Logo de The MedizineLogo de The Medizine

3 películas que Marvel quiere que olvides que existen

Por JD Romero / 28/12/2019
3 películas que Marvel quiere que olvides que existen

Puede que a nivel cinematográfico, Marvel sea a día de hoy la compañía con una imagen más impoluta del mundo, pero no siempre ha sido así.

La casa de las ideas siempre fue pionera en el mundo del cómic, yendo un paso más allá y ofreciendo no solo las mejores historias, sino siendo primeros en darle tanta importancia a la persona y sus problemas, como al héroe en que se convierte. Algo que le debemos al talento de Stan Lee, entre otros.

Aunque DC Comics (Batman, Superman, Green Lantern o Wonder Woman) siempre ha estado ahí, pisando cerca y ha editado algunas obras maestras inequívocas como «La cosa del pantano» o «Watchmen» de Alan Moore, quizás Marvel ha sabido darnos más razones a lo largo de los años para ser nuestra favorita. Claro que eso es sólo una opinión subjetiva.

Marvel pasó por etapas económicas realmente malas

Pero aunque Marvel haya estado a nuestros ojos siempre arriba en cuanto a cómics (no vamos a enumerar la lista de personajes que pertenecen a sus filas), no siempre estuvieron saneados económicamente, y la prueba es que en diferentes momentos se vieron obligados a vender licencias para cine de sus personajes a compañías menores. Cosa de la que ahora se arrepienten.

Y tanto es así que hay una serie de películas de personajes Marvel que la compañía ha intentado borrar de nuestro recuerdo y que son la prueba de que no cualquier tiempo pasado fue mejor. Hoy desde The Medizine nos gustaría volver atrás y traer de vuelta tres largometrajes de personajes Marvel que a Disney le gustaría pagar por borrar para siempre del mapa.

1. «Los cuatro fantásticos» (Oley Sassone, 1994)

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Una película de 1994 que parece de 1984, y más si la comparamos con Batman de Tim Burton que se hizo casi cinco años antes.

Pura serie b pero con unos personajes ultraconocidos bajo la batuta del siempre cutre Oley Sassone. No hay nada positivo que destacar en ella, aunque la bazofia que hizo con el mismo grupo de héroes Tim Story en 2005 tampoco lo mejora.

2. «The Punisher» (Mark Goldblatt, 1989)

¡Suscríbete a The Medizine TV!

De bajo presupuesto, con demasiadas licencias propias y libertades creativas, pero se deja ver.

Una cinta oscura y de serie b en que las intenciones eran mayores que los medios y eso se nota en que es una cinta hecha con mimo y cierto tesón. Simplemente aceptable, a lo que ayuda sobremanera el carisma de Dolph Lundgren.

3. «Capitán America» (Albert Pyun, 1990)

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Probablemente la adaptación más vergonzosa de las tres aquí mencionadas, que ya es decir.

No solo no hay presupuesto sino que no somos capaces de ver talento ni empeño en ningún momento de la película. El siempre cutre Albert Pyun se encargó de la cinta e hizo lo que sabe: poco y mal. El Capi entró en el mundo del cine de la peor manera posible.


A la gente de Marvel les conviene saber tanto de marketing como a JAY-Z: aquí algunas lecciones que aprendimos de él.