Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Todo el bien y el mal que Bad Boy Records y Diddy hicieron a la industria

Por JD Romero / 14/02/2021
Todo el bien y el mal que Bad Boy Records y Diddy hicieron a la industria

El talento de Sean Combs (Nueva York, 1969), Puff Daddy, P. Diddy o Diddy es inconmensurable, y también lo es su incansable energía para el trabajo.

Tanto es así, que cuenta la leyenda que lo despidieron de Uptown Records por hacer su trabajo y también el de los demás. Sus propios superiores se vieron amenazados y lo echaron antes de que acabara ascendiendo y dejando a todos por debajo.

¿Podemos decir que la contribución de Diddy al rap ha sido positiva o negativa?

Como cualquier buen emprendedor que se precie, Combs no se vino abajo, y usó los malos momentos como combustible para transformarlos en buenos. Tras haber sido despedido, creó Bad Boy Records, que llegó a ser una de las discográficas de rap y R&B que más facturaron en los noventa. Algo que no era fácil, ya que en aquella época se dio el boom mundial en cuanto a música negra se refiere.

Y lo hizo a base de contar con Notorious BIG, Faith Evans, Craig Mack, Total, 112, Mase, Mario Winans, The Lox, Carl Thomas, Shyne, Dirty Money, Da Band y muchos más entre sus filas.

Es decir: encontraba el punto perfecto en vender música negra y urbana pero hacerla lo suficientemente accesible —sin perder la autenticidad— para llegar al público mayoritario. Incluso él mismo cuando se metió a rapper fue capaz de vender millones de discos y de crear hits que siguen sonando.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Combs se hizo de oro y también hizo ricos a muchos de sus artistas, pero el precio quizás ha sido alto. Su obsesión con el dinero y con meter el rap y el R&B en cada casa —en base a suavizarlo— hizo que ambos géneros se convirtieran en globales, pero también inició una moda que acabó por pervertir la propia base de la música. Y nunca hubo vuelta atrás.

Diddy y Bad Boy Records fueron grandes responsables en la viralización del hip hop

Tal como Bad Boy Records iba dando pasos, moderando su música y haciéndose más fuerte, el resto de discográficas hacían lo mismo para no quedarse atrás. ¿El resultado? la viralización completa del rap y el R&B y a su vez su prostitución más a absoluta.

Llegado un momento, casi cualquier cosa valía para ganar más dinero. Y de ese modo vimos a Fat Joe colaborando con Ricky Martin, por poner un ejemplo rápido, pero descarado y explícito.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Muchas veces, cuando miramos el panorama actual con la música negra y urbana absolutamente desesperada por hacer lo que sea y como sea por llegar a la gente (y con la calidad de la música como última preocupación de los artistas), debemos volver atrás e intentar analizar cómo hemos llegado a este punto.

No es que Diddy sea el culpable, pero sí fue uno de los primeros en endulzar tanto la música que amamos, que la industria discográfica entera se tiró al mismo charco. No en vano, las discográficas son corporaciones para atraer la mayor cantidad de dinero posible, aunque suponemos hay un término medio —del que nadie ha parecido preocuparse— entre la música de calidad, las ventas y el rédito económico.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Diddy y Bad Boy Records nos trajeron a Christopher Wallace aka Notorious Big, o lo que es lo mismo: el mejor rapper de todos los tiempos. Pero su obsesión con el dinero, el éxito y el arribismo acabó (con ayuda del resto de la industria) por diluir la pureza del género que amamos. O quizás simplemente estoy siendo demasiado purista y conservador.

A lo mejor, como decía Bob Dylan, la respuesta está ahí: volando con el viento.