Logo de The MedizineLogo de The Medizine

“Hermanos y enemigos”: ¿el mejor documental de la historia del basket?

Por JD Romero / 17/03/2021
“Hermanos y enemigos”: ¿el mejor documental de la historia del basket?

Con la amistad ocurre algo curioso: puede ser poderosamente fuerte y a la vez sumamente frágil. Se tarda años en fraguarse y se puede romper por la más pequeña de las cosas. Y eso es algo bastante distintivo del ser humano, es tan emocional que algunas veces es poco práctico y poco inteligente.

Por supuesto, la política es una de las cuestiones que más suelen lograr que se rompan amistades que presuponíamos arraigadas. Puedes tener un millón de cosas en común con un amigo de siempre y la política -mucho más que el fútbol o cualquier otro tema- puede llevarse esa relación por la borda.

Eso, entre muchísimas otras cosas, es lo que narra «Hermanos y enemigos» («Once Brothers» en su título original y estrenado en 2010), el legendario documental producido por la ESPN, dirigido por Michael Tolajian (realizador también de «Q Ball») y englobado en la serie «30 for 30».

¡Suscríbete a The Medizine TV!

¿Qué hace de «Hermanos y enemigos» un documental tan grande?

El largometraje cuenta maravillosamente -y es que estamos ante una obra maestra en mayúsculas- las vidas de Drazen Petrovic y Vlade Divac, dos chicos de Yugoslavia que acaban cumpliendo su sueño más ambicioso: llegar a la NBA.

Pero no todo iba a ser tan fácil como ellos habían pensado, la fragmentación de Yugoslavia acabó rompiendo una amistad que parecía forjada a fuego, y la pronta muerte de Petrovic hizo que sus caminos se separaran para siempre y sin posibilidad de arreglo o enmienda.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

«Hermanos y enemigos» es una absoluta joya atemporal porque perfila la parte vital y motivacional (la llegada a la NBA de dos chicos humildes de la otra punta del mundo), el desarrollo de su amistad desde la niñez, la integración en Estados Unidos, la guerra de Yugoslavia y la separación de ambos y el triste fallecimiento de Petrovic.

Por supuesto, hay numerosísimas imágenes de ambos jugadores haciendo lo que saben y demostrando por qué han sido tan grandes. No en vano, los dos acabaron triunfando en la liga de basket más difícil y competitiva del mundo.

Aunque esta es una historia de amistad, de sueños cumplidos, de llegar a lo más alto, de asuntos que se quedan sin resolver y de cómo la estancia en la tierra puede ser cruelmente breve.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Si has visto «Hermanos y enemigos» sabrás de la grandeza del documental. Si no lo has visto, entonces debes correr a buscarlo y reproducirlo. Da igual que te guste el baloncesto o no, o incluso que lo odies.

Estamos ante una obra magna que atrapará emocionalmente y no te soltará en días. Y eso ni es cualquier cosa, ni ocurre tan a menudo.