Logo de The MedizineLogo de The Medizine

D’Angelo: auge, caída y levantamiento de un artista genial

Por JD Romero / 16/06/2020
D’Angelo: auge, caída y levantamiento de un artista genial

En una época en que el R&B más comercial era una razón segura para entrar en las listas de ventas, D’Angelo (nacido como Michael Eugene Archer) decidió tirar por un estilo más sencillo, intimista y menos accesible como el neo-soul, del mismo modo que otros/as como Erikah Badu.

Hablamos de la primera mitad de los noventa donde ciertos sonidos te aseguraban éxito, fama y dinero, con lo que había que ser muy genuino para tirar por otros derroteros.

Nacido como Michael Eugene Archer en 1974 en Virgina, la historia de D’Angelo es la de muchos otros artistas de su corte. Hijo de un pastor religioso, influenciado por la música, tocando instrumentos desde niño y ganador del popularísimo concurso de talento amateur del legendario teatro Apollo de Harlem.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Si hay que escribir unos patrones tópicos sobre cómo triunfar en la música negra en Estados Unidos, D’Angelo los tiene todos.

D’Angelo y la música estuvieron unidos desde la niñez

Su aclamadísimo álbum debut ‘Brown Sugar’ y el que le seguiría (‘Voodoo’) lo establecieron como uno de los pocos artistas que son capaces de aunar respeto por las raíces de la música negra, buena capacidad vocal, talento con los instrumentos e incluso ser considerado un sex-symbol (cosa a lo que contribuyó el vídeo ‘Untitled (How Does It Feel)’).

Pero no todo iba a ser un camino de rosas para el de Virginia. Su historia se parece a la de muchos otros, como la del icónico Marvin Gaye, que tuvo un desenlace mucho peor.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Después de este tremendo éxito de público y crítica, D’Angelo comenzó con adicciones a las drogas y al alcohol (más a lo segundo que a lo primero) y entró en depresión casi desapareciendo del mapa.

El resultado fue una pausa musical de casi catorce años, un tiempo eterno para los fans de su música que siempre esperaron algo más pronto.

Tras este hiato de más de una década en que hubo todo tipo de especulaciones, el artista volvió en 2014 (cuando ya casi nadie lo esperaba) con un trabajo llamado ‘Black Messiah’ que fue aclamado por la crítica y que además tuvo buenas ventas. Eso sin llegara sus mejores tiempos, claro está.

Tras una pausa de catorce años, supo volver en forma

Suponemos que a modo de integrarse en los nuevos tiempos tan una pausa tan larga, D’Angelo contribuyó a la banda sonora del videojuego sobre western «Red Dead Redemption 2» con la canción ‘Unshaken’. El tema se reconciliaba con lo mejor de su sonido, es honesta y nos da lo que más nos gusta de su carrera. Todos contentos.

D’Angelo es el ejemplo de artista de talento inconmensurable que ha sido incapaz de lidiar con sus demonios y con una fama desmesurada durante gran parte de su vida.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

El agarrarse a las drogas, el alcohol y dejar la música de lado por un vacío que no sabía cómo llenar. Lo curioso es que muchos de los más grandes artistas narran tener que lidiar con lo mismo, esa sensación de tenerlo todo y tener nada. Parece que D’Angelo ha podido pasar página y ser feliz, solo esperamos que siga por este camino.