Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Un jugador de los Broncos ha sido disparado en un club de striptease

Por N. Warrior / 07/06/2016
Un jugador de los Broncos ha sido disparado en un club de striptease

Hablamos de Aqib Talib, el defensive back de los Broncos. Todo ocurrió hace unos días cuando, según el Dallas Morning News , Talib estaba en una fiesta que se celebraba en un club de striptease de la ciudad de Dallas. No está nada claro lo que pasó y los rumores al respecto van in crescendo: las teorías son varias. Por un lado, se conjetura que pudiera ser que el jugador simplemente se viera involucrado en medio de un altercado donde hubo tiros, con tan mala suerte que uno de ellos le alcanzó -y le atravesó- la parte inferior de la pierna.

Otras teorías defienden que fue un auto-disparo, es decir, que vaya usted a saber por qué, el de la NFL debió sacar un arma que llevaba y se disparó a sí mismo accidentalmente. Bueno, también pudo cogerle el arma a otra persona y auto dispararse, pero eso sería todavía más absurdo. Algunos defienden que hubo más heridos a parte de Aqib Talib, que ciertamente hubo un tiroteo dentro del club. La teoría más conspiratoria sin duda confabula que ese disparo venía de alguien que intentaba atentar contra el jugador. Lo cierto es que, hasta el momento, nadie ha aclarado las circunstancias de la situación, pero en realidad lo más probable fuera que el disparo le alcanzara accidentalmente dentro de un ambiente caótico en el que se vio envuelto sin más. Todavía así, el jugador se ha visto otras veces involucrado en asuntos de armas, pero nunca ha sido juzgado ni condenado por falta de pruebas en su contra.

Sea como sea, el de los Broncos está bien: según los informes del equipo y del hospital, la bala entró y salió por la parte inferior de la pierna y no rozó ninguna arteria o ligamento, tras lo cual solo necesitó unos puntos de sutura. Tanto los médicos como desde el propio equipo aseguran que la recuperación será rápida y que Talib estará preparado para volver al ruedo y defender el puesto que con tanto sudor le ha costado ganar a su equipo muy pronto. Eso sí, el pobre se había comprado un traje de 3.500 dólares para la recepción que Obama prepara para los campeones en la Casa Blanca, y por lo visto se lo va a tener que perder.

¡Qué mal día para un disparo en la pierna! Esperemos que se recupere pronto.