Logo de The MedizineLogo de The Medizine

«Don’t Try to Understand»: review del documental de HBO sobre DMX

Por JD Romero / 30/11/2021
«Don’t Try to Understand»: review del documental de HBO sobre DMX

Por muy triste que nos pueda parecer, el mundo se dio cuenta de veras del talento de DMX justo cuando se fue para siempre. No es que no llenase conciertos (la gira del aniversario de «It’s Dark & Hell is Hot» fue un éxito) y no fuese considerado una leyenda, pero quizás fue tras su partida cuando se le dio el sitio que se merece como artista.

Y el director Christopher Frierson forma una parte importante de todo eso. Al realizador no se le ocurrió otra cosa que documentar el último año de DMX, desde su salida de prisión a su firma para un nuevo álbum, las amistades del artista, sus adicciones o la reconstrucción de su vida familiar.

De ese modo, y no me gusta desvelar las conclusiones tan pronto en un artículo, podemos decir que «Don’t Try to Understand» (englobado dentro de los documentales de «Music Box» de HBO ) es maravilloso. Lo es porque el producto nos enseña la multidimensionalidad del artista y de la persona: justo como pensábamos (o intuíamos) que era ese tipo llamado Earl Simmons y apodado DMX.

¿Merece la pena el documental sobre DMX de HBO?

Una pieza audiovisual en la que reconocemos a un artista lleno de talento, pero que lucha a cada segundo por intentar tener una vida equilibrada dentro de la locura que puede ser su día a día: contratos, fotos con fans, giras o rodaje de clips musicales y películas.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Una persona maltratada por su propia madre, que intenta cumplir con todos, y que a veces solo necesita huir de las presiones o estar en el único lugar donde parece sentirse cómodo: en su barrio de Yonkers (Nueva York).

Ya saben aquello de «puedes salir del ghetto, pero el ghetto no va a salir de ti», y no se me ocurre una frase mejor para definir al de ‘Ruff Ryders Anthem’.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

«Don’t Try to Understand» es un documental para hacer justicia a la leyenda de DMX, pero también para conocerlo. La fama, las presiones, el dinero, la familia, el alcohol y un hombre quebrado intentando cumplir con todos. ¿Lo mejor? El final con el artista y su familia cantando ‘The Way We Were’ de Gladys Knight & The Pips.

Si no lloras con esa última escena, quizás no te corra sangre por las venas.