Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Aissa: cuando te la juegas por tus sueños y funciona

Por Oscar Almagro / 10/02/2020
Aissa: cuando te la juegas por tus sueños y funciona

Hoy he salido de la facultad y he escuchado algo que siempre he pensado: «cuando quieres algo de verdad, luchas por ello hasta que lo consigues». Es una frase que parece que nuestro protagonista se grabó el día que nació.

Y es que este chico es de esa gente que escuchas hablar y de lo único que te entran ganas es de salir a la calle a comerte el mundo, de esa gente, que cuando acabas de hablar con ellos piensas: va a llegar adonde quiera.

Si estabas buscando a alguien que oposita a llegar a lo más alto, prepárate para conocer a Aissa.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Seguro que ahora que le has visto ya le reconoces: el chico que se parece a Drake que salía en los vídeos con Hamza Zaidi. Porque sí, el bueno de Aissa fue una estrella de Instagram antes de lanzarse a la música. Sin embargo, lejos de lo que muchos puedan pensar, no es el típico caso de influencer que saca un tema de risas y ya.

Su historia es más bien el caso contrario, no ha utilizado la música como medio, sino como fin, usando las redes sociales como pértiga para llegar a lo que quería. Y lo que quería era esto, petarlo como artista:

Siempre he querido hacer música, pero no he podido, no tenía medios para ello. Vi que mi vecino Hamza estaba llegando alto en Instagram y a mí me gustaba el humor, así que decidí meterme en Instagram para ganarme el pan.

Es por eso que en cuanto tuvo una buena base de seguidores lo volvió a intentar, buscando producciones y filmmakers a cambio de promos en su perfil. Sin embargo, al ver que la gente no se comprometía, decidió apostarlo todo por él y comprarse un estudio propio, aprender a grabarse y mezclarse la voz por sí mismo. Probó con dos temas que más o menos funcionaron y a la tercera fue la vencida, llegó el éxito:

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Aissa lo tenía claro: no tenía muchos medios, así que para su primer clip optó por un one shot, es decir, un vídeo grabado en una sola toma. En esta toma de casi cuatro minutos podemos ver que tiene una soltura fuera de lo normal ante la cámara y una temática totalmente acorde a la canción.

Aissa Aslani: el artista 360º

Si algo tiene claro este madrileño es que no te puedes hacer un nombre en la música actual sólo a base de música, has de tener clips, redes sociales cuidadas, unas letras que encajen bien y una buena estrategia de marketing:

Cuando me meto al estudio a grabar un tema, ya he pensado en el vídeo, en la estrategia que vamos a hacer en redes y en el challenge de TikTok.

Y es que tan importante puede ser el tema en sí como todo lo que le rodea, y eso lo tienen claro todos los artistas que están llegando poco a poco. Como también tiene claro Aissa que es el artista el que se tiene que adaptar a la velocidad a la que va el mundo actual.

Solo así se entiende que en poco más de cuatro meses desde que subiera su primer tema ya haya publicado cinco más, los cuatro últimos con vídeo.

Sé que voy rápido, pero es el ritmo que exige Internet.

Inmediatez podría ser otra de las palabras que definen a este chico. Una palabra que también define su proceso de creación, ya que apenas pasan unas semanas desde que graba en el estudio hasta que finalmente llega a nuestros oídos, al contrario de lo que sucede con otros artistas.

No puedo sacar una canción que he grabado hace un año, no la sacaría con la misma ilusión

¡Suscríbete a The Medizine TV!

«Oh Fuck, We Nice!»: todo un lifestyle

Otra de las cosas que me llamó la atención de Aissa fue que tiene claro cada paso que va a dar. Todo lo que hemos visto hasta ahora de él era algo que ya estaba planificado, y todo lo que va a llegar también. Sabe lo que tiene que hacer:

Quiero ser el artista con más singles de España

Para ello, para llegar a más, tiene a su equipo detrás. Y es que no se entendería la carrera musical de este chico sin sus fieles Lucas Otero y Pol Marfa. Los tres forman ‘Oh Fuck, We Nice!’, un colectivo que ha hecho que los tres se ayuden los unos a los otros.

Pero OFWN va mucho más allá, y es que para sus creadores, es un movimiento, un estilo de vida, una forma de animar a la gente a que se valore, a que se vea lo bueno de uno mismo. Así lo definían ellos:

Oh Fuck, We Nice! es un movimiento de tres chavales que se están dando de comer. Nace de una filosofía, es ese momento en el que estás empanao’ y piensas: «Oh Fuck! We Nice». Tienes que darte cuenta de que vales.

Humildad y ambición, las claves de Aissa

Si hay dos cosas que caracterizan a Aissa son su humildad y su ambición. Características que son vitales en un artista que quiere llegar lejos. Estas dos virtudes quedaban reflejadas en una frase de esas que repetía todo el rato:

Llevo cuatro canciones, no soy nadie, pero tengo clara la visión.

Pero no es la única muestra de humildad que dejó. Y es que tiene claro que, si llega alto, lo primero que va a hacer es devolver todo aquello que la gente le ha dado, que le ha ayudado a estar donde está hoy:

Me encantaría poder abrir un estudio en el barrio, que los chavales que quisieran hacer música llegasen, se apuntasen y se grabasen unos temas.

Por otro lado, está la ambición, el estar cien por cien seguro de que quieres llegar lejos y que estás dispuesto a darlo todo por ello. Por eso mismo «se la ha jugado»:

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Hasta dónde será capaz de llegar Aissa es todavía un misterio, pero está claro que alguien con unos valores así de férreos y tantas ganas de crecer y superarse tiene muchas posibilidades de terminar comiéndose el mundo. Solo el tiempo dirá cuánto tardará en llegarle el reconocimiento que merece.


Aleesha es de esas artistas que se la juegan una y otra vez. Su último clip es ‘Cógeme’.