Logo de The MedizineLogo de The Medizine

“Gridlock’d”, la genial película en la que Tupac hizo de yonki

Por JD Romero / 08/06/2020
“Gridlock’d”, la genial película en la que Tupac hizo de yonki

En el articulo de «Gang Related» contábamos como Tupac Shakur era uno de los pocos raperos en ser realmente flexibles y válidos como actor, siendo capaz de alejarse del rol de pandillero o chico del ghetto, que consiste básicamente en hacer de uno mismo. Y la cosa es que Pac lo demostró mucho más allá de esa película, también en la que hoy nos ocupa.

Injustamente, cuando pensamos en la carrera cinematográfica de Shakur se nos vienen a la cabeza «Above the Rim», «Poetic Justice» o «Juice» e ignoramos otras igual o más interesantes.

Probablemente lo hagamos precisamente porque en el fondo (aunque sea la prueba de su talento en el séptimo arte) nos gusta ver a Tupac haciendo de Tupac. Para qué vamos a engañarnos.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

«Gridlock’d» (1997) es una de esas películas injustamente infravaloradas del rapper. Dirigida por el relativamente eficiente eficiente Vondie Curtis-Hall (en el que destacamos sus capítulos para la legendaria «Firefly»), la cinta nos cuenta como dos amigos se replantean su adicción a las drogas tras el repentino fallecimiento de la cantante del grupo en el que tocan.

Lo que podía ser una comedia previsible y tontorrona, se convierte (gracias a un estiloso guión) en una más que notable película con dos protagonistas con una química tan extraña como brutal.

Y es que nadie podría habernos dicho que Tim Roth («Reservoir dogs», «Cuestión de sangre», «Pulp Fiction» o el remake de «Funny Games») podría ser la pareja cinematográfica perfecta para uno de los gangsta rappers más conocidos de la historia.

Tupac y Tim Roth, una extraña pero efectiva pareja cinematográfica

«Gridlock’d» es una película dura, con un inmenso mensaje y cuyo sentido del humor hace que sea mucho más accesible, aunque ello no anula la crítica social y el mensaje que incluye.

La película habla sin tapujos sobre la sociedad norteamericana, o más en concreto sobre sus programas de desintoxicación, en los que prácticamente tienes que demostrar que estás limpio para poder acceder. Un sinsentido.

Al igual que con la música, podemos decir que Tupac utilizaba su talento para la denuncia social, en este caso enfocada al lamentable sistema sanitario de Estados Unidos.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Pero más allá de los dos actores y su carisma y química y del juicio que hace sobre tantas cosas que se dan por sentadas en Estados Unidos, «Gridlock’d» es un film que tiene una dirección, un guión y una banda sonora (a cargo de lo mejor de Death Row Records) más que respetables.

Si, como tanta gente, has disfrutado de la filmografía de Tupac y te has saltado involuntariamente esta cinta, te recomendamos que la veas. Y no únicamente como fan de Tupac, sino porque como película ofrece suficientes razones para disfrutarla como tal.

Bienvenido al mundo de la sanidad de Estados Unidos, donde para ayudarte a que dejes las drogas casi te exigen que ya lo hayas hecho.