Logo de The MedizineLogo de The Medizine

¿Cómo afecta la nueva era digital a los ingresos de los músicos?

Por Alejandro Martín / 10/08/2018
¿Cómo afecta la nueva era digital a los ingresos de los músicos?

¿Alguna vez te has preguntado cuánta pasta genera tu artista favorito en streamings? ¿O quizás cómo esta nueva era digital de la música ha afectado en lo que a sus ingresos se refiere? ¡Qué diablos! ¿Cuántos millones habrá sacado el listillo de Drake tras registrar 10 millones de escuchas por hora con su nuevo álbum ‘Scorpion’? Pues de eso hablaremos hoy, y es que un nuevo estudio muestra toda la verdad acerca de tan brusco cambio.

Digamos que la industria de la música ha dado un salto enorme en estos últimos años con la llegada de nuevas plataformas digitales, las cuales proporcionan la posibilidad de escuchar aquello que más nos guste, donde y cuando queramos. Y es que todo parece asentado, aunque ni hace aún una década desde que acostumbrábamos a comprar CDs y descargar música en plataformas tan rancias como inseguras. Es por ello que el portal financiero Citigroup ha querido desarrollar este estudio , que plasma cómo estos nuevos tiempos han influenciado a los artistas económicamente hablando.

Solo un 12% de los ingresos han llegado a los artistas

Bueno, pues ojo al dato, y es que los artistas han recibido solamente un 12% de los 43 billones de dólares que la industria ha generado en este pasado año 2017. El estudio, llevado a cabo por el analista Jason B. Bazinet, uno de los analistas de dicho portal, indica además que se ha producido en los últimos años un crecimiento o mejora a nivel global y que se debe a dos importantes cambios.

En primer lugar, la preferencia por parte del consumidor de gastar su dinero en una suscripción en cualquiera de estas multiplataformas y no en adquirir el trabajo en físico. En torno a este punto, el medio Business Insider añade que hoy en día el artista recibe una parte minúscula de los crecientes ingresos generados con su música.

El segundo de los cambios consiste en el efecto dominó que produce este primero, ya que los artistas han experimentado una considerable mejora económica en el sector de los conciertos. Ahí es donde el artista es recompensado, por lo que como conclusión sacamos que estos servicios online son el pilar fundamental sobre el que se sustenta el artista, que goza de una oportunidad única para acceder a millones de usuarios, para posteriormente llenar salas y festivales que le hagan recoger lo sembrado.

Queda claro que en cierta manera este cambio de paradigma trae consigo ventajas e inconvenientes, y aunque solo una pequeña parte de lo que se recauda desde titanes como Spotify o Apple Music llegue a los artistas, es momento de reinventarse y reanalizar los objetivos. Lo que dicen de adaptarse o morir, ¿no?


Por cierto, parece que Cardi B lo hace llover hasta sin la ayuda de streamings y es que ha generado 500K en ventas. Toda una pasada.