Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Lo que de veras significa el divorcio de Kanye West y Kim Kardashian

Por JD Romero / 23/02/2021
Lo que de veras significa el divorcio de Kanye West y Kim Kardashian

Como en tantas otras historias de celebridades, el fantasma del divorcio ha estado sobrevolando tanto tiempo sobre ellos (Kim Kardashian y Kanye West ), que cuando ha sido anunciado formalmente nos quedamos con esa sensación de distancia.

Ese sentimiento de que aún puede pasar casi cualquier cosa y con la deshumanización con la que nos acercamos a las grandes estrellas: casi como si no fuesen personas.

¿Por qué la mayoría de relaciones (y divorcios) de celebrities repiten unos patrones?

Así que esperamos lo peor: detalles escabrosos, polémicas y el eterno show que se da cuando ocurren estas cosas. Y es que no hay mayor deporte en Estados Unidos que subir a una persona (en este caso a dos) hasta la estratosfera para luego tumbarlo a pedradas y recordarle (y recordarnos) que al fin y al cabo es un humano como nosotros. Algo tan triste y lamentable como la seguridad que tenemos de que va a ocurrir.

Pero el enésimo divorcio en la estratosfera confirma muchas cosas. Por un lado, la —triste— importancia del ego, el poner la carrera por delante del otro. Por otro, las demás cuestiones, que se resumen en que el combustible que hace funcionar a una persona a ese nivel (atención de los fans, buenas críticas, dinero o hacer historia) acaban siendo una prioridad mucho más importante que la felicidad de la otra persona y la conservación del núcleo familiar.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Luego está la necesidad de más y más estímulos. Cuando uno lleva años con fama y dinero al máximo nivel, su necesidad de estimularse continuamente para ser feliz está bajo unos estándares tan altos que acaba por desmotivarse rápido de cualquier cosa que para nosotros podría ser la felicidad absoluta de por vida. Parece como si ya, al tener la conquista uno del otro, ya demostraron a sus egos lo que necesitaban y ya hay que pasar a lo siguiente.

Es por ese cúmulo de cuestiones que la mayoría de matrimonios entre celebridades duran poco y acaban como el Rosario de la Aurora. Las necesidades personales están tan amplificadas y son tan hiperbólicas que la felicidad por estar con el otro acaba cuando ha cumplido su función a la hora de alimentar un ego que no se conforma con nada.

Cuando se tiene tanta sed, no hay agua suficiente en todo el planeta.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Ahora, tras el anuncio oficial, solo nos queda esperar que el acuerdo sea justo y que sean capaces de dejar de lado sus orgullos en beneficio de sus hijos.

La realidad (conociendo a ambos) será más surrealista de lo que podíamos imaginar, la prensa rosa lo contará multiplicado por diez, se lanzarán cuchillos de todo tipo (podemos apostar) y al final nosotros sentiremos que viéndolos a ellos tampoco se está tan mal aquí abajo.