Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Las peores adaptaciones de videojuegos al cine

Por JD Romero / 07/05/2020
Las peores adaptaciones de videojuegos al cine

Era lógico y así fue. Tal como el mundo de los videojuegos caló lo suficiente entre la juventud (o la sociedad en general) como para que sus personajes y universos se convirtieran en iconos -como los de los cómics o la literatura-, Hollywood se lanzó a por ellos para producir sus adaptaciones al cine. Con desiguales resultados.

Y no hay nada malo en ello, si no fuese porque la mayoría de producciones que han realizado sobre el tema dejan bastante que desear. Cuando se trata de adaptaciones de videojuegos al séptimo arte la cosa tiene dos puntos negativos: uno que nunca será bueno que un largometraje no tenga calidad, y dos la tremenda decepción que significa para los fans del juego. No se trata de lo mejor de los dos mundos, sino de lo peor de los dos mundos.

Y como prueba de ello hoy no toca hablar de buen cine, sino de todo lo contrario. Si hay muchas pésimas adaptaciones de videojuegos al mundo del largometraje, aquí las peores entre las peores. Eso sí, no hace falta que las veáis… o hacedlo bajo vuestra responsabilidad.

«Super Mario Bros» (Annabel Jankel & Rocky Morton, 1993)

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Que no te engañe el hecho de que los actores principales sean Bob Hoskins, John Leguizamo y Dennis Hopper, «Super Mario Bros» es la película con menos sentido de la historia.

Quitando (un poco) los primeros minutos, entrarás en un despropósito y una cinta sin pies ni cabeza en la que cualquier parecido con el videojuego al que supuestamente representa es pura casualidad. No sabemos quién dio luz verde a esto.

«Resident Evil: Venganza» (Paul W.S. Anderson, 2012)

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Todas las películas de Resident Evil (las de actores reales) son entre malas y muy malas… y Venganza es la peor.

El habitual Paul W.S. Anderson dirigía más de lo mismo pero bajando el listón en un largometraje en el que ya nos es difícil encontrar algo bueno a lo que agarrarnos.

«Mortal Kombat: Aniquilación» (John R. Leonetti, 1997)

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Secuela de la primera entrega y aun peor a todos los niveles, que ya era decir.

Dirección nefasta, guión inexistente, malas coreografías, actuaciones lamentables… de lo malo lo peor. Hay que verla para saber el nivel de cutrez del que hablamos.

«Alone in the Dark» (Uwe Boll, 2005)

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Uwe Boll estuvo considerado durante muchos años el peor director del mundo (algo así como el Ed Wood de nuestra era) y en Alone in the Dark lo vuelve a demostrar. Una premisa interesante para una cinta en la que no se salva nada.

Tampoco ayuda el hecho de que los actores elegidos estuvieran ya en absoluto declive.

«House of the Dead» (Uwe Boll, 2003)

¡Suscríbete a The Medizine TV!

De nuevo Uwe Boll para una franquicia diferente de videojuegos, y no hay mucho más que añadir. La dirección no ayuda en nada a la historia (realmente no sabemos como este tipo se pudo dedicar profesionalmente a esto), pero tampoco el guión, los diálogos, el ritmo o los actores.

Una desgracia para los fans del videojuego (y para los que hemos tenido la mala idea de verla para opinar).

Era mejor quedarse con la duda.

«Street Fighter: La última batalla» (Steven E. de Souza, 1994)

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Un casting relativamente acertado con Jean-Claude Van Damme, Raul Julia o Kylie Minogue no ayudaba a levantar este absoluto bodrio. Normalmente seleccionada (además) como una de las peores películas de los noventa, y con razón.

Aparte de la caracterización no hay nada que salvar aquí.


Y para quitarte el mal sabor de boca puedes ponerte las cinco mejores canciones de Method Man.