Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Big Lurch: asesinato y canibalismo en la historia del rap

Por JD Romero / 15/03/2021
Big Lurch: asesinato y canibalismo en la historia del rap

Si llevas toda la vida oyendo rap estarás hecho a todo tipo de historias de violencia: asesinatos, robos, entradas y salidas de prisión. Hasta el punto de que uno casi acepta este tipo de cuestiones como normales, no en el sentido de justificadas, sino de casi inherentes al género y al contexto en que suceden. Especialmente durante la moda del gangsta rap a lo largo de los noventa.

Por mucho que casi nos hayamos acostumbrados a historias bizarras, ninguna supera a la protagonizada por el rapper Big Lurch. Y es que, y no es exagerado, muchas de las películas de terror que hemos visto a lo largo de nuestras vidas pueden parecer suaves al lado de lo de este artista. Pero vayamos al grano.

Big Lurch: la situación más gore de la historia del rap

Big Lurch (cuyo nombre real es Antron Singleton ) nació en la segunda mitad de los setenta en Dallas, Texas.

Aunque su discografía consta de solo dos álbumes de estudio y varias mixtapes, lo cierto es que el tipo (sin haber sido nunca un rapper de primera división) llegó a colaborar con artistas como Mystikal, Mac Dre, Yukmouth (de los legendarios Luniz), E-40 o Kokane. Es decir, artistas de peso en la industria.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Pues bien, el 10 de abril de 2002 (cuando Big Lurch tenía solo 26 años) mató a su compañera de piso, de 21 años. Pero no solo eso, la policía encontró al artista desnudo en la calle, señalando al cielo y cubierto de sangre (y, según algunos testigos, pulmón en mano). Obviamente lo detuvieron y se lo llevaron .

Lo más estrambótico fue que al analizar el contenido del estómago de Lurch, los médicos encontraron restos humanos de la persona a la que había asesinado. Es decir: había practicado canibalismo con ella. Cuando crees que lo has visto todo, en realidad no has visto nada.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Como era de esperar, el 7 de noviembre de 2003 Big Lurch fue condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Su defensa intentó alegar que estaba mal de la cabeza y que estaba bajo el efecto de las drogas, aunque solo lo segundo resultó ser real y probado.

Para acabar de rematar la historia, los abogados del artista declararon que discográficas como Death Row Records suministraron drogas al artista para que tuviera una actitud más «gangsta» y pudiera vender más discos.

Por supuesto, desde Death Row alegaron que no tenían relación de ningún tipo con este rapero y que esa historia que los culpaba era completamente surrealista.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Singleton sigue encarcelado a día de hoy en la prisión estatal de California, y así será hasta que la muerte venga a recogerlo.

Una cosa queda clara, Big Lurch es protagonista de la historia más rara, gore y fuerte de la historia del rap, y eso da poco lugar a discusión o debate, ¿o no?