Logo de The MedizineLogo de The Medizine

La adicción al ‘Fortnite’ está causando ya cientos de divorcios

Por Clara Caamaño / 18/09/2018
La adicción al ‘Fortnite’ está causando ya cientos de divorcios

La página web de divorcios de Reino Unido divorce-online.co.uk ha revelado que el 5% de sus usuarios alegan querer acabar con su matrimonio por culpa del Fortnite y otros juegos online. Además, la misma fuente cita esta causa como tendencia al alza desde comienzos de este mismo año.

Fortnite es sin duda el juego estrella del 2018. Su gratuidad, la gran promoción de los youtubers, el formato multiplataforma y el estilo desenfadado de los personajes, han conseguido enganchar tanto a niños como a adultos. Todo esto hasta llegar al puto de romper parejas sentimentales.

Más de 200 parejas solicitaron el divorcio por culpa del Fortnite

La página web que hizo públicos los datos de su actividad, asegura que más de 200 parejas que solicitaron el divorcio han incluido este juego y otras adicciones similares como una razón para querer terminar con sus matrimonios. El número representa el 5% de las 4.665 peticiones que se han presentado desde el comienzo del año, según la misma fuente.

El documento también afirma lo siguiente:

La adicción a las drogas, el alcohol o el juego aparecen con frecuencia como una de las razones para las rupturas, pero la llegada de la revolución digital ha dado pie a nuevas adicciones. Estas incluyen ahora la pornografía online, los juegos en línea o las redes sociales, así que no nos sorprende que cada vez más gente tenga problemas en sus relaciones por las adicciones digitales

Eso sí, el informe se limita al Reino Unido, por lo que se desconocen los datos en otros lugares del mundo, aunque no sería inusual que esta tendencia se repitiera en la mayor parte de países, ya que Fortnite sigue siendo uno de los juegos en línea más populares del globo terráqueo.


Quien está felizmente casado es Kanye West, además de estar trabajando en multitud de proyectos últimamente, entre ellos, la creación de su propia productora de cine.