Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Bryce Dejean-Jones de los New Orleans Pelicans ha muerto tiroteado

Por N. Warrior / 29/05/2016
Bryce Dejean-Jones de los New Orleans Pelicans ha muerto tiroteado

Bryce Dejean-Jones, nacido en el 92, ha muerto tiroteado en Dallas a los 23 años de edad. Bryce jugaba en los Pelícanos de Nueva Orleans (New Orelans Pelicans) desde este año, aunque ya jugó el año anterior en las ligas de verano con el equipo. Este febrero había conseguido un contrato con los Pelicans que le aseguraba su puesto en el equipo por varios años.  La policía de la ciudad confirmaba la muerte del jugador el pasado sábado 28 de mayo. Desde el Dallas Morning News , uno de los principales medios de la región, una reportera explicaba lo sucedido: al parecer, Bryce estaba intentando acceder al apartamento de su novia alrededor de las 3 de la madrugada. Al ver que la puerta no cedía, pues se había equivocado de piso pero no se dio cuenta, el jugador de los Pelicans se decidió a derribarla, despertando en plena noche al vecino que vivía en ese apartamento.

El tipo que vivía allí, al escuchar ruidos, cogió su pistola y preguntó -según cuenta la policía- lo típico de las películas (algo así como «¿Quién anda ahí?«), pero al no obtener respuesta, y al ver que un intruso accedía en su habitación después de haber derribado su puerta principal, disparó en varias ocasiones. Dejean-Jones salió corriendo del apartamento tras ser alcanzado por, como mínimo, una bala en el abdomen. Tras eso finalmente tuvo que ser trasladado a un hospital cercano, donde murió tras perder mucha sangre.

Los Pelicans de Nueva Orleans emitieron un comunicado explicando lo ocurrido y donde se lamentan de la pérdida de su recién estrenado jugador: «Estamos desolados por la muerte de este joven con un futuro tan prometedor«. «Nuestros pensamientos están con la familia de Bryce en estos tiempos tan difíciles». A pesar de que la policía de Dallas está investigando lo que pasó, parece se que la historia difundida por los medios está bastante cerca de la realidad. Sea como sea, Bryce ha sido una gran pérdida para los Pelicans y, quién sabe, también para el baloncesto y el futuro de la NBA.