Nintendo lanza el mando de la SNES compatible con Nintendo Switch

Joder. Qué manía han cogido las compañías de videoconsolas de echar la vista atrás en el pasado. Por un lado, se puede ver como un guiño a sus primeros jugadores, esos que no entienden muy bien los actuales modelos de negocio de la industria del videojuego. Por otro lado, puede ser que, simplemente, se han quedado sin ideas.

Sea como sea, cualquier producto nuevo siempre será recibido con los brazos abiertos por todo gamer que se precie. Tras presentar hace algún año la SNES Classic, en esta ocasión, Nintendo quiere probar a coger del pescuezo al pasado y traerlo hasta nuestros días una vez más.

Para los jugadores clásicos

¿Qué os parece la idea de jugar con el mando de la SNES a los títulos que ofrece la Nintendo Switch en su catálogo de clásicos particular? Pues eso es lo que ofrece la compañía japonesa como un pequeño obsequio para todos aquellos que pagan religiosamente su suscripción.

Porque, claro, no penséis que todo el mundo puede acceder a esta reliquia en forma de mando. Por desgracia para el grueso de su público, solo tendrá acceso a dicho controlador toda esa gente que paga la suscripción a Switch Online. Así que nada, si queréis jugar con esto, vais a tener que pagar un buen precio -en caso de no tener activado el online, claro está-.

¿Por dónde se conecta el mando? Bueno, no será necesario. El controlador es inalámbrico y, para cargarlo, lleva incrustado un puerto USB con el objetivo de facilitar la tarea.

El precio actual del producto es de 30 dólares. Sin embargo, desde el momento de su lanzamiento, se han agotado todas las unidades de stock, por lo que habrá que esperar un poco para conseguir el vuestro. De hecho, de momento está disponible en Estados Unidos y Japón. No tardará mucho en llegar al viejo continente.


El año pasado, Nintendo Switch lanzó su propio catálogo de juegos de SEGA.

1 1568810597 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Tyler, The Creator sufre por amor en el clip de 'a boy is a gun*'
Anterior → "After Porn Ends": ¿qué hacer cuando se acaba el porno?