y allí estaban todos, desde Smokey Robinson a todo el plantel de Motown) que se miraban unos a otros diciéndose «hemos terminado, el futuro es de éste chico» y justo así fue.

También recuerdan Beyoncé, Missy Elliot o Mary J. Blige que ese lunes en el colegio ningún niño hablaba de otra cosa que no fuese Michael Jackson, que con un guante, unos calcetines de lentejuelas y un sombrero, había cambiado la historia de la música por primera vez en su vida, aunque vendrían muchas otras.

Un año después, Michael realizó el videoclip de ‘Thriller’ y volvió a romper por completo la industria musical con un clip de catorce minutos dirigido por John Landis. A eso le seguirían giras mucho más espectaculares que las del resto de artistas, coreografías a años luz de los demás, discos en los que cada tema podría ser un single número uno y mil detalles más…

Pero esas son otras historias que iremos contando. Larga vida al rey.


Para entender mejor a Michael Jackson, saber más de su relación con su padre te ayudará a encajar mejor las piezas del puzzle. Te dejamos por aquí todo lo que necesitas saber.

1 1544994091 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente La Vendición Records estrena temporada Otoño/Invierno
Anterior → #LoMejorDeLaSemana: SCH, Israel B, Dellafuente y mucho más