Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Earl Sweatshirt cancela sus próximos shows debido a ansiedad y depresión

Por Jon García / 05/06/2018
Earl Sweatshirt cancela sus próximos shows debido a ansiedad y depresión

En la música cada vez estamos viendo más casos que nos entristecen hasta el fondo. Desde pequeños estamos acostumbrados a ver a los músicos como auténticas estrellas de rock, pertenezcan al género que pertenezcan. Creemos que hacen música, la lían en sus habitaciones de hotel, se hartan de drogas y se pasan el día sin hacer nada más que quemar su dinero. Pero son personas, como todos. Y si les pinchas sangran, si les haces daño sienten dolor y como no podía ser de otra forma, también padecen enfermedades, algunas incluso mentales.

El último en confesar las complicaciones que está viviendo es Earl Sweatshirt, quien acaba de cancelar varios de sus siguientes shows debido a que por lo visto padece de ansiedad y depresión. La piedra angular de esta situación ha resultado ser la muerte del poeta y activista político sudafricano Keorapetse Kgositsile, padre del cantante. Earl lleva combatiendo estas dos enfermedades desde la pérdida de su ser querido, y su vida como artista está complicando mucho un tratamiento que consiga llevar al de ‘Death Whistles’ a buen puerto. Así se lo comentaba el representante de Earl a Pitchfork en un comunicado reciente:

Él (Earl) pensaba que sería capaz de actuar en directo, pero simplemente no está preparado aún. A él le gustaría disculparse con todos sus fans y promete estar de vuelta tan pronto como le sea posible.

Sweatshirt ya habló en diciembre de que 2017 había sido un año de puta mierda, del que esperaba que sacásemos muchas, muchas lecciones. Sin embargo, 2018 no parece que haya empezado mucho mejor para él. Esperamos que Earl esté recuperado lo antes posible, y que vuelva a conquistarnos de nuevo con su arte en forma de música. Y a ver si, con un poco de suerte, lo que queda de año transcurre sin más altercados para él, que por el momento ya tiene bastante.


Así es como Kanye West ha confesado los problemas mentales que le diagnosticaron el año pasado, un trastorno bipolar.